hay libros y… libros

by

Las comparaciones son odiosas.. pero hay que decir que quienes más libros han quemado son preciamente quienes más presumen de ser defensores de la libertad para todas las ideas. Para ser exactos no siempre es necesario quemar un libro… basta impedir por múltiples medios que ciertas ideas lleguen incluso a ser escritas.  Desde 1945 en Europa hay decenas de miles de libros que no se reeditan…Y entre los pocos libros que se publican en discrepancia con el variopinto conjunto de “verdades”  oficialmente admitidas, muy pocos llegan al público lector.  Y sólo es a partir de esas “verdades” impuestas a través de medios de comunicación, centros educativos, etc. como la gente puede manifestarse y expresarse creyéndo que goza de “libertad de expresión”…  En esas circunstancias, aparte de las técnicas electorales que impiden que un partido realmente opuesto al “régimen democrático” (que en verdad es demagógico u oligárquico), es casi imposible que  exista una real libertad para investigar y conocer las ciencias, las filosofías y las ideas, incluso los hechos históricos, que no sean del agrado de los poderes mundiales hegemónicos desde 1945.

En cualquier caso, a través de la historia, está comprobado que, desde la quema de libros de la Biblioteca de Alejandría por parte de los musulmanes, los hombres siempre han tratado de silenciar el pensamiento de sus enemigos. De ello no debemos sorprendernos.  Hoy mismo, en Madrid y, concretamente en la Universidad Complutense, hay una campaña anticatólica  por parte de “laicistas” (feministas y lesbianas  entre ellos) para que se cierren algunas  capillas de culto de la Iglesia Católica…ubicadas en centros universitarios. Casi ningún periódico ha informado sobre la detención del dueño de Librería Europa, de Barcelona…

Ahora bien, la cuestión principal no es condenar la quema de libros. Lo más importante es discriminar y distinguir qué clase de libros “queman” (o impiden publicar) unos u otros…  pues ciertamente hay también libros “basura”… y es normal que una comunidad, nación, ó sociedad intente defenderse de aquellas ideas que considere destructivas, subversvas ó corruptoras.  Y ocurre que mientras hoy, en Europa y en España, se difunden millones de folletos, videos y mensajes con contenidos hediondos, en Barcelona, por orden judicial, se pretende destruir miles de libros que, aun aceptando que sean de ideas no gratas al poder establecido, son al menos de alto nivel ético ó intelectual., o pretenden serlo.

Esta introducción la hacemos en YRANIA para comentar el artículo que

hemos leído en el blog Libertad Pedro Varela, del cual reproducimos el siguienteun párrafo:

Quedeme perplejo y con el alma transida al conocer la noticia, digamos formal, de la orden de destrucción de 2.038 ejemplares de 17 obras ensayísticas, literarias e históricas, amén de otros objetos, por cuya posesión fue condenado el escritor, editor y librero Pedro Varela a una sentencia de prisión.
En un artículo de estas características, sólo puedo repetir tópicos. Lo siento. Ya seré innovador en otro instante. Cuando la evidencia es tan brutal, cuando la mera realidad es tan apabullantemente clara, cuando el simple relato de la noticia ya deja pasmado, uno no puede buscar formas rocambolescas de decir ni comenzar una captatio benevolentiae del lector. Así que, si tópico es mi título, “Pedro Varela y Fahrenheit 451”, tópico va a ser lo que lean, pero cuanto más se diga, y desde más lugares, mejor.
Me entristece profundamente que en España, en este país de libertades tan bonito, alguien pueda ir a la cárcel por vender libros. Eso, lo primero. Y me resulta aterrador que alguien sea juzgado, ingrese en la cárcel y se ordene la (supongo) quema de ejemplares por títulos como Raza, inteligencia y educación, de H. J. Eysenck, autor de cabecera en algunas materias de las carreras de Filosofía y Psicología en España; como El pensamiento wagneriano, obra editada en el siglo XIX de Houston Stewart Chamberlain, fallecido en 1927; o textos históricos de Adolf Hitler, Corneliu Codreanu e Ion Moţa, entre otros.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Una respuesta to “hay libros y… libros”

  1. Helga Goebbels Says:

    Ahora mismo hay que difundir, y enviar copias gratuitas de todos los textos que intentan borrar de la memoria. Es una vergüenza que un país sea liderizado por lesbianas, gays y judíos e intenten imponer su ley.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: