Archive for 20/02/08

RUSIA TAMBIEN ES EUROPA

20 de febrero de 2008

007_2puti-con-cruz.jpg007_3-putin-religioso.jpg

La reciente declaración de independencia de Kosovo ha puesto en evidencia cómo existe una cierta hostilidad de  USA y la Unión Europea contra Rusia y Serbia. Cabe preguntarse por las auténticas razones por las que cierta prensa occidental critica a Putin. Quizás ayude a comprender la situación actual de la sociedad rusa un artículo aparecido en “Panorama Católico Internacional”, del cual hacemos un resumen:

Con la caída del muro Rusia se sumió en la ruina, su pueblo en la pobreza extrema mientras que unos pocos, los ex jerarcas comunistas y algunos oportunistas se enriquecían con los despojos del monumental Estado soviético. La avidez del lujo occidental, (que tan bien ha atestiguado Alexander Solyenitzin), las mafias, industriales, financieras y delictivas lograron poner al Estado ruso en situación de colapso político, económico y militar. Su población comenzó a disminuir notablemente por el hambre, el abandono social, el aborto…” El artículo señala otros hechos relevantes: Crecimiento de la prostitución, Pérdida de territorios, Colapso militar, etc…

Quien más nos ha abierto los ojos sobre Rusia ha sido Vladimir Volkoff, escritor ruso y exiliado que ha fallecido recientemente, habiéndose convertido al catolocismo. Uno de sus últimos libros, El Enviado del Papa, dice Volkoff por boca de su personaje central, quien representa al Metropolita de Leningrado, muerto durante una audiencia con Juan Pablo I, que Rusia es la única nación moderna que puede ser -a la vez que potencia militar y económica- cristiana. Con la suficiente independencia como para no ser avasallada por el globalismo transnacional masónico. Y para eso tiene una condición que ya no poseen otras naciones ex cristianas: un pueblo que asocia profundamente la idea de nación con la de religión. Lo contrario del cacareado laicismo occidental.

Los rusos no conciben la Fe de Cristo disociada de la Nación Rusa. (…).De allí nace también la sociedad entre el Patriarcado de Moscú y la KGB, que tan sutilmente Volkoff explica en su otra novela, La Reconversión, como producto de la idiosincrasia rusa, más fácil de vislumbrar a través del arte que de la observación sociológica o del juicio teológico. En los jerarcas que cooperaron con el comunismo, en muchos de ellos quedaba la Fe. Y en todos los casos, se guardó como un tesoro la liturgia, los ritos, la devoción de los fieles y del bajo clero. Esto está hoy tan vivo como hace cien años.

Recientemente, en una entrevista del Metropolita Nikodim, número dos de la Iglesia Rusa a Inside the Vatican, el prelado da casi como un hecho la restauración de las capellanías militares y de la enseñanza religiosa en las escuelas públicas.” El ejercito y la economía se fortalecen.

También Alexander Solyenitzin, cuando después de 13 años de exilio, regresó a Rusia nos ha hecho comprender mejor cómo es el pueblo ruso. El propio Solyenitzin ha dado su apoyo a Putin del modo más notorio: recibiendo de sus manos el premio oficial del Estado, premio que se negó a aceptar de las de Gorbachov y de Yeltsin.

 


A %d blogueros les gusta esto: