Archive for 18 julio 2012

democracia:…un paso hacia la aristocracia

18 de julio de 2012

“La escuela de Frankfurt/Main”, el veneno ideológico de hoy

12 de julio de 2012

En el blog EL PENSAMIENTO DISIDENTE leemos un interesante texto que explica una de las causas

de la subversión y descomposición de los valores éticos y morales en Occidente.  Ese mismo texto es reproducido por TRADICIONDIGITAL.   Observamos en este texto que siendo una valiente denuncia y una aguda observación de la realidad, es también un ejemplo de objetividad y de rigor informativo. Incluso en su afán de moderación se omite el origen racial ó religioso de algunos de los más conspicuos representantes de dicha “Escuela de Frankfurt”.

Este es el texto al que nos referimos:

“La civilización occidental está actualmente atravesando una crisis esencialmente diferente a cualquier otra experimentada en el pasado. Otras sociedades cambiaron sus instituciones sociales o creencias religiosas influenciados por alguna fuerza externa o el lento desarrollo del crecimiento interno de la misma. No obstante, ninguna, ni la nuestra, jamás se enfrentó con la posibilidad de una alteración fundamental de sus creencias e instituciones en las que se basa todo el tejido de la vida social… Se está desarraigando a la civilización desde sus cimientos en lo natural y en la tradición y se la está reconstruyendo sobre una nueva organización artificial y mecánica como una fábrica moderna.”
Christopher Dawson. Enquiries into Religion and Culture, p. 259.

(…/…)

La revista ACW ( Association of Catholic Women’s) examinó el trabajo corrosivo de la Escuela de Frankfurt – un grupo de académicos que desarrollaron perspectivas altamente provocativas y originales en la sociedad y en la cultura contemporánea, recurriendo a Hegel, Marx, Nietzsche, Freud y Weber. No es que su idea de una “revolución cultural” fuera particularmente nueva. El Conde Joseph de Maistre (1753-1821), quien fuera masón durante quince años, escribió: “Hasta ahora, las naciones morían con las conquistas, es decir por las invasiones, pero aquí surge el gran tema: una nación puede morir en su propia tierra, sin llegar a reinstalarse en otro lugar y sin invasión, permitiendo que las moscas de la descomposición corrompan, desde la misma médula, aquellos principios originales y constitutivos que hacen a la esencia de lo que ella es”.

¿Qué fue la Escuela de Frankfurt? Bueno, en los días posteriores a la Revolución Bolchevique en Rusia, se creía que la revolución de los trabajadores se extendería a Europa y, finalmente, a U.S.A.. Pero no fue así. Para fines de 1922 la Internacional Comunista (Komintern) comenzó a considerar las razones. Por iniciativa de Lenin se organizó una reunión en el Instituto Marx.Engels de Moscú.La finalidad de la reunión era clarificar el concepto de una “revolución cultural marxista”, y ponerlo prontamente en marcha. Entre los presentes se encontraba Georg Lukacs (aristócrata húngaro, hijo de un banquero, que se hizo comunista durante la Primera Guerra Mundial; buen teórico marxista, desarrolló la idea de “Revolución y el Eros” – instinto sexual usado como instrumento de destrucción) y Willi Munzenberg (cuya solución propuesta fue “organizar a los intelectuales y usarlos para pudrir la civilización occidental. Sólo entonces, luego de corromper todos los valores y hacer imposibles la vida, podemos imponer la dictadura del proletariado”).

Ralph Toledano (1916-2007) – autor conservador y cofundador del National Review- comentó la mencionada reunión en los siguientes términos: “Fue quizás más perjudicial para la civilización occidental que la misma Revolución Bolchevique”.

Lenin murió en 1924, sin embargo, para ese entonces, Stalin comenzó a ver a Munzenberg, Lukacs y a gente de similar pensamiento como “revisionistas”. En junio de 1940, Münzenberg escapó al sur de Francia donde, bajo las órdenes de Stalin, un escuadrón de la muerte del NKVD lo capturó y lo colgó de un árbol.

Durante el verano de 1924, luego de que el V Congreso de la Internacional Comunista lo atacara por sus escritos, Lukacs se mudó a Alemania, donde encabezó la primera reunión de un grupo de sociólogos con orientación comunista, reunión que daría a luz la fundación de la Escuela de Framkfurt.

Esta “Escuela” (diseñada para poner en práctica su programa revolucionario) comenzó en la Universidad de Frankfurt, en el Institut für Sozialforschung. Para comenzar, Escuela e Instituto eran indistinguibles. En 1923 Felix Weil (1898-1975) funda el Instituto y lo establece oficialmente. Weil nació en Argentina y a los 8 años lo enviaron al colegio a Alemania. Asistió a las Universidades de Tübingen y Frankfurt, donde obtuvo un doctorado en ciencias políticas. Durante sus estudios en estas universidades comenzó a interesarse cada vez más en el socialismo y el marxismo. Conforme al historiador e intelectual Martin Jay, el tema de su tesis fue “los problemas prácticos de la implementación del socialismo”.

Carl Grnberg, director del Instituto desde 1923 hasta 1929, fue un marxista confeso, a pesar de que el Instituto no tenía ninguna afiliación política oficial. No obstante en 1930, lo reemplazó Max Horkheimer que pensaba que las teorías de Marx debían ser la base de las investigaciones del Instituto. Cuando Hitler asume el poder, el Instituto se cerró y sus miembros escaparon a U.S.A. , por varias rutas y migraron a las universidades estadounidenses más importantes – Columbia, Princeton, Brandeis y California, en Berkeley.

La Escuela incluía entre sus miembros al gurú de la Nueva Izquierda de los años 60: Herbert Marcuse (a quien el Papa Pablo VI denunciaría por su teoría de la liberación que “dio lugar al libertinaje disfrazado como libertad”); a Max Horkheimer, Theodor Adorno, al popular escrito Erich Fromm, Leo Lowenthal, y Jurgen Habermas – quizás el representante más influyente de la Escuela.

Fundamentos, objetivos y prácticas de la “revolución cultural

Básicamente, la Escuela de Frankfurt creía que mientras el individuo tuviera la convicción – o incluso la esperanza de la Fe – de que el don divino de su razón podría resolver los problemas que enfrenta la sociedad, entonces, esa sociedad nunca alcanzaría el estado de desesperanza ni de alienación, los cuales son imprescindibles para iniciar la revolución socialista. Su objetivo, por lo tanto, consistía en demoler lo más pronto posible el legado cristiano. para ello, necesitaban ejecutar la crítica destructiva más negativa posible de cada una de las esferas de la vida, la que sería diseñada para desestabilizar a la sociedad y tirar abajo lo que ellos llaman el orden “opresor”. Sus políticas, según esperaban, se difundirían como un virus – “continuando con el trabajo de los marxistas occidentales por otros medios”, como lo señalara uno de los miembros.

A los efectos de promover el avance de su “tranquila” revolución cultural – sin darnos, no obstante, idea alguna de sus planes para el futuro – la Escuela de Frankfurt recomendó (entre otras cosas):

1- La invención de delitos raciales.


2- El cambio contínuo para crear confusión.


3- La educación sexual y la incitación a la homosexualidad a los niños.


4- La destrucción de la autoridad de los colegios y profesores.


5- Grandes migraciones para destruir la identidad.


6- La promoción del consumo excesivo de bebidas alcohólicas.


7- El vaciamiento de las iglesias.


8- Un sistema legal desacreditado, con prejuicios contra las víctimas del delito.


9- Dependencia del Estado o de los beneficios del Estado.


10- Control y estupidización de los medios de comunicación.


11- Fomentar la desintegración de la familia.

Una de las ideas principales de la Escuela de Frankfurt consistía en explotar las ideas del “pansexualismo” de Sigmund Freud – búsqueda de placer, explotación de las diferencias entre sexos, quiebra de las relaciones tradicionales entre varón y mujer. Para promover sus objetivos, se proponían:

Atacar la autoridad del padre, negar los roles específicos paternos y maternos, y arrebatar a las familias sus derechos como principales educadores de sus hijos.


Eliminar las diferencias en la educación de los niños y de las niñas.

Suprimir todas las formas de dominación masculina.


Declarar que las mujeres son “la clase oprimida” mientras que los hombres “la opresora”.


Munzenberg resumió la operación a largo plazo de la Escuela de Frankfurt de la siguiente manera: ” Corromperemos occidente de manera tal que apestará”.

La Escuela sostenía que había dos tipos de revoluciones: la política y la cultural. La revolución cultural demuele desde adentro. ” Las formas modernas de sujeción son marcadas con suavidad”. Lo consideraban un proyecto a largo plazo y jamás perdían de vista el tema de la familia, la educación, los medios, el sexo y la cultura popular.

===

Nota de YRANIA:

La verdad en internet es como una aguja en un pajar

10 de julio de 2012

http://www.rense.com/

La información seria y solvente es muy rara, tanto que se puede decir que el 90% de lo que se lee en internet es propaganda falaz.

Desde aquí invitamos a visitar la dirección que arriba se cita:

Ustedes comprobarán si la información les interesa y les es útil.

SALUDOS

7 de julio de 2012

JRANIA yrania europa89 fuegofrio hirania hirania89

El Ayuntamiento de La Carolina (Jaén) se queda casi solo en la celebración de la victoria militar de las tropas cristianas sobre las musulmanas en la batalla de las Navas de Tolosa en 1212.

…en las Navas de Tolosa, cuatro reyes (Alfonso VIII de Castilla, Sancho VII de Navarra, Pedro II de Aragón y Alfonso II de Portugal) se jugaron la vida en la lucha contra el invasor islámico.

Solamente la Comunidad Foral de Navarra colabora en la celebración de los actos programados para conmemorar la victoria que supuso el principio del fin de la Reconquista. Y es que ni la Junta de Andalucía, ni la Diputación Provincial de Jaén, ni el Gobierno central se han preocupado de la celebración sobre el terreno de la trascendental batalla.

(LA GACETA)

A diferencia de muchos  políticos de hoy que se dicen progresistas, Claudio Sánchez  Albornoz, Presidente del Consejo…

Ver la entrada original 712 palabras más

“Fumar… o No fumar”… esa es la Cuestión!

1 de julio de 2012

Los diez blogs que formamos la familia IRANIA son pioneros en España en una cruzada en que se denuncia el tabaquismo no sólo como dañino para la salus física sino sobre todo para la salud moral. No se trata de un tema baladí… sino que el hecho de no fumar supone toda una filosofía, una actitud vitalista que nos hace

ver la vida como un desafio entre lo noble y fuerte contra lo decadente y débil. En suma, no fumar es una forma de virtud para no caer en la trampa del tabaquismo como consuelo ante las adversidades de la vida y asi eludir el esfuerzo y el mérito de la lucha para triunfar.

Es por esto por lo que explicamos… por qué es necesario NO FUMAR, por supuesto, ni tabaco ni cualquier otra cosa…  Sólo echan humo por la nariz… los dragones… o el demonio, dicho sea en clave de humor…

a) Es antinatural…en el sentido de que  ningún animal (“irracional”) fuma. Sólo echan humo por nariz y boca los dragones.. y el diablo ó satanás dicho sea en tono jocoso… Si los hombres se tienen por animales “racionales”, en el caso del tabaco no lo parece… Fumar es un hábito “antinatural” porque es totalmente artificioso y además va contra el instinto de conservación…

b) Fumar es una esclavitud como es depender de una droga para poder desenvolovernos durante el  dia y parte de la noche. Como el automóvil que anda con gasolina, o el tranvia que anda con electricidad, asi los fumadores necesitan el tabaco para caminar y trabajar.

c) No se debe dejar de fumar sólo por razones de salud (evitar el cáncer, etc) ni por razones de economía (casi 4 € diarios dan para financiar un piso ó un automóvil), sino por razón de ÉTICA.

Aparte del suicidio lento de millones de hombres y mujeres que arruinan su salud y acaban muriendo   anticipadamente, el tabaco causa un daño social de miles de millones de euros en gastos de medicación y hospitalización, entierros,  estragos por incendios gastos de la limpieza de miles de millones de colillas, cenizas, etc. En cuanto al hecho de que el tabaquismo supone una debilidad de la voluntad y el sometimiento del alma a un vicio autodestructivo, una dependencia del fumador durante gran parte de su vida  y un  acto de idolatría, de concupiscencia como pueda ser la lujuria incontrolada y el alcoholismo, se concluye que el tabaquismo es contrario a la moral cristiana que ordena respetar el cuerpo humano como un sagrario o residencia del Espíritu Santo. Jesucristo, la Virgen María y todos los hombres de ideas y conductas ejemplares nunca fueron fumadores.  Evidentemente en la época del Imperio Romano  no existía el tabaco pero en Oriente sí existían  substancias alucinantes y estupefaccientes como el opio, el haschis, etc. [La palabra “asesino” procede del vicio que tenían unos terroristas o combatientes musulmanes en la época de las Cruzadas. Dato tomado de http://es.wikipedia.org/wiki/Asesino%5D.  Aunque incluso mencionar  que Jesucriso no pudo tener el hábito de fumar pueda ser irrespetuoso y hasta blasfemo –para los cristianos creyentes dudarlo sería ilógico– es necesario hacerlo porque muchas personas que se creen y dicen ser religiosas y cristianas no son conscientes de que el hecho de fumar es realmente un pecado asimilable a otros como  son la gula y el abuso de bebidas alcohólicas. De hecho, en la  la Iglesia Católica Romana nunca ha sido una costumbre aceptada que las personas consagradas o dedicadas a la vivir religiosamente tuvieran cualquier tipo de vicio. Algunas iglesias protestantes, como los evangélicos y los mormónes, explícitamente condenan el consumo de tabaco y alcohol. Pero es que, incluso si no existiese repulsa formal del tabaco y otras costumbres viciosas y dañinas para la moral y para la salud del cuerpo, está claro que la lucidez espiritual y la fuerza de voluntad son incompatibles con la debilidad que supone ser esclavo de un vício incontrolado.

d) Por sorprendente que parezca  el tabaco causa más muertes humanas que las guerras, la criminalidad, los accidentes de tráfico y las epidemias. Siendo muy extendida la opinión de que matar seres humanos es un crimen ( aunque habría que matizar que crimen es sólo asesinar, pues matar en guerra ó por cumplimiento de una sentencia de un tribunal de justicia). Sólo en España mueren 55000 personas al año como consecuencia de enfermedades derivadas del hábito de fumar.

Hay que decir que mucha gente considera ético matar en defensa de valores supremos, como son la legítima defensa,  la salvaguardia de la Patria, la Religión, la Raza, la vida de los padres ó de los hijos, etc.  En cambio, no es razonable encontrar justificación alguna al simple hecho–estúpido e irracional—de pagar dinero, cada día para quemar y ennegrecer los propios pulmones a la vez que enrarecer y hacer tóxico  el aire que respiramos. Todas las personas, de una forma u otra, nos beneficiamos de la muerte de miles de millones de animales, y de vegetales,  tanto para nuestra alimentación como para fabricar objetos para nuestro uso y servicio; en una palabra, matamos animales y vegetales para hacer viable nuestra propia existencia.

e) No hallamos ninguna justificación ni utilidad en el vicio de trabar o respirar el humo del tabaco quemado. Sólo hay un morboso o enfermizo placer en ser adictos a la nicotina, más para  tratar de encontrar compensación a las adversidades y frustraciones cotidianas, sin que los fumadores se percaten de  que las contrariedades y el fastidio vital que sufren e intentan paliar con el tabaco serían menores si dejasen ese vicio de fumar compulsivamente, dia tras dia… a veces con consumo de cigarrillos en cantidades suicidas, como por ejemplo,  de ochenta cigarrillos diarios, lo que supone un promedio de un cigarrillo cada 7,5 minutos durante diez horas… y así todos los días… durante 30 ó 40 años… mientras los pulmones y el corazón no digan basta… aunque ya sea demasiado tarde y los daños ya sean irreversibles.

En resumen y para terminar, el vicio del tabaco es absurdo y dañino moral y sanitariamente, y la supuesta satisfacción psicológica que sienten los fumadores  es sólo una excitación placentera creada artificiosamente, pues en un principio, toda persona sana rechaza el  respirar el humo del tabaco e incluso su olor.  A esto hay que añadir que el tabaquismo no es una cuestión personal y privada, pues sus consecuencias son sociales y trascienden a todas las actividades humanas  y perjudica no sólo a los fumadores sino que la contaminación atmosférica que ocasionan dan lugar al perjuicio de los llamados “fumadores pasivos”, es decir todo  los familiares y personas que se encuentren en la proximidad del fumador.

e) La industria y los negocios relacionados con el tabaco, con la complicidad o pasividad de los poderes públicos, logran que miles de millones de hombres y de mujeres, y lo que es peor, de gente jóven, se envicien en el tabaco.  Por otra parte, la psicosis y el stress, que padece gran parte de la población mundial,  hace que el tabaco se considere una solución calmante o aliviadora de tensiones. Cómo es lógico, la erradicación del vicio de fumar no se logrará mediante medidas prohibitivas sino eliminando o limitando las causas sociales que motivan la adicción al tabaco y mediante una educación sanitaria de toda la población desde la escuela primaria hasta la enseñanza superior.  No hay que olvidar que después de la Segunda Guerra Mundial, como contraste a las campañas antitabaco en el III Reich, el cigarrillo rubio americano se convirtió en símbolo de glamour y de “modernidad”. Todos los actores y actrices del cine hecho en Hollywood hacían del cigarrillo una prolongación de su personalidad, de forma que se llego a la convicción social de que el fumar, unido al tomar café y alguna bebida más o menos alcohólica era algo tan necesario y natural como beber agua, alimentarse  y dormir. Sólo tras muchos millones de muertes y enfermedades causadas por el tabaco, los gobiernos y economistas han empezado a considerar que el fenómeno social del tabaquismo repercute muy negativamente en la productividad laboral y sobre todo tiene un coste sanitario muy superior a los impuestos  que se recaudan del tabaco. Con todo, dado que el tabaco ejerce una forma de control y sometimiento de la población, ahora se estudia con qué otros hábitos o vicios que aporten alguna gratificación sensorial puede ser substituido el tabaco.

f) Por  nuestra parte, la única cuestión que debe merecen nuestro interés es cómo suprimir totalmente y de un día para otro el funesto vicio de fumar.  No se trata de medicarse para no fumar. La solución es aprovechar la coyuntura de, por ejemplo, un catarro –cuando el tabaco no sabe a nada–, un embarazo, una enfermedad o el despreciable ahorro de dinero que supone no comprar cada dia uno o varios paquetes de cigarrillos.

g) Sin embargo, si ni en razón a la salud física, a la economía ó a las convicciones religiosas, se logra vencer el vicio del tabaco, cabe sopesar y meditar que la calidad de vida, en cuanto a espíritu de superación, autoestima, y sentimiento de vitalidad, son buenas razones para no fumar ni un solo cigarrillo a partir de mañana mismo. Es algo tan simple como substituir el supuesto placer que nos da el tabaco por el placer real que nos da vivir una filosofia de triunfo personal, de sabernos poseedores de unos valores éticos e incluso, de una verdad, como la que han encarnado y representado los más grandes hombres y héroes de todos los tiempos y sobre todo, en nuestra cultura y civilización, hasta en el último siglo XX.  Puede parecer una idea polémica y un chiste, pero lo cierto es que, como dice un eslogan publicitario muy agresivo y políticamente provocador: “Cristo y Hitler…no fumaban!”  (Por el contrario, Churchill, Stalin y F. D. Roosevel sí fumaban…


A %d blogueros les gusta esto: