Archive for 29 febrero 2016

cuarta via política

29 de febrero de 2016

http://youtu.be/W3LgPIzVWsQ

 

 

Anuncios

¿”CON FRANCO SE VIVIA MEJOR”?

28 de febrero de 2016
  • EL LOBO FEROZ /  FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ / 28/02/2016 / pág. 24

 

 

A BURRO MUERTO

 

Debate de investidura… Comparo las cifras de 1975 con las del año que acaba de empezar. Presupuestos Generales del Estado: 3.822 millones de euros y 122.083, respectivamente. Déficit público: 0’4% y 8’5%. Deuda pública: 9% y 98% del PIB. Tasa de paro: 3’74% y 24’5%. Población reclusa: 8.440 y más de 80.000. Vivienda: con letras (sin hipoteca) y, ahora, con hipoteca y desahucio. Impuestos: indirectos (sobre los bienes de lujo. No se pagaba IRPF ni IVA) y, ahora, IRPF más IVA, impuesto de Sociedades, impuesto de Bienes Inmuebles, impuesto de Primer Vagido y de Último Suspiro, Impuesto de Impuestos… Clase media: 56% y 43%. Industria: 36% y 12’8% del PIB. Funcionarios: 700.000 y 3.000.000, grosso modo. Índice de fecundidad: 2’8 y 1’27. Inmigración ilegal: 0 y 6’5 millones. Aborto: prohibido y, ahora, en torno a 150.000 al año. Suicidios: inapreciable y, ahora, más de 30 al día. Proyección internacional: 9ª potencia, entonces, y 7ª en el ranking de miseria, ahora. Sueldos públicos: los alcaldes no cobraban y los diputados recibían en pesetas el equivalente a 60 euros (hoy tienen un sueldo anual de 76.920, amén de sustanciosos aguinaldos). Estas cifras proceden de fuentes oficiales: el BOE, el Ministerio de Hacienda, el Instituto Nacional de Estadística, la DGIP… A comienzos de los 80, cuando ya la Transición se había trocado en Desencanto (y no precisamente el de los Panero), culebreó por España el chascarrillo de que «contra Franco vivíamos mejor». ¿Y con él? Saque cada lector sus conclusiones mientras los políticos cotorrean, invisten y embisten. Me pregunto si para el viaje iniciado en 1975 se requerían las alforjas que pesan sobre los hombros de este país «solo, triste, cansado, pensativo y viejo». Así se sentía Antonio Machado en 1912. Tenía entonces treinta y cinco años, pero ya se le había muerto lo que más quería. Tres siglos antes escribió Quevedo un soneto portentoso en el que después de mirar los muros «de la patria mía» sentenciaba que no había «cosa en la que poner los ojos que no fuese recuerdo de la muerte». En el epiloguillo de mi Gárgoris y Habidis, que salió en el 78 y acaba de reeditarse, cité yo otro verso de Cernuda, escrito en el exilio: «¿España?», dijo. «Un nombre. España ha muerto». Lo que ahora se discute en la funeraria de las Cortes y tanatorios adjuntos es la cebada al rabo.

 

FUENTE:

http://www.elmundo.es/opinion/2016/02/28/56d1f1ece2704e06768b4667.html

===

NOTA DE YRANIA: Es impresionante la elocuencia de las cifras. Incluso los más acérrimos enemigos del régimen de Francono pueden menos de meditar sobre la importancia significativa de estos datos comparativos. Y hay que tener en cuenta que faltan cifras sobre el número de homicidios que se cometían durante los años  de 1939 a 1975 en comparación con los que se han cometido desde 1976 a la actualidad.  Es evidente que la seguridad ciudadana u orden público es un elemento decisivo sobre el modo de sociedad y de vida de la gente en general.

También es pertinente observar que el autor de este artículo no es precisamente un propagandista del Régimen político surgido tras el fracaso de la II República, pues Fernando Sánchez Dragó es hijo de un periodísta fusilado por los “nacionales” durante la guerra civil. Le honra y caracteriza su afán por exponer su pensamiento independiente y acaso provocador.

 

CAMBIA DE NOMBRE, NO DE SEXO…

26 de febrero de 2016

LA PERSONA MÁS JOVEN EN CAMBIAR SU NOMBRE EN EL REGISTRO

Lucía, la menor transexual que ha cambiado su nombre, se preguntaba con 3 años si podía ser niña teniendo sexo de niño.

Con sólo 5 años, una niña de Guipúzcoa se ha convertido en la transexual de menor edad que ha cambiado su nombre en el registro civil. Nació con cuerpo de niño pero ya se llama oficialmente Lucía, el nombre que usa habitualmente en casa y en el colegio. La juez ha tenido en cuenta un informe médico que acredita su identidad femenina. Ya con tres años y medio la menor le preguntaba a sus padres si podía ser niña teniendo sexo masculino.

 Vive en un cuerpo de niño, pero siente y piensa como una niña y a los tres años comenzó a hacer preguntas.

Abigail Labaien, madre de Lucía, dice que “fue con tres años y medio cuando empezó a preguntar: ‘tengo pene ¿puedo ser niña?’”. En ese momento se dieron cuenta de que los sentimientos de la menor podrían tratarse de algo más que un juego.

En casa comenzaron a llamarla por su nuevo nombre, Lucía, hasta que ella misma pidió que lo hicieran también en el colegio. “Mañana, por favor, id a la escuela y decid que empiecen a tratarme como a una niña y que me llamen Lucia. Estoy preparada para hacer frente a las burlas”.

En el colegio asumieron su cambio y en el perchero colocaron su nuevo nombre. Además, sus padres han conseguido hacer oficial este cambio con el cambio de nombre en el DNI. Aunque sigue constando como de sexo masculino.

No hay un criterio común entre los jueces. Por eso las familias de menores transexuales piden una ley que autorice el cambio de nombre y de sexo para sus hijos, para que casos como el de Lucía no sean una excepción.

Ver video:

https://www.youtube.com/watch?v=v_Eag7qEk7Y

https://www.youtube.com/watch?v=eRopEtURk8M

http://www.antena3.com/noticias/sociedad/lucia-menor-transexual-que-cambiado-nombre-preguntaba-anos-podia-ser-nina-teniendo-pene_2016020300281.html

http://www.antena3.com/noticias/sociedad/quiero-que-cole-llamen-lucia-estoy-lista-burlas_2016020300246.html

Convengamos en que este tipo de noticias ya no produce el asombro que hace unos pocos años atrás (con esto no digo que no indigne), pero en este caso en particular, llama la atención la edad de la criatura: 4 AÑOS!!!!!

Con 4 años y supuestamente uso de razón, los ¿padres? dejan elegir el sexo a su hijo que quiere ser una niña… POR FAVOR!!!   Mis hijos (y calculo que los de ustedes también) a los 4 años hablaban de mamaderas!!!

Pero no es mi intención entrar en la crítica de estos ¿padres? que dicen hacer lo que su conciencia les dicta como correcto, ni de la ley que los ampara.

La intención es mirar el tema de la transexualidad y sus “derivados” desde un punto de vista muy claro para algunos y no tanto para otros, ya que suelo ver repetidamente que se comparten en las redes sociales y con mucha indignación, notas donde se critica que la APA “American psychological asociation” haya retirado (o esté por hacerlo)  del   DSM5 “Manual de diagnóstico y estadísticas de los trastornos mentales” (1) la patología de disforia de género que cabe dentro de las disfunciones sexuales.

El grave error o primer escalón para llegar a donde estamos hoy, ha sido justamente que se consideren a estas conductas como trastornos mentales, ya que no lo son.

Estas conductas son VICIOS y al considerarlas como trastornos mentales se logra quitarles el peso moral y de esta manera, si la persona esta “enferma” no puede decirse que esté procediendo bien o mal, justamente porque las enfermedades se padecen.

Esta conducta, como todo vicio, es un problema moral donde no se cultiva la templanza con respecto al manejo de lo placentero. Como nos enseña la teología moral, practicando la virtud se logra ser más virtuoso, y fomentando el vicio se cae en mas inmoralidades.

Luego, se desemboca irremediablemente en la sodomía y tantos otros desvíos que, a propósito, la APA ya ha retirado de su manual hace años. (2)

En conclusión, este siniestro plan (propósito planificado para la perdición, llamado ideología de género), consta de tres peldaños:

PATOLOGÍA

A – Rotular cualquier tipo de desvío sexual como enfermedad

SÍNDROME O TRASTORNO

B – Quitar el rótulo (despatologización) y ponerle otra etiqueta que se llama “elección” (basados en que la naturaleza se ha equivocado) y con esto bajar las barreras de la condena social.

CONDICIÓN

C – Comenzar el proyecto de aceptación e imitación de estasconductas y que estos sujetos sean vistos como personas normales, dando por admitida la desnaturalización de lo creado (hombre /mujer) con la aparición de un tercer sexo. (3)

¡Quiera Dios mostrarles a las generaciones más jóvenes, que esta escalera es descendente y lleva a un lugar muy profundo y con temperaturas muy altas!

VEN SEÑOR JESUS

———————————————————————————————-

1- El manual de diagnóstico y estadísticas de los trastornos mentales o DSM5, lleva este número debido a que cada cierto tiempo se le agregan patologías a su listado, y en cada cambio van elevando el número (algo así como una reedición). Por supuesto que estos agregados convienen tanto por lo expuesto arriba (el peldaño intermedio para quitar el problema moral) y además para una mayor venta de psicofármacos cuyo negocio es millonario.

2- La homosexualidad estaba considerada como enfermedad en el primer manual para el diagnóstico y estadística de trastornos mentales (DSM I): “una desviación de la sexualidad encuadrada dentro de las conductas sociopáticas”

En 1968, el DSM II la etiqueta como trastorno de la personalidad con conducta desadaptada. En 1973, se cambia el término “homosexualidad” por el de “trastorno de la orientación sexual”, considerando patológica la tendencia molesta para el individuo. El DSM III (1980) la incluye dentro de los trastornos de la identidad sexual. El DSM IIIR (1987) y el DSM IV (1994) suprimen todo diagnóstico referente a la homosexualidad.

Asimismo, la despatologización sería avalada públicamente en 1990 por la Organización Mundial de la Salud, OMS.

Trastornos sexuales psicológicos (DSM4)

La cuarta edición del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría enumera los siguientes desórdenes sexuales psicológicos:

(se omitieron los que no tienen relación con la nota)

Parafilias

Una parafilia es un patrón de comportamiento sexual en el que la fuente predominante de placer se encuentra en objetos, situaciones, actividades o individuos atípicos. Las definiciones más usuales recogen comportamientos como el sadismo, el masoquismo, el exhibicionismo, el voyeurismo, la zoofilia, la coprofilia, la necrofilia, el fetichismo y el frotismo.

Trastorno de identidad de género

Disforia de género es un término técnico con el que se designa a las personas que creen o les parece que tienen una contradicción entre su identidad de género y su sexo anatómico. Las personas con disforia de género no se identifican ni sienten como propio el sexo anatómico, debido a la discordancia entre éste y su identidad de género. En el DSM V, publicado por la Asociación Psiquiátrica Americana, está definida como disforia de género y no como trastorno de identidad de género.

(…) el término «identidad genérica» en el Congreso Psicoanalítico Internacional de Estocolmo en 1963.

Formuló el concepto de identidad genérica dentro del entramado de la distinción entre biología y cultura, de tal manera que el sexo fue relacionado con la biología (hormonas, genes, sistema nervioso, morfología) y el género con la cultura (psicología, sociología). (Haraway, 1995, p. 225)

3-  Cómo se plantea en la traducción que realiza Beatriz Preciado del epílogo del libro escrito por Judith Butler, “dadas las restricciones gramaticales del español, hemos optado, atendiendo a los usos activistas en los grupos transgénero, por marcar tanto el género masculino y femenino, como una tercera posibilidad (x) que indica la negación crítica del binario hombre, mujer. (p. 9).

Claves para entender la llamada violencia de género

24 de febrero de 2016

 

 

CARTAS DESDE LA HETEROSEXUALIDAD

24 de febrero de 2016

NOTA DE YRANIA: Este texto lo publica YRANIA porque es representativo de un “feminismo” con un gran sentido del humor, que es creación muy personal de una activista llamada Alicia Murillo Ruiz.

Ya he comentado varias veces en el blog que hay una cosa que me encanta de las redes sociales  y es la de “escuchar” conversaciones ajenas, sobre todo cuando en esas conversaciones están hablando mal de mí. Es raro, lo sé, soy rara, supongo, pero me resulta un placer muy morboso, no lo puedo remediar. Me refiero, por ejemplo, a esos momentos en Twitter donde no te etiquetan pero te nombran y te ponen a parir… me encantan.

Últimamente, cuando miro por la cerradura de Twitter o de Facebook, me encuentro demasiado a menudo con personas que se autodenominan queers (sin serlo) poniéndome a caldo. Debo recordar al auditorio que yo soy una feminista que odia a los hombres, de esas que hacen flaco favor al feminismo. Debe ser por eso que me caen mal los que van por ahí con  un cuerpo leído como el cuerpo de un hombre, que visten como hombres, llevan nombre de hombre en el carnet de identidad y se presentan a las entrevistas de trabajo como hombre. Me caen como el culo. Pero si encima el sábado por la noche esos señores se colocan una boa de plumas y dicen que ellos no son hombres, que son queers, ya entonces no sólo me caen mal, entonces también me tocan mucho el coño. Pero allí que van ellos, con su masculinidad de quita y pon, a decir por Twitter que ya no me siguen porque soy heterosexual. Tócate las narices.

La cuestión es que, en general, a la gente parece importarle mucho el hecho que yo actualmente esté en una relación heterosexual. No me lo perdonan, lo ven como una contradicción, algo que me desacredita, algo que me hace perder credibilidad. Y yo me pregunto: todas estas lesbianas de pedigrí y señores machos disfrazados de modernos con plumas que se llaman queers sólo a la hora de la asamblea ¿Qué saben de la heterosexualidad? Porque, por lo que cuentan, son pura raza oprimida, lxs inmaculadxs del privilegio (son todxs blancos y/o burgueses pero vamos a hacer como que no lo vemos). A ver, que gilipollas no soy, que me doy cuenta de la posición de privilegio en la que me coloca mi relación heterosexual con respecto a mucha gente, pero también me pregunto si estas personas se han parado a pensar que somos las mujeres en relaciones heterosexuales a las que más están matando en la guerra en la que este país está y que nadie nombra: la guerra del machismo. Las mujeres heterosexuales estamos sometidas a violencias de las que las mujeres lesbianas están a salvo (y por decir esto me va a caer lo más grande en Twitter las próximas semanas, pero me da igual). Lo mismo se podría decir al contrario, eso no lo niego, pero, por favor, que no me digan que la heterosexualidad es sólo una posición de privilegio porque no es así. Esa es una lectura simplista del asunto. La heterosexualidad es un régimen político, social y económico diseñado para el sometimiento, tortura y asesinato de las mujeres. Eso no quiere decir que las lesbianas no estén oprimidas por otras razones, he tenido y tengo relaciones también con mujeres, nadie me va a contar qué es la lesbofibia, la vivo en mis carnes, pero lo que yo no entiendo es esa manía feminista de negar una opresión para reivindicar otra en el binarismo de turno. Madres/no madres; burka/top-less; teta/biberón y ahora también lesbianas/heteras. Existe un privilegio hetero sobre las lesbianas, pero también existe un privilegio del varón sobre la mujer del que una mujer lesbiana se libra en el plano de pareja.

Sé que va a ser imposible que este artículo sea leído desde la serenidad. En menos de 24 horas Twitter estará lleno de citas sacadas de contexto en las que perecerá que por las noches ceno filete de lesbiana.  Intento remediarlo con el siguiente párrafo (que será obviamente ignorado): la Ley Integral de Violencia de Género es lesbófoba, putófoba y está diseñada para defender sólo a mujeres heterosexuales. Eso es verdad. Y también es verdad que las mujeres heterosexuales son las que más probabilidades tienen de morir a manos de un hombre. Las dos cosas pueden ser verdad, ni siquiera estamos hablando de una contradicción.  Las mujeres heterosexuales dormimos con el enemigo, estamos expuestas día y noche a situaciones de riesgo, abuso y tortura psicológica, emocional, económica y física. Las lesbianas, a su vez, sufren  acoso y violencia callejera cuando salen en pareja, rechazo familiar y laboral, discriminación en adopciones e inseminaciones y un larguísimo etc. que las heteras desconocen. Todo ello es verdad, las dos realidades son jodidas, pero ninguna más que otra, porque no nos joden ni por ser heterosexuales ni por ser lesbianas, nos joden por ser mujeres.

La heterosexualidad es un mojón y el estar en una relación heterosexual no me impide ser crítica con este sistema. Es entonces cuando viene la pregunta del millón: “¿Y entonces, por qué no dejas a tu marido?”.  Cuando me la hacen no sé si responder, echarme a llorar de puro aburrimiento o pegarle una colleja a mi interlocutor (un día lo hago, me tengo que quitar el antojo). En este país hemos pasado del “algo habrá hecho” a “pues si no lo deja, que no se queje”, lo importante es siempre culparnos a las tías ¿Pues sabéis qué? Que podría daros muchas razones de por qué no lo dejo, pero en realidad hay una que las resume a todas: porque no me sale del coño.[1] Ala, nos vemos en Twitter.

http://aliciamurillo.com/2015/12/25/cartas-desde-la-heterosexualidad/

[1] Pregunta de yrania: ¿Quién no “sale” de tu “coño”? ¿Tu marido?

 

El Conejo de Alicia 11 – Pikara Magazine – Cambios hormonales

24 de febrero de 2016

MACHIRULO arriba

El Conejo de Alicia 11 – Pikara Magazine – Cambios hormonales

 

https://www.youtube.com/watch?v=w2HzxzH9jS4

http://www.pikaramagazine.com www.atravesespejoalicia.blogspot.com

DIOS EXISTE

22 de febrero de 2016

Claves para entender la llamada violencia de género

22 de febrero de 2016

https://youtu.be/tqveGtb22jU?list=PL2FeVa5ZEf0u3usTSHbOvTPTKRcw9rPB1

https://www.youtube.com/watch?list=PL2FeVa5ZEf0u3usTSHbOvTPTKRcw9rPB1&v=tqveGtb22jU

 

¿Si Dios Existe Por Qué Hay Tanta Maldad?

21 de febrero de 2016

https://youtu.be/HnbFIlpUBtI

 https://youtu.be/HnbFIlpUBtI

 

Entrevista con el presbítero Alfredo Saenz y el Dr. Oleg Mikhno Von Steinbrucke

20 de febrero de 2016

TLV1 – ¿Es Vladimir Putin el resurrector del cristianismo ante una Europa en decadencia y atea?

===

 

 


A %d blogueros les gusta esto: