Corromper a “OCCIDENTE”, misión cumplida…

by

Desde siempre las minorías pensantes promueven y condicionan las ideas y comportamientos de la población.  La cuestión radica en si esas minorías son aristocráticas, es decir, representan valores constructivos y positivos ó, por el contrario, persiguen debilitar, corromper y desarmar a la sociedad sobre la que influyen. Hace siglos, sobre todo desde la llamada “revolución francesa”, el mundo occidental está siendo intoxicado con ideas disolventes que, con apariencia de ser generosas, “humanistas”, liberales y progresivas, en realidad rompen los fundamentos morales, políticos e incluso raciales de las naciones.

Un ejemplo de esta labor de intoxicación ideológica son los llamados “thing-tanks”, o equipos de pensamiento que imponen sus ideas sobre la política, la familia, la sexualidad,  la religión, la filosofía, la historia, etc, etc. a través de los medios de “comunicación”.

En este sentido hemos leído en el excelente  blog la yijad en eurabia lo siguiente:

 El verdadero origen de ese combate está en este conglomerado de intelectuales y pensadores marxistas, que luego de ser expulsados de Europa se instalaron en los Estados Unidos bajo el gobierno de Roosevelt y ocuparon destacados puestos en sus principales universidades, como Columbia, Princeton, California y Harvard. Participaron en la denominada desnazificación de Alemania luego de la segunda guerra y se encuentran entre sus más afamados miembros Herbert Marcuse, Sigmund Freud, Erich Fromm,Jürgen Habermas y Theodor W. Adorno. Desde las universidades norteamericanas irradiaron el denominado combate cultural, son creadores y promotores de la “contra-cultura” del rock, el sexo y las drogas en los años 60. Pero su tiro era de vuelo más alto: la corrupción de la civilización y la cultura cristiana. (…/…)

“Es decir, el marxismo cultural de la Escuela de Frankfurt, judía hasta la médula, ha conseguido que corromper Occidente hasta lograr que realmente apeste.”

Sobre la táctica que han seguido:

– Grandes migraciones para destruir la identidad cultural de los pueblos.

– Un sistema legal desacreditado con prejuicios contra las víctimas del delito y no contra los victimarios.

– Fomentar la desintegración de la familia.

En ese último punto se han concentrado con particular saña. Conscientes que en esa célula básica de la sociedad es desde donde se concentra e irradia el orden natural de la vida, buscan su disolución desde el “pansexualismo” freudiano:

– Declarar que las mujeres son la clase oprimida, mientras que los hombres son la clase opresora, fundamento esencial del moderno “feminismo”.

Proclaman en sus tesis que una interrupción de la autoridad paterna en la familia, podría tender a aumentar la disposición de la generación venidera a aceptar el cambio social.

===

Nota de YRANIA:  También en el blog PENSAMIENTO DISIDENTE se informa sobre este mismo tema:

¿Qué fue la Escuela de Frankfurt?

Bueno, en los días posteriores a la Revolución Bolchevique en Rusia, se creía que la revolución de los trabajadores se extendería a Europa y, finalmente, a U.S.A.. Pero no fue así. Para fines de 1922 la Internacional Comunista (Komintern) comenzó a considerar las razones. Por iniciativa de Lenin se organizó una reunión en el Instituto Marx.Engels de Moscú.

La finalidad de la reunión era clarificar el concepto de una “revolución cultural marxista”, y ponerlo prontamente en marcha. Entre los presentes se encontraba Georg Lukacs (aristócrata húngaro, hijo de un banquero, que se hizo comunista durante la Primera Guerra Mundial; buen teórico marxista, desarrolló la idea de “Revolución y el Eros” – instinto sexual usado como instrumento de destrucción) y Willi Munzenberg (cuya solución propuesta fue “organizar a los intelectuales y usarlos para pudrir la civilización occidental. Sólo entonces, luego de corromper todos los valores y hacer imposibles la vida, podemos imponer la dictadura del proletariado”).

Ralph Toledano (1916-2007) – autor conservador y cofundador del National Review- comentó la mencionada reunión en los siguientes términos: “Fue quizás más perjudicial para la civilización occidental que la misma Revolución Bolchevique”.

Lenin murió en 1924, sin embargo, para ese entonces, Stalin comenzó a ver a Munzenberg, Lukacs y a gente de similar pensamiento como “revisionistas”. En junio de 1940, Münzenberg escapó al sur de Francia donde, bajo las órdenes de Stalin, un escuadrón de la muerte del NKVD lo capturó y lo colgó de un árbol.

Durante el verano de 1924, luego de que el V Congreso de la Internacional Comunista lo atacara por sus escritos, Lukacs se mudó a Alemania, donde encabezó la primera reunión de un grupo de sociólogos con orientación comunista, reunión que daría a luz la fundación de la Escuela de Framkfurt.

Esta “Escuela” (diseñada para poner en práctica su programa revolucionario) comenzó en la Universidad de Frankfurt, en el Institut für Sozialforschung. Para comenzar, Escuela e Instituto eran indistinguibles. En 1923 Felix Weil (1898-1975) funda el Instituto y lo establece oficialmente. Weil nació en Argentina y a los 8 años lo enviaron al colegio a Alemania. Asistió a las Universidades de Tübingen y Frankfurt, donde obtuvo un doctorado en ciencias políticas. Durante sus estudios en estas universidades comenzó a interesarse cada vez más en el socialismo y el marxismo. Conforme al historiador e intelectual Martin Jay, el tema de su tesis fue “los problemas prácticos de la implementación del socialismo”.

Carl Grnberg, director del Instituto desde 1923 hasta 1929, fue un marxista confeso, a pesar de que el Instituto no tenía ninguna afiliación política oficial. No obstante en 1930, lo reemplazó Max Horkheimer que pensaba que las teorías de Marx debían ser la base de las investigaciones del Instituto. Cuando Hitler asume el poder, el Instituto se cerró y sus miembros escaparon a U.S.A. , por varias rutas y migraron a las universidades estadounidenses más importantes – Columbia, Princeton, Brandeis y California, en Berkeley.

La Escuela incluía entre sus miembros al gurú de la Nueva Izquierda de los años 60: Herbert Marcuse (a quien el Papa Pablo VI denunciaría por su teoría de la liberación que “dio lugar al libertinaje disfrazado como libertad”); a Max Horkheimer, Theodor Adorno, al popular escrito Erich Fromm, Leo Lowenthal, y Jurgen Habermas – quizás el representante más influyente de la Escuela.

Fundamentos, objetivos y prácticas de la “revolución cultural”

Básicamente, la Escuela de Frankfurt creía que mientras el individuo tuviera la convicción – o incluso la esperanza de la Fe – de que el don divino de su razón podría resolver los problemas que enfrenta la sociedad, entonces, esa sociedad nunca alcanzaría el estado de desesperanza ni de alienación, los cuales son imprescindibles para iniciar la revolución socialista. Su objetivo, por lo tanto, consistía en demoler lo más pronto posible el legado cristiano. para ello, necesitaban ejecutar la crítica destructiva más negativa posible de cada una de las esferas de la vida, la que sería diseñada para desestabilizar a la sociedad y tirar abajo lo que ellos llaman el orden “opresor”. Sus políticas, según esperaban, se difundirían como un virus – “continuando con el trabajo de los marxistas occidentales por otros medios”, como lo señalara uno de los miembros.
A los efectos de promover el avance de su “tranquila” revolución cultural – sin darnos, no obstante, idea alguna de sus planes para el futuro – la Escuela de Frankfurt recomendó (entre otras cosas):

1- La invención de delitos raciales.

2- El cambio contínuo para crear confusión.


3- La educación sexual y la incitación a la homosexualidad a los niños.


4- La destrucción de la autoridad de los colegios y profesores.


5- Grandes migraciones para destruir la identidad.


6- La promoción del consumo excesivo de bebidas alcohólicas.


7- El vaciamiento de las iglesias.


8- Un sistema legal desacreditado, con prejuicios contra las víctimas del delito.


9- Dependencia del Estado o de los beneficios del Estado.


10- Control y estupidización de los medios de comunicación.


11- Fomentar la desintegración de la familia.

Una de las ideas principales de la Escuela de Frankfurt consistía en explotar las ideas del “pansexualismo” de Sigmund Freud – búsqueda de placer, explotación de las diferencias entre sexos, quiebra de las relaciones tradicionales entre varón y mujer. Para promover sus objetivos, se proponían:

Atacar la autoridad del padre, negar los roles específicos paternos y maternos, y arrebatar a las familias sus derechos como principales educadores de sus hijos.

Eliminar las diferencias en la educación de los niños y de las niñas.


Suprimir todas las formas de dominación masculina.


Declarar que las mujeres son “la clase oprimida” mientras que los hombres “la opresora”.


Munzenberg resumió la operación a largo plazo de la Escuela de Frankfurt de la siguiente manera: ” Corromperemos occidente de manera tal que apestará”.

 

La Escuela sostenía que había dos tipos de revoluciones: la política y la cultural. La revolución cultural demuele desde adentro. ” Las formas modernas de sujeción son marcadas con suavidad”. Lo consideraban un proyecto a largo plazo y jamás perdían de vista el tema de la familia, la educación, los medios, el sexo y la cultura popular.

NOTA sobre esta fotografía: Casi nunca, por no decir jamás, se publican fotos de fetos abortados. Publicarlas sería una denuncia de un crímen legalizado. Se trata pues de ocultar el exterminio de niños, que se comete, sobre todo en Europa, y en general en Occidente. Asimismo se oculta la cifra de nacimientos de niños que se producen en los países donde mayor es la política antinatalista impulsada por los organismos mundialistas. La mayoría de la gente, debido a la desinformación, no es consciente de que la población de “raza blanca” es sólo el 5% de la Humanidad.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Una respuesta to “Corromper a “OCCIDENTE”, misión cumplida…”

  1. Helga Goebbels Says:

    Es evidente el “Plan de post guerra” judeo-comunista contra la iglesia Católica para debilitarla, más recientemente contra Benedicto XVI y su mandato, y la utilización de los medios de comunicación corruptos para corromper a las jovencitas, destruir su virtud y su moral, e imponer una sociedad perversa insensible en la que los homosexuales sean los líderes indiscutibles.
    Cómo extraño al Führer, su pensamiento, su obra…,su inteligencia que se perdía de vista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: