Archive for the ‘Economia’ Category

“una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad” (V. I. Lenin)

16 de julio de 2016

Carlos Rodríguez Braun. Instituto Juan de Mariana, verano de 2013 (véase aquí)

¿Por qué la propaganda necesita la calumnia y la repetición?

veritas et vita
13 julio, 2016

Carlos Rodríguez Braun. Instituto Juan de Mariana, verano de 2013 (véase aquí)

¿Por qué “calumnia que algo queda”? ¿Por qué no al revés? ¿Por qué no decimos “elogia que algo queda”? No se trata obviamente de que solo se vaya a corear lo que es malo, después de todo, desde hace milenios venimos repitiendo los diez mandamientos. Se trata de que la verdad y la falsedad son asimétricas. Porque la verdad puede ser asumida por las personas y mantenida sin necesidad de que nos la recuerden de manera incesante. No se necesita machacar continuamente con que matar está mal para que creamos que matar está mal. Se nos insiste particularmente cuando somos niños o jóvenes en el respeto a una serie de normas morales, acumuladas evolutivamente tras una extensa historia para que esas normas queden grabadas en nuestra conciencia. Cuando somos personas maduras, se supone que las habremos internalizado y podremos instruir con ellas a las nuevas generaciones. Pero con la mentira y con la falsedad pasa algo diferente. Es absolutamente imprescindible que seamos bombardeadas con ellas sin interrupción, pero no solamente cuando somos pequeños (aunque también: véase el denuedo con el que tantas autoridades controlan la educación) sino también en todas las etapas de nuestra vida. Nadie es más consciente de ello que los mayores enemigos de la libertad que se saben insostenibles sin propaganda. No es nada casual que la frase más famosa sobre este asunto es “una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad”, y no es nada casual que esta frase atribuida a Goebbels sea en verdad de Lenin.

===
FUENTE:

¿Por qué la propaganda necesita la calumnia y la repetición?

Anuncios

PEDRO VARELA, Madrid 1989…. Madrid… 2014

27 de octubre de 2014


===

Horario Solar?… u Horario oficial?

10 de marzo de 2014

http://www.elmundo.es/ciencia/2014/03/10/531a3c08e2704e23248b4588.html

Del artículo publicado en el diario “El Mundo” (Madrid, 10 marzo 2014), titulado “El embrollo del desfase horario en el planeta”
resumimos lo siguiente:

POLÉMICA Estudio del matemático italiano Stefano Maggiolo
El embrollo del desfase horario en el planeta
PABLO PARDO Washington
Actualizado: 10/03/2014 02:19 horas
74

¿Los españoles cenamos más tarde que en ningún otro país o en realidad cenamos a la misma hora que los otros, pero con el reloj atrasado? Ésa es la pregunta que se le pasó por la cabeza a Stefano Maggiolo, un matemático italiano de 29 años, durante una visita a Salamanca el año pasado. «Pensé: ‘Esta gente, ¿cena a las 10 de la noche por una cuestión cultural o porque tienen la hora mal?’», recuerda.

La sorpresa de Maggiolo es lógica. Los horarios españoles no tienen parangón en el mundo. En Colombia desayunan a las 7 u 8 de la mañana; comen a las 12 y media o 1 de la tarde, y cenan a las 7 u 8. En Estados Unidos se come entre las 12 y la 1, se cena entre las 6 y las 7 y media y, cuando uno tiene un empleo estable, dice que tiene un trabajo «de 9 a 5», en referencia a la hora a la que entra y a la que sale. Aunque pocos superan a los habitantes de Pekín y, en general, a los asiáticos, donde suelen desayunar a las 6 ó 7, comer a las 11 ó 12, y cenar a las 5 (eso sí, en el mejor estilo de Extremo Oriente, se pasan el día entero picando).

Hasta enero, Maggiolo no tuvo tiempo para desarrollar su proyecto. Pero entonces, gracias a ocho horas de trabajo, un mapa de Wikipedia y un sistema informático que permite emplear sombras y no solo píxeles, logró poner de manifiesto de forma gráfica -y también escrita, en un post para su blog- una tremenda realidad: no es solo que los españoles vivamos en la hora equivocada, sino que prácticamente toda la Humanidad está a destiempo.

El ser humano del siglo XXI vive o demasiado pronto o demasiado tarde. Maggiolo colgó su post, con mapa incluido, en Reddit, una red social tremendamente popular en EEUU, que destaca por la heterogeneidad de sus contenidos: desde porno amateur hasta chats con, por ejemplo, Barack Obama, o el director de la revista Foreign Affairs, Gideon Rose. La visión del desfase horario mundial provocó tal interés que tumbó el servidor de la web de los antiguos alumnos de Ciencias Exactas de la Facultad de Pisa, donde Maggiolo había estudiado .
España, con retraso.

En el caso de España, el mapa deja poco lugar para las dudas: vamos con retraso. O sea, que no es que cenemos tarde, sino que nuestros relojes van atrasados. Los portugueses, por ejemplo, desayunan a las 7 u 8 de la mañana, almuerzan a la 1 y cenan a las 8. Si se tiene en cuenta que ellos van una hora por delante, resulta que los dos tenemos un horario bastante parecido.
(…/…)

Control político

Y es que el reloj es a menudo un instrumento de control político. Los 1.200 millones de habitantes de India también viven, todos, a la misma hora. Eso se debe a que, cuando ese país alcanzó la independencia de Gran Bretaña, decidió unificar sus tres husos horarios, para así fomentar la unidad nacional. En Argentina sólo hay un huso horario, pensado para favorecer a Buenos Aires. Consecuencia: en el noroeste argentino viven casi tres horas por detrás del sol. En algunas regiones de Siberia la diferencia es de tres horas y media, según Maggiolo, que trabaja en Google (aunque su blog no tiene relación con su empleo).
Fórmulas decimonónicas

No está claro, sin embargo, que esas fórmulas decimonónicas vayan a sobrevivir al siglo XXI. En India hay propuestas para adoptar al menos dos husos horarios. En Estados Unidos, la economista Allison Schrager ha propuesto reducir las cuatro zonas horarias vigentes en la mayor parte del país a solo dos. Y en España el Parlamento también se ha planteando aplicar la hora portuguesa y británica.

La razón es que los husos horarios están empezando a costar dinero. Cuando fueron creados, en el siglo XIX, su importancia era relativa. En aquella época, la mayor parte de las sociedades eran rurales, y la gente se guiaba por el sol. Las horas oficiales se aplicaban sobre todo al tren y otros medios de transporte, y a ciertas actividades administrativas. Pero hoy nadie trabaja la tierra, y la hora oficial se ha convertido en una camisa de fuerza que controla nuestras vidas.
(…/…)

Costumbres peculiares

Los españoles, por nuestra parte, solemos replicar a esas críticas con nuestro tópico habitual: eso es algo cultural y, si cenamos tarde, es porque, como en España no se vive en ningún sitio. Es algo que también reconocen algunos extranjeros. La revista online de Washington Slate reaccionó al artículo de The New York Times con una pieza titulada España no debe cambiar sus horarios de comidas, pero nosotros sí tendríamos que hacerlo, en el cuestionaba la jornada laboral a la americana con un rotundo «¿alguien espera que una persona pueda ser productiva trabajando sin parar de 9 a 5?». Eso es, probablemente cierto. Pero también lo es que los españoles dormimos en 53 minutos menos al día que la media europea. Menos horas de sueño implican más propensión a la obesidad, diabetes, enfermedades cardíacas y depresión. Y, por nuestros peculiares horarios, tenemos jornadas laborales mucho más largas, pero también menos productivas que nuestros competidores.

(…/…)

FUENTE:
http://www.elmundo.es/ciencia/2014/03/10/531a3c08e2704e23248b4588.html

DERROTA MUNDIAL…Gobierno Mundial

7 de diciembre de 2012

En lengua española, es uno de los libros de Historia más raros y difíciles de encontrar: En un blog titulado “La vida y muerte de Angel Tejeda” encontramos una crítica e información sobre el contenido de “Derrota Mundial”, lo cual explicaría por qué en todo el mundo  es casi impopsible hallarlo: Este es el texto:

Derrota Mundial

Aut. Salvador Borrego E.

Ésta, es una de esas entradas que más trabajo me cuesta comenzar a escribir. De alguna manera, no encuentro palabras adecuadas para describir la obra del Señor Borrego pues, independientemente de la forma en que llegó a mis manos, podría describirla como algo diferente y único; sin embargo, tampoco puedo describirla como un conocimiento total y definitivo, o apto para mentes cerradas o contagiadas de prejuicios que nos invaden desde las más mínimas edades.

Lo cierto, es que, como toda (o casi toda) la información que a diario recibimos de noticieros, periódicos, internet, etc., nada es imparcial en este mundo de conocimiento variable e interminable. Los libros de historia y documentales que acostumbramos ver, infunden un odio desproporcionado hacia el pueblo alemán de la década de los 30 y 40′s: Los nazis mataron a millones de judíos, torturaban prisioneros, rompieron los tratados mundiales de la Primer Gran Guerra y demás barbaridades. Muy probablemente esa sea una parte de la verdad, pero a medias.

Ninguno de esos materiales menciona las acciones que los soviéticos tenían contra los heridos, incluso los de su propia nacionalidad (A los alemanes les daban el tiro de gracia, a sus propios heridos los abandoban a sus suerte y despojaban de sus botas y abrigos). No mencionan que ellos también invadieron Polonia pero que ni ingleses ni americanos objetaron ante este hecho mientras que a Alemania se le declaraba la guerra por el mismo motivo.

¿Alguien sabe cómo llegaron 15,000 cadáveres de oficiales polacos (asesinados a sangre fría) a una fosa común en un bosque en las fronteras con Rusia? ¿Sabían que los primeros en actuar en contra de las convenciones de guerra y bombardear poblaciones civiles no militares,  fueron los ingleses de acuerdo con norteamericanos? ¿Sabían que al ser conquistada Francia por Alemania, no se exigió territorio alguno y se honró a los combatientes del país derrotado?

Adolf Hitler, contando con los gases más mortíferos (el Gas Sarín por mencionar uno) creados por el hombre dio la orden de no usarlos en contra de soldados aliados; el presidente norteamericano Roosevelt ordenó que todo oficial alemán capturado fuese eliminado. Los nazis, para finales de 1944, habían completado el desarrollo de la bomba atómica; por orden de Hitler no se utilizó; Estados Unidos, tras robar el secreto alemán, la lanzó en contra de dos poblaciones japonesas indefensas aún cuando esa nación ya había pedido la capitulación.

La totalidad del ejército inglés fue acorralado en el puerto de Dunkerke, los alemanes perdonaron sus vidas y los dejaron zarpar sin soltar un sólo tiro con la esperanza de firmar la paz en los inicios de la guerra; a cambio recibieron burlas y bravuconadas del ministro Churchill.

¿Han escuchado que, para ascender al poder, Lenin y Stalin realizaron purgas contra la población asiática que llevó a la muerte de cientos de miles de su propia gente?

Así es, este es un libro que nos muestra todo aquello de lo que, los que ganaron la guerra, prefieren hacerse de la vista gorda. Y sí, omite lo malo que hicieron los alemanes; pero si ya se han omitido los hechos que acabo de mencionar líneas antes, no hay argumento que nos permita juzgar esa “parcialidad”.

Ya casi conluyendo, éste es un libro para aquellos que ya tienen un conocimiento moderado sobre el conflicto entre Eje y Aliados; lo juzgo así, pues una mente que por primea vez se interesa en este universo, podría concebir ideas equivocadas sobre nazismo, antisemitismo, marxismo o bolchevismo.

Finalmente, hay una afirmación muy cierta: “El ejército de la Alemania Nazi, es el ejército jamás vencido por ningún otro”. Para ser consumido, se requirió una superioridad numérica de 25 a 1 y una alianza de más de 15 países en su contra. Y eso es algo que nadie, a favor o en contra, puede negar.

ser es más importante que tener

1 de septiembre de 2009

 F016_SaintDenisSWNave CATEDRAL

“Cuándo no se hacía del dinero el criterio fundamental de la vida, se podía mirar hacia el Cielo…” (frase de autor anónimo)

“Hay una transformación importante, que deseo comentar hoy. Se trata de la modificación más o menos subconsciente, que se operó en la mentalidad de buena parte de mis contemporáneos, respecto a la jerarquía según la cual se mide la consideración atribuida a los individuos en la sociedad.

Historiadores contemporáneos vienen dando nuevo vigor al concepto de sociedad de orden en oposición la sociedad de clase.

Simplificando un poco, se puede decir que — según tales historiadores — la sociedad de orden es aquella en que la estratificación de las capas sociales se hace según dos criterios conjugados: 1) la misión especial de cada estrato, u orden, en el país; 2) el grado de dignidad atribuido a esa misión, según criterios abstractos, en general religiosos o metafísicos.

Tomo un ejemplo entre muchos otros. En casi todas las naciones cristianas de Europa, hasta la Revolución Francesa (1789), la primera categoría social era el clero (cuyo acceso era franqueado, como se sabe, a grandes y pequeños, a ricos y pobres).

Se fundaba esta preeminencia en el carácter sagrado del sacerdocio, y también en el hecho de estar a su cargo casi toda la carga hoy atribuida a los Ministerios de la Educación y de Salud Pública. El segundo estrato social era la de los guerreros, es decir, de los nobles, a quienes incumbía fundamentalmente la misión — aureolada de una gloria toda particular — de derramar la sangre por el País.

Lo propio del verdadero noble era el ser guerrero. Y la del guerrero insigne era el ser noble. Por esto, fueron incontables los plebeyos elevados a la nobleza por hechos de guerra. En la nobleza también, aunque en posición menos saliente, figuraba la magistratura, por la respetabilidad de la función judicial.

Y más o menos a título idéntico, entraban frecuentemente en la misma categoría social las grandes figuras de la administración civil. No faltaron monarcas que dieron, por análogas razones, títulos de nobleza a personalidades insignes de las letras o de la cultura.

Qué papel cumplía el dinero en todo esto? — Era considerado un complemento útil, y en alguna medida necesario, de la situación de una persona.

Por ejemplo, se aceptaba que un obispo, un general o diplomático tuvieran los recursos económicos necesarios para sostener decentemente su situación. Pero — y es lo que importa notar — la consideración que ellos gozaban no era determinada por el peso del dinero, sino por la respetabilidad intrínseca de su oficio.

Esto era especialmente aplicable a la burguesía, que por ser la clase de los negociantes, era también la más influyente en la vida económica del país.

Pero, según el consenso general de la época, por más necesaria y respetable que fuera su actuación en favor del bien común, su acción quedaba circunscrita a la esfera de las actividades privadas. Y no se revestía, por esto, de la luz especial de quien participaba a uno u otro título, de la gestión de la cosa pública, en la paz o en la guerra.

Su función era reconocida como honrada. No, sin embargo, como especialmente honrosa. Y esto porque la esfera de la vida pública posee cualquier cosa de más elevado y excelente que la esfera de la vida privada.

Obviamente, este criterio no podría ser aplicado sin matices a nuestra época, en que la gestión de intereses económicos considerables, además de exigir, muchas veces, una capacidad intelectual relevante en la esfera privada, comporta responsabilidades de gran porte en el tocante a la propia cosa pública.

Pero aún así, según los criterios de la sociedad de orden, la persona o la familia responsable por una función saliente en la economía tendría su importancia reconocida, no directamente en razón del peso material de su dinero — visto sólo como medio de coligar y dirigir intereses privados — sino por la dignidad intrínseca de una actividad de tanto alcance para la cosa pública.

Los acontecimientos nacionales e internacionales ocurridos después de 1930, hicieron que la importancia atribuida a las funciones económicas derivaran principalmente de la posesión del dinero, instrumento material siempre más eficiente para influenciar y presionar.

Y paralelamente, las funciones menos lucrativas y menos conectadas con la producción -el magisterio, la magistratura, la diplomacia, la carrera de armas, la vida cultural, la propia agricultura- perdieran mucho de su esplendor de otrora.

Hablaba yo, hace un cierto tiempo atrás, con un empresario muy exitoso en sus negocios. Me contaba como, en el inicio de su carrera, había querido ser general. Para ello, se inició en la Escuela Militar. A cierta altura hubo un desastre en su familia. Y él, para socorrer a los suyos tuvo que interrumpir sus estudios y entregarse a los negocios.

“Vea, me dijo, cómo fue bueno: si no fuera por mi dedicación a la familia, yo sería hoy un simple general” me expresó enfático mi interlocutor. Y yo me quedé pensando … “Un simple general”… ¿Ser un gran hombre de negocios es entonces más que ser un gran general? O un gran magistrado? ¿Un hacendado de porte o aún un diplomático de realce? O, por fin, un abnegado eclesiástico, incumbido de representar a Jesucristo en la tierra: “Sacerdos alter Christus”?…

 

Reconocer al capital en cuanto factor de producción económica, la gran importancia que le cabe según las circunstancias de nuestros días, nada más justo. Pero proclamar la absoluta superioridad de la posesión del dinero sobre todos o casi todos los factores intelectuales, religiosos o morales de prestigio, implica colocar la economía como valor supremo.

Estas reflexiones tienen un sentido práctico. Ellas son un llamado para que se modifique esta mentalidad, que infelizmente va ganando terreno entre nosotros, y que se podría condensar en esta fórmula: “hacer carrera es hacerse rico; el resto no importa”.

En efecto, este exclusivismo importa en negar el fundamento religioso, moral y cultural de la justa estratificación social y tirar por tierra los propios goznes de la sociedad. (E implica afirmar) una concepción atea de la vida, vista como un corrida tras las ventajas materiales del dinero, y no de aquella honorabilidad legítima que, de uno u otro modo, en uno u otro grado, están llamados a tener todos los estratos sociales.

 

Nota de YRANIA: el texto anterior, publicado en reaccióncatólica, es del lider político y religioso Plinio Correa de Oliveira, fundador del movimiento Familia-Tradición-Propiedad.

(Cfr. Plinio Corrêa de Oliveira, “O dinheiro não é valor supremo”, in Folha de S. Paulo, edición del 9 de mayo de 1971.

en España la gente gana más dinero que en USA

20 de enero de 2009

Según un comunicante bromísta y anónimo, en España la gente gana más dinero que en USA…

Este es el mensaje que he recibido en mi correo de este blog:

ASÍ ESTÁN LAS COSAS:

Le envié a un amigo que vive en USA un email con esta pregunta:

¿Por qué somos pobres los españoles?”  

Su respuesta desde Florida (USA) fue la siguiente:

 

¡Hola, cómo se ve que los árboles no te dejan ver el bosque…! ¿Cómo puedes llamarte pobre, cuando eres capaz de pagar por un litro de gasolina más del triple de lo que pago yo?

 

…Cuando te das el lujo de pagar tarifas de electricidad, de teléfono y de telefonía móvil un 80% más caras de lo que me cuestan a mí? ¿Cómo puedes llamarte pobre cuando pagas comisiones por servicios bancarios y tarjetas de crédito el triple de lo que aquí nos cuestan, o cuando por un automóvil que a mi me cuesta 2.000 dólares ustedes pueden pagar el equivalente a 20.000 dólares? ¿Por qué ustedes sí pueden darse el gusto de regalar 18.000 dólares y nosotros no?

Nosotros, los habitantes de Florida, somos pobres. Por eso el Gobierno Estatal, teniendo en cuenta nuestra precaria situación financiera, nos cobra sólo el 2% de IVA (más otro 4% que es Federal; total = 6%) Y no el 16% como a ustedes los ricos que viven en España. Además, son ustedes los que tienen “Impuestos de Lujo” como son los impuestos por gasolina y gas, por alcohol, cigarros, cigarrillos, cerveza, vinos, etc., que alcanzan hasta el 320% del valor original, y otros como: Impuesto sobre la renta (impuesto sobre el sueldo), impuesto sobre automóviles nuevos, impuesto a los bienes personales, impuesto a los bienes de las empresas, impuesto por uso del automóvil (de circulación). Y todavía os dais el lujo de pagar un 16% de IVA por estos impuestos, además de todos los trámites y pagos nacionales y municipales (tasas). Porque si ustedes no fueran ricos, ¿qué sentido tendría tener unos impuestos Nacionales, Autonómicos y Locales, de ese calibre?

Un país que es capaz de cobrar el IMPUESTO SOBRE LAS GANANCIAS Y LOS BIENES PERSONALES por adelantado (mediante retenciones) como España, necesariamente tiene que nadar en la abundancia, porque considera que los negocios de la  nación y de todos sus habitantes siempre tendrán ganancias  a pesar de saqueos y asaltos, mordidas, terremotos, sequía,  invierno, corrupción, saqueo fiscal e inundaciones y por supuesto seguro que todos deben ganar muchísimo.

Los pobres somos nosotros, los que vivimos en USA y que NO pagamos impuesto sobre la renta si ganamos menos de 3.000 dólares al mes por persona (más o menos 2.000 €).

Ustedes tienen además el Impuesto sobre Bienes Inmuebles, impuestos de basuras, impuestos sobre el consumo de Agua, Gas y Electricidad. Y pagan vigilancia ó seguridad privada en bancos, urbanizaciones, municipios, etc. mientras que nosotros nos conformamos con la vigilancia pública. Ustedes envían a los hijos a colegios privados, y mire si seremos pobres aquí en EE.UU.., que las escuelas públicas nos prestan los libros de estudio previendo que no tenemos dinero para comprarlos.

A veces me asombra la riqueza de los españoles que piden un préstamo cualquiera, y son capaces de pagar el 8% mensual de intereses, como mínimo  [*].  No como aquí, que apenas llegamos al 8% anual (generalmente 7.8%), justamente porque NO estamos en condiciones de pagar más.

Supongo que usted, como todo rico, tiene un automóvil y que está pagando un 8% ó 10% anual de seguro; si le sirve de información, yo pago sólo 245 dólares por año. Y como les sobra el dinero, ustedes pagan anualmente eso que ustedes llaman IMPUESTO DE CIRCULACION, (aparte de la ITV, zona verde, zona azul, aparcacoches forzosos, etc., mientras que aquí nosotros no podemos darnos esos lujos y pagamos 15 dólares anuales por el STICKER sin importar qué modelo de automóvil conduzcas, pero claro, eso es para gente de recursos).

Ser rico, es tener 86.000 concejales, casi 9.000 alcaldes, 17 Presidentes de Autonomías, casi 1.600 parlamentarios autonómicos, 350 diputados en Cortes, 300 Senadores, 200 parlamentarios en Estrasburgo, una Casa Real, 20 Ministros y todos sus adláteres — paradójicamente a menor rango, mayor sueldo, hay alcaldes que ganan más que el presidente del Gobierno–, todo esto para un país tan pequeño como el suyo.

Así, ustedes, quienes se quedaron en ESPAÑA son RICOS. Bueno, le envío un abrazo y ya me contará cómo les va con el nuevo presupuesto del Estado…: lo que es seguro es que les aumentarán más los impuestos.

Además eso es lo que hay que pagar por vivir en la 8ª potencia mundial, el mejor lugar del mundo y tercero donde la gente se siente más feliz del planeta. Un saludo: Su pobre amigo emigrante.

P.D.: SI DECIDES REENVIAR ESTE MENSAJE POSIBLEMENTE AL MENOS ASÍ NOS UNIMOS EN ALGO Y QUIEN SABE, QUIZÁS ALGUN DÍA, PODAMOS CAMBIAR LAS COSAS EN  ESPAÑA.

[*] Nota de YRANIA: En este dato sobre el interés mensual se supone que hay un error.

 

WAHRHEIT MACHT FREI ! / LA VERDAD HACE LIBRES !

26 de diciembre de 2008
Contra lo que se cree, no sólo significa este lema que quien conoce y profesa la verdad se siente libre, sino también que quien dice o proclama lo que  piensa que es verdad, o declara sus verdaderas opiniones y sentimientos,  encuentra su paz y libertad  personal.
Paralelamente se dice que el trabajo hace libre, cuando se redimen penas mediante el trabajo propio, o cuando mediante el esfuerzo personal se consigue, con el tiempo, la libertad que da liberarse de la pobreza y adquirir un patrimonio.

ZIMBABWE… UNA INFLACIÓN MONETARIA DEMENCIAL

5 de abril de 2008

Hay pocos precedentes de una inflación tan escandalosa… Sólo en Alemania en los años
de la república de Weimar se llegaron a emitir billetes de banco con denominaciones millonarias…
Lo que ocurre en Zimbabwe, la antigua y próspera Rhodesia del Sur, se está dando a conocer ahora (no sabemos si para desacreditar al régimen de Mugabe, que ya dura casi treinta años de vida)… y es que se están emitiendo billetes por valor de 25 y 5o millones de dólares… de Zimbabwe. Recientemente supimos, casi por casualidad, que en Zimbabwe el precio de un kilogramo de tomates era de cinco millones de dólares… (de Zimbabwe, por supuesto)…Lo que sigue es un resúmen de una información de El País:
Godfrey saca del bolsillo la joya de la corona: un billete de 50 millones de dólares zimbabuenses recién salido del horno. Sabe que sirve para muy poco: esta millonada apenas llega en Zimbabue para comprarse una barra de pan. El Banco Central puso ayer en circulación billetes de 25 y 50 millones. No parece dinero de verdad. Su lanzamiento es el enésimo intento del Gobierno de hacer frente a la hiperinflación y reducir algo los fajos de billetes que hay que llevar encima para pagar.También es la demostración de que la cifra real de inflación es muy superior a la astronómica 100.000% oficial. En enero se lanzó el billete de 10 millones, que hoy sirve para comprar seis cigarrillos sueltos. Desde entonces, no hay nuevos datos sobre la inflación. Economistas independientes insinúan que supera el 250.000%. (…).
—-
Nota: Aquí, en esta noticia debe haber “gato encerrado”…porque no parece normal que un país con 80% de parados y una inflación tan astronómica no sea noticia diaria en todos los medios…
informativos

A %d blogueros les gusta esto: