Posts etiquetados ‘Simbolos’

SIMBOLOS FASCINANTES

13 de enero de 2008

celtic_cross.gifcruz052.jpgimages.jpgswastika.gifiron_cross.jpgcruz.jpg10856_arrano_beltza_amarillo.jpeg200px-lauburu.jpg

Es notorio que desde tiempos inmemoriales, la Cruz, con sus variados diseños está presente en pueblos y culturas distantes en el tiempo y en la geografía. La Cruz,  hoy símbolo del Cristianismo es muy anterior a la Era cristiana. Las llamadas cruces swastikas y el lauburo, la cruz ansada o egipcia y otras siempre aluden a fuerzas solares y sagradas. Su significado es inherente a su forma o diseño y quienes las adoptan como emblema es porque inconsciente  o conscientemente están en sintonía cos los valores que representan. Mucha gente hoy se sorprende de que las tres cruces máa conocidas, la swástica, el lauburo, y la Cruz latina, que respectivamente han sido y son utilizadas   por el arianismo hitleriano, por el nacionalismo vasco y por el Cristianismo, en el fondo tienen el mismo mensaje, el cual sólo es captado por las personas que tienen la sensibilidad natural adecuada. Concretamente, la swástika es la forma resultante de una cruz griega (de cuatro brazos iguales)  girando hacia la izquierda y trazando en consecuencia una estela, como ocurre en los llamados “molinillos de fuego” de la pirotecnia.  Juann Eduardo Cirlot, experto en simbología, publicó en el siglo XX, un interesante “Diccionario e Símbolos”.

THE SOLAR CROSS

5 de diciembre de 2007

crosses-celtic-22.jpgcelticcross2-celtic-11.jpgThere are many simple geometric symbols that resonate deeply with the human psyche. Examples include the circle, the sunburst, the swastika, various spirals, the cross, and other radially symmetrical designs.

Neuropsychologists have confirmed what Carl Jung intuited a century ago: these basic geometric designs are hard-wired in the human brain, interacting via the visual cortex with symbolic representations buried deep in the regions of the brain where the primal responses to stimuli are rage, awe, and fear.

This helps explains why various symbolic designs exert a fascination over the mind that transcends time and culture. Variants on the most basic symbols were scratched on ivory or painted on cave walls before the dawn of the Neolithic. As prehistoric symbologies passed into historic times, the designs were elaborated and extended, and developed complex cultural and mythological associations to accompany their instinctive fascination.
One such design is known as the solar cross or the sun wheel, and consists of a simple four-part cross overlaid on a circle. As the Indo-European tribes exploded out of Central Asia in the third millennium before Christ, they brought with them the solar cross, using it to represent a wheel on the chariot that carried the sun god across the sky. (*)

The design recurs in many variants across all human cultures. A version known as the Caddo cross was used by prehistoric Indians in what is now the southeastern United States. Other variants on the solar cross can be found in India, China, Africa, and Europe. Pagan versions were merged with the Christian cross in Europe as the continent was converted to Christianity in the first millennium.

Monday, December 03, 2007

—-
(*) According to the Wikipedia entry on the sun cross: (http://en.wikipedia.org/wiki/Sun_cross)
The sun cross, a cross inside a circle, is one of the oldest and most universal religious symbols, and a popular neopagan solar symbol. It is also known as the suncross, solar cross, sun wheel, sunwheel, sun disc.

In neopaganism, the terms sun cross and sun wheel are sometimes also used to refer to swastikas, fylfots and Celtic crosses, understood as cognate symbols.

——-

http://gatesofvienna.blogspot.com/

 

SIMBOLOS Y PODEROSAS RAZONES

25 de octubre de 2007

La fuerza de atracción de un símbolo se
basa en su belleza y simplicidad. Nadie permanece indiferente ante su fascinación.
Wilhem Reich, el hoy olvidado sexólogo judío alemán, que murió en la carcel, en 1957, en USA,

mientras

cumplía condena de dos años, a causa
de sus subversivas ideas, pretendía dar una
interpretación erótica a la llamada cuz
gammada –que él identificaba con el hitlerismo, pese a que su simbolismo es
de significado solar, sagrado

y milenario.
Otros símbolos (iconos, o fetiches, según criterios) son los
senos femeninos, a los que dedicó un libro el
escritor Ramón Gómez de la Serna. También les dedicó un estudio

el médico español A. Martin de Lucenay, exiliado en Mejico.

Siendo su función nutricia evidente, los senos tienen asimismo un

importante pepel erótico a la vez que son una característica

definitiva de la femineidad.
Cuando un hombre ve a una mujer, aparte de su belleza general y dotes
morales, intuitivamente sabe si una mujer es potencialmente
una buena amante y una generosa y prolífica madre.
Por eso los hombres, inevitablemente, miran:
a) los ojos; b) la boca; c) los pechos; d) las piernas; e) el cabello; f) las caderas; g) el cabello;
h) el culo. El orden depende del grado de nobleza o plebeyez del mirón.
G. Tresmontes, 26 de oct. 2007

SíMBOLOS, SU PODER Y SIGNIFICADO

11 de octubre de 2007

hakenkreutz.gifrauchen-verboten.JPGodal_rune.gif4simbolosbig.jpg

Antes de que existiera la escritura, ya existían los símbolos, como lo prueba la arqueología. Su significado es explícito por sí mismo y es tan elocuente como pueda ser la imágen de una flor o del sol.

Juan Eduardo Cirlot, con su diccionario de símbolos, fue pionero en España en el estudio de esta materia. El Cristianismo debe gran parte de su triunfo  a la simplicidad y belleza de la Cruz llamada latina.  Hoy empezamos reproduciendo algunos símbolos excogidos al azar. Observemos que la runa de la vida está superpuesta en un anuncio en contra del tabaquismo en  Alemania. Fue la primera campaña que con el titular de “Rauchen verboten” (“Prohibido fumar”) se hizo famosa antes de la guerra mundial. Después Hollywood impuso la moda del fumar cigarrillos masivamente. Y, hoy, en

2007 lo que está demostrándose ecológico,

inteligente y hasta de buena educación es el no fumar en lugares públicos… El que contamina paga… Algún día las fotografías de la gente de hoy fumando cigarrillos (de tabaco o de lo que sea) se asociarán a las deprimentes imágenes de los fumaderos de opio en la China del siglo XIX. Curiosamente, las llamadas pipas de agua son mucho más dañinas para la salud que los cigarrillos… pero no se dice nada para no ser criticados como “xenófobos”.

(Continuará en Febrero de 2008)


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 255 seguidores

%d personas les gusta esto: