San Pelayo, el ejemplo cristiano frente a la dictadura de lo homosexual

by

 26 junio: Pelayo, niño martir

san pelayo

Cuando se celebran las fiestas del Orgullo Gay y se vitorea por las calles la homosexualidad, la Iglesia celebra la fiesta de San Pelayo de Córdoba, mártir del siglo X que prefirió la muerte a ser sodomizado por Abderramán III.

San Pelayo de Córdoba nació en Galicia en el siglo X y era sobrino del obispo Hermogio de Tuy, que fue hecho prisionero en la batalla de Val de Junquera entre los reyes cristianos y Abderramán III en el año 920. Pelayo también acabó siendo prisionero del rey musulmán al cambiarse por su tío que quedó en libertad.

Durante tres años y medio, Pelayo permaneció como prisionero de Abderramán III. Sus compañeros de cautiverio cuentan que su comportamiento era “casto, sobrio, apacible, prudente, atento a orar, asiduo a su lectura”. Solía discutir también con los musulmanes sobre temas religiosos y pudo vivir en paz en prisión hasta que Abderramán III se encaprichó de él.

Durante un banquete, Abderramán III prometió concederle todos los honores si apostataba y se convertía en uno de sus mancebos. Las crónicas narran la conversación que tuvo lugar en ese momento de esta manera:

“Abderramán le dijo sin titubeos:  -«Niño, te elevaré a los honores de un alto cargo, si quieres negar a Cristo y afirmar que nuestro profeta es auténtico. ¿No ves cuántos reinos tengo? Además te daré una gran cantidad de oro y plata, los mejores vestidos y adornos que precises. Recibirás, si aceptas, el que tú eligieres entre estos jovencitos, a fin de que te sirva a tu gusto, según tus principios. Y encima te ofreceré pandillas para habitar con ellas, caballos para montar, placeres para disfrutar. Por otra parte, sacaré también de la cárcel a cuantos desees, e incluso otorgaré honores inconmensurables a tus padres si tú quieres que estén en este país.

Pelayo respondió decidido: –«Lo que prometes, emir, nada vale, y no negaré a Cristo; soy cristiano, lo he sido y lo seré, pues todo eso tiene fin y pasa a su tiempo; en cambio, Cristo, al que adoro, no puede tener fin, ya que tampoco tiene principio alguno, dado que Él personalmente es el que con el Padre y el Espíritu Santo permanece como único Dios, quien nos hizo de la nada y con su poder omnipotente nos conserva».

Abderramán III no obstante, más enardecido, pretendió cierto acercamiento físico, tocándole el borde de la túnica, a lo que Pelayo reaccionó airado:

«Retírate, perro, dice Pelayo. ¿Es que piensas que soy como los tuyos, un afeminado?, y al punto desgarró las ropas que llevaba vestidas y se hizo fuerte en la palestra, prefiriendo morir honrosamente por Cristo a vivir de modo vergonzoso con el diablo y mancillarse con los vicios».

Abderramán III no perdió por ello las esperanzas de seducir al niño y ordenó a los jovencitos de su corte que lo adularan, a ver, si, apostatando se rendía a tantas grandezas prometidas. Pero él se mantuvo firme y permaneció sin temor proclamando que sólo existe Cristo y afirmando que por siempre obedecería sus mandatos. Abderramán ordenó entonces que lo torturaran y despedazaran, y echaran los pedazos al río.

«¡Oh martirio verdaderamente digno de Dios -concluyen las crónicas- que comenzó a la hora séptima, y llegó a su cumplimiento al atardecer del mismo día! El santísimo Pelayo, a la edad aproximada de trece años y medio, sufrió el martirio según se ha dicho, en la ciudad de Córdoba, en el reinado de Abderramán, sin duda un domingo, a la hora décima, el 26 de junio en la era de 963 [925]».

Comentarios: 11

  1. Manuela

    hay un cuadro que expresa la tortura de San Pelayo o Pelagio

  2. Jose

    Carcahunter, está incluido en todo lo que ocurre. Lee bien

  3. P. Rodrigo L.

    En este día 26 de junio, memoria de San Pelayo, es aprobado legalmente el homosexualismo para todo Estados Unidos, con todo lo que ello implicará. Paralelamente el mundo se ve sumido en ataques terroristas desde el extremismo musulmán.
    Pero Dios no se calla: “Les aseguro que si ellos callan, gritarán las piedras” (Lc. 19, 40)

  4. turandot

    El artículo y en especial el titular me parecen, como cristiano que soy, repugnante. La iglesia ya acepta, de palabras de Francisco, por suerte, a personas homosexuales. ¿Cuál es el problema de amar a personas del mismo sexo? ¿Es el amor un pecado? Muchos sacerdotes tienen inclinaciones homosexuales, y ellos mismos condenan estos comportamientos, y ello encierra un odio hacia sí mismos y una represión que no sé cómo pueden vencer. Bastantes piedras y dificultades nos encontramos las personas durante la vida, como para que se nos condene por amar… Jamás entenderé la persecución a estas personas, porque es lo que es, una persecución, alentada durante mucho tiempo por sectores predominantes en la iglesia. Esta persecución es contraria al propio cristianismo.

    • pasaba por aquí

      Amor sí, sodomía no hijo. Un padre ama a su hijo, no lo sodomiza. Un hijo ama a su padre, no lo sodomiza. Un hermano ama a su hermano, no lo sodomiza. El mandato, hijo, es amaos los unos a los otros no sodomizaros los unos a los otros. ¿Queda clara la diferencia?

  5. ernesto civera

    es absolutamente falso, y mentir es pecado…

  6. joerk epena

    El artículo dice acerca de un chaval de unos 13 años, en cambio, las pinturas y diferentes cuadros que representan a S. Pelayo, muestran un “tío con toa la barba”.

    Como en otras tantas cosas, la Iglesia se contradice a si misma. Entonces, en qué quedamos? Había por aquellos tiempos tal despipote, qué hubo que inventar otro santo qué no fuera maricón?

    No es la primera vez que hacen semejante chapuza. Empezando por La Verónica -qué no aparece en ningún evangelio- los tantos Santiagos que ayudan a las fuerzas cristianas, Santo Dominguito del Val -la muerte del niño de la qué se culpó a los judíos cuando se les expulsó de España- y no sigo, porque me enciendo. El caso es sacar ejemplos y efemérides más falsas que un duro de a seis pesetas, cuando ocurran hechos que contradicen la doctrina oficial.

    • Felix J Carpio

      La homosexualidad es un problema mental, que sufre un 1% de la población. En casos extremos, esquizofrenia automutilante (ablación). Como enfermos mentales que son, hay que ayudarlos. Como a todos los demás enfermos mentales.

  7. kikelt

    ASCO DE ARTÍCULO.

  8. Enrique

    Aquí está:

    “Abderramán III no obstante, más enardecido, pretendió cierto acercamiento físico, tocándole el borde de la túnica, a lo que Pelayo reaccionó airado:

    –«Retírate, perro, dice Pelayo. ¿Es que piensas que soy como los tuyos, un afeminado?, y al punto desgarró las ropas que llevaba vestidas y se hizo fuerte en la palestra, prefiriendo morir honrosamente por Cristo a vivir de modo vergonzoso con el diablo y mancillarse con los vicios».”

Anuncios

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: