Archive for the ‘judaísmo’ Category

ELIJA A SUS CANDIDATOS PARA EL VERTEDERO MÁS PRÓXIMO

19 de diciembre de 2015

ELIJA A SUS CANDIDATOS PARA EL VERTEDERO MÁS PRÓXIMO

NOTA DE KLYPEUS89:  EL SIGUIENTE ARTÍCULO ESTA COPIADO DE UN BLOG titulado http://www.uraniaenberlin.com.
POR SUPUESTO, en KLYPEUS89 NO SOMOS “marxistas”, ni siquiera en la línea de Groucho Marx, pero consideramos digna de atención esta crítica que hace el egipcio Samir Amin a la “democracia” estilo occidental, la cual crítica, en opinión de KJlypeus89, también sería válida para las llamadas “democracias populares”, “…reales” o con cualquier otro calificativo…
*************************************
&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&
NOTA DE YRANIA:  Subscribimos totalmente esta nota de nuestro colega KLYPEUS89 y también
reproducimos el análisis crítico del “marxista egipcio  Samir Amin”, según escribe el autor del blog http://www.uraniaenberlin.com
EL TEXTO QUE SIGUE A CONTINUACION PERTENECE A URANIA EN BERLIN:
&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&
He tomado prestado parte del título de esta entrada a propósito de un artículo de Samir Amin, prestigioso economista marxista egipcio, que aporta algunas claves para totalizar las miserias del sistema capitalista y sus “partenaires” políticos. Los llamados comicios legislativos son la gran falacia histórica que sustenta el llamado “pluripartidismo” que, aunque está enraízado tradicionalmente en Europa y otros países, su orígenes son muy claros y conocidos. Amin, hace referencia a ello en el artículo en cuestión, Los padres fundadores de los Estados Unidos inventaron este decorado teatral, con la intención expresada, y con una lucidez perfecta, de evitar que la democracia electoral se convirtiese en un instrumento utilizado por el pueblo para poner en tela de juicio el orden social, fundado sobre la propiedad privada (y la esclavitud!). Y, en particular, en EEUU se implementaron variables políticas mediante las cuales la Constitución americana estaría basada en la elección de un Presidente (una suerte de “Rey elegido”) que concentraría poderes esenciales. Mientras que El “bipartidismo”, al cual conduce naturalmente la campaña electoral presidencial, tiende progresivamente a pasar a ser lo que fue en adelante: la expresión de un “único partido” – por supuesto el del capital de los monopolios desde el final del siglo XIX – que se dirige a “clientelas” que piensan distinguirse las unas de las otras.
Argumenta Samin, con toda lógica, que La farsa democrática se manifiesta entonces a través de una posible “alternancia” (en este caso de los Estados Unidos: los Demócratas y los Republicanos), sin que esto pueda satisfacer las exigencias de una alternativa válida (ofreciendo la posibilidad de nuevas opciones radicalmente diferentes). Y sin perspectiva de alternativa válida posible, la democracia no existe. La farsa está basada en la ideología del “consenso” (!), negador por definición del conflicto serio de los intereses y visones del futuro. La invención de las “primarias” que invitan el conjunto del electorado (¡sus componentes que denominan de derecha o de izquierda!) a expresarse para la elección de cada uno de los dos falsos adversarios acentúa aún más el desvío aniquilador del alcance de las elecciones.
EEUU ejemplifica, de este modo, un modelo paradigmático de democracia que es, de facto, la antidemocracia o la plutocracia, el gran negocio electoral de las élites económicas concentrado en una urna que, para más inri, es electrónica, por lo que el pucherazo no es tan difícil de conseguir a poco que algún experto del “sistema” (político) acceda y manipule el código interno del soporte informático (¿se acuerdan del amaño electoral que gestó George Bush para salir reelegido cuando todas las “papeletas” las tenía el candidato demócrata Al Gore, el del “calentón güebal”, que diría LCC?). Europa, lógicamente, no le va a la zaga al imperio y las similitudes “electorales”, con algunas pequeñas diferencias, se basan también en el consenso (algo más amplio, puesto que aquí se permite la concurrencia, al circo electoral, de una gran variedad de formaciones minoritarias….que no van a tener nunca una posibilidad real, democrática, de acceder al poder).
Por otra parte, la limpieza electoral es un tema que no es objeto de controversia en Occidente, en sus comicios claro, puesto que en los de los “otros”  (los que celebran sus enemigos declarados) hay siempre fraude o aparecen irregularidades. En las elecciones-farsa occidentales, en cambio, siempre dan por buenos sus resultados, a pesar de que las anomalías y los tongos han estado presentes y han sido evidentes, como en el caso americano antes comentado. Aquí mismo no se han quedado atrás con aquel manipulado referéndum de la OTAN (un pucherazo histórico) o en otra consulta reciente, promovida por el Reino Unido, que hacía referencia a la autodeterminación de Escocia, donde hubo un descarado fraude del unionismo inglés que fue silenciado mediante un oportuno apagón informativo. En contraposición, elecciones como las venezolanas han sido un punto de referencia inexcusable (“negativo”) para los defensores de la “pureza” electoral capitalista.
Por ejemplo, no ha habido elección, bajo el mandato del “chavismo”, que no haya estado sometida al escrutinio más feroz, donde la certeza, elucubrada por Occidente, era que existía un “incontestable” amaño gubernamental. Por supuesto, lo que sobrevolaba era el típico bulo fabricado, interior y exteriormente, para echar del poder (como fuese) a los bolivarianos. Ahora, recientemente, cuando las tornas han cambiado y han “ganado” los de Washington, todo ha ido de “maravilla”. Pero, mira por donde, la “legitimidad” del “triunfo” opositor venezolano está lastrada, además de por el permanente involucionismo violento llevado a cabo todos estos últimos años por la oposición (con ayuda de EEUU y Europa), por las sospechas de fraude electoral masivo cometido por el bloque ganador del MUD, utilizando maniobras sucias tales como personas fallecidas que votaron, ciudadanos “analfabetos” a los que le pagaron para dejarse ayudar, además de la compra de votos a ciudadanos extranjeros e incluso hasta un sospechoso recuento de un millón de votos nulos…entre otras irregularidades. Un hecho muy grave sobre el que los medios controlados no van a gutir, sino en sentido contrario, y por el que el presidente Nicolás Maduro debería proceder (de confirmarse) a la anulación completa e inmediata del resultado electoral.
Samir Amin, por retomar la mascarada “democrática” occidental, pone como ejemplo de antidemócrata a Jean Monnet, el laureado por Europa como “fundador de la nueva democracia en el viejo continente” y a cuyo nombre figuran cátedras y aulas universitarias repartidas por toda Europa. Para Amin  Monnet era un auténtico antidemócrata (¡razón por la cual se lo celebra en Bruselas como el fundador de la “nueva democracia europea”!), perfectamente consciente de lo que quería (copiar el modelo estadounidense), desplegó todos sus esfuerzos – una tradición escrupulosamente aplicada en la Unión Europea – para desposeer las Asambleas elegidas de sus poderes en el beneficio de “Comités de tecnócratas”. La Europa de los mercaderes, para ser más exactos, subordinada total al imperialismo estadounidense.
En definitiva, apunta Amin, en los regímenes llamados formalmente democráticos los conflictos electorales podrían tener la apariencia de un funcionamiento democrático real. Pero progresivamente, con la sustitución de la dominación del capital de los monopolios por la diversidad de los bloques capitalistas, esta apariencia se difumina. El virus liberal (título de una de mis obras) hizo el resto: alinear progresivamente a Europa con el modelo de los Estados Unidos. La sumisión a la farsa democrática es interiorizada por un discurso auto calificado de “post modernista” que, simplemente, se niega a reconocer la importancia de los efectos destructivos.
Entonces…si no hay elecciones…¿no hay democracia?. La cuestión a plantear debería ser otra: ¿Qué “elecciones” se articulan bajo esa democracia? ¿Quiénes son sus actores, qué engranajes son utilizados –Ley D’Hondt- y quiénes los tutelan realmente?  La democracia del capitalismo es una falsificación de la democracia real porque sirve a los intereses de las clases dominantes, los complejos multinacionales y financieros y, en definitiva, al aumento de prerrogativas para una serie de actores económicos y políticos privilegiados, siempre en detrimento de aquellos que están permanentemente empobrecidos. De este modo, la farsa del sistema capitalista, por excelencia, es la farsa electoral, concebida para hace creer que el pueblo es quien escoge a sus gobernantes, mediante el sufragio “universal, secreto, libre y directo”. Nada más lejos de la realidad. En cada proceso electoral del Estado capitalista (la llamada, ampulosa y retóricamente, “fiesta de la democracia”) se configuran todos los instrumentos represivos posteriores que van a estar al servicio de las clases dominantes, a pesar de que la demagogia populachera de la politiquería reinante hace creer a muchos que realmente están ante un “cambio”  de políticas (que no, lógicamente, del sistema) cuando lo que en realidad se está escenificando es una mascarada en favor de los grandes grupos de presión económicos.
La trampa y el subsecuente engaño capitalista se conciertan mediante un poderoso mecanismo difusor de todos conocido: la propaganda masiva a través de prensa, radio y televisión, lobbys mediáticos que, normalmente, poseen vínculos con el poder político dominante y, también, el financiero. Así, garantizan que el discurso hegemónico manipule y corrompa a los que se acercan al mercado electoral. Si, además, el sistema promueve su farsa de la mano de sus “intelectuales” orgánicos o tertulianos (esa indigente secta de decrépitos opinólogos, cretinos y chusma despreciable mantenedora del “statu quo”)  la feria electoral completa el círculo de farsantes. El engaño del derecho a “elegir y ser elegido” no es más que otro artificio fraudulento del sistema para servir a ese mismo sistema o, lo que es igual, a EEUU, a Bruselas y a los dictadores financieros.
No es infrecuente, por otro lado, que una vez terminada la pachanga pre-electoral y su correspondiente arsenal de demagogia populista, de teatral “acercamiento” al pueblo, con su repertorio de besos, abrazos, salutaciones, guiños, regalos, promesas, mensajes “izquierdo-progres” (que, una vez acabada la farsa, se fundirán con los de sus contrincantes políticos derechistas) o esos debates falsificados a los que no permiten concurrir a las formaciones minoritarias (por tanto, hábilmente, mantienen al sistema atado y bien atado) y, por qué no, la compra de votos.…todo vuelva a su cauce: es decir, el día después la gente se cabreará nuevamente con los políticos y la gran opereta capitalista volverá a funcionar como un reloj suizo.
Señala el pensador Amin que La sumisión a la farsa democrática es interiorizada por un discurso auto calificado de “post modernista” que, simplemente, se niega a reconocer la importancia de los efectos destructivos de aquélla. Qué importan las elecciones, lo esencial ocurre en otra parte, dicen: en la “sociedad civil” (un concepto confuso) dónde los individuos habrían pasado a ser lo que el virus liberal afirma que son – ¡mientras que no lo son! – los sujetos de la historia. La “filosofía” de gente como  Negri, expresa esta abdicación. En realidad, el pensamiento filosófico del italiano Toni Negri, el espejo ideológico en el que probablemente se mira Pablemos, ha ido dando tumbos desde que mostró, en los años setenta, su infantil e inocente apoyo a la “lucha armada” del grupo terrorista de “ultraizquierda” Brigadas Rojas (que, para el que no lo sepa, se trataba de una organización enteramente creada por la CIA y los servicios secretos italianos del SISMI para reclutar comunistas-cabezas de turco que hicieran el trabajo sucio de la “revolución” en la mafiosa Italia democristiana, con objeto de demonizarles como parte de la estrategia de tensión de Gladio contra la izquierda). Ello le supuso a Negri que el Estado fascista italiano le tendiese una encerrona y pasase por la cárcel, debido a que era considerado poco menos que el intelectual orgánico de las “Brigate Rosse”…Negri terminó siendo un intelectual de la prestidigitación y el discurso más inane.
Así pues, resumiendo: los procesos electorales, en las democracias de EEUU, la OTAN y Gladio, no son otra cosa que el comienzo del fin de la democracia.
===
FUENTE:

http://uraniaenberlin.com/2015/12/17/elecciones-o-el-decorado-teatral-de-la-farsa-democratica/

COMENTARIO DE KLYPEUS:

Este analisis sobre la “democracia” y el “sufragio universal” lo subscribiría cualquier pensador que sabe que los hombres no somos iguales y por consiguiente es absurdo valorar un hombre igual a un voto. En resumen, si creo que podemos concluir es que que el juego democratico  es valido si ganamos y es erróneo si perdemos. Vale decir en otro orden de cosas, que si es cierto que los VENCEDORES ESCRIBEN LA HISTORIA, entonces resulta que en la IIWW los “buenos” ganaron y los “malos” perdieron… pero como, por definición, los que pierden no tienen poder ni para defenderse de las calumnias y embustes de los vencedores… entonces ¿Como podemos dar crédito a tantas falacias como las que se escriben sobre los “crimenes” de Stalin o de Hitler?  ¿Y qué pasa con los “crímenes”
de  Neron, del Papa Borgia,  de Napoleon, Franklyn Delano Roosevelt, de Winston Churchill, de Franco, de Mao o de Fidel Castro?
La respuesta está clara: Cada cual sólo considera “criminales” a sus oponentes ideologicos, de clase, de raza o de religion.
Los gatos consideran enemigos a los ratones. Yo, por mi parte, me identifico con los gatos…
y aquí como en todo uno sigue la voz de la sangre, que es también la voz de la razón…
Es normal que cada uno barra para casa… Lo absurdo e idiota es ayudar a sus enemigos…
Eso sólo lo podia decir JESUCRISTO… pero JESUS, si lo dijo, es porque hablaba en cuanto Hijo de Dios, no como Hombre.  Pero como dijjo HERACLITO… La guerra es el padre (polemos) de todas las cosas… y como decimos los cristianos (incluso los cristianos ateos como el genial Gustavo Bueno),
la PAZ solo la tendremos cuando la Muerte nos libere de esta Vida para dar paso a otra Vida…  si es que existe… o como debería existir de alguna forma, pues NADA SE DESTRUYE… sólo se transforma…
Así es que, para terminar esta disquisición, creo que es dogmático y pretencioso por parte de un hombre tanto afirmar como negar con soberbia sobre todo lo que le supera… En fin, puede juzgar y opinar… pero eso no tiene valor en sí… a menos que su opinión o juicio coincida con la VERDAD… y esa Verdad se refiere a algo que escapa a nuestro control o que sólo algunos hombres, por ejemplo, el Cristo, se atreven a conocer…
También Satanas tiene opiniones… y adoradores, por ejemplo los del grupo de rock “The Eagle of the Death” (dicho en mal ingles, supongto).  Según Papini Dios perdonará algún dia a Satanas…
…pero creo que el “pueblo elegido” sólo nos perdonará a nosotros los gentiles cuando “ellos” se conviertan al Cristianismo… pero según algunos agoreros mal pensados…parece que es
Francisco quien va camino de convertirse al judaismo… Y por cierto… Jesus NO era judio…
digan lo que digan quien se consideran eruditos… Seria tanto como decir que Dios es judio…
…y como dijo alguien muy sabio… si, por ejemplo los leones tuviesen ideas religiosas, seguramente imaginarian que Dios es un León… Y quizas no irian descamiundos… pues  un escritos cristiano ha sido el creador de “El Rey León”.
SALUDOS.
&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&
FUENTE:
YRANIA.WORDPRESS.COM ha copiado este post del blog  KLYPEUS89
…es decir, de la siguiente dirección:
http://www.klypeus89.blogspot.com.es/2015/12/elija-sus-candidatos-para-el-vertedero.html

“La escuela de Frankfurt/Main”, el veneno ideológico de hoy

12 de julio de 2012

En el blog EL PENSAMIENTO DISIDENTE leemos un interesante texto que explica una de las causas

de la subversión y descomposición de los valores éticos y morales en Occidente.  Ese mismo texto es reproducido por TRADICIONDIGITAL.   Observamos en este texto que siendo una valiente denuncia y una aguda observación de la realidad, es también un ejemplo de objetividad y de rigor informativo. Incluso en su afán de moderación se omite el origen racial ó religioso de algunos de los más conspicuos representantes de dicha “Escuela de Frankfurt”.

Este es el texto al que nos referimos:

“La civilización occidental está actualmente atravesando una crisis esencialmente diferente a cualquier otra experimentada en el pasado. Otras sociedades cambiaron sus instituciones sociales o creencias religiosas influenciados por alguna fuerza externa o el lento desarrollo del crecimiento interno de la misma. No obstante, ninguna, ni la nuestra, jamás se enfrentó con la posibilidad de una alteración fundamental de sus creencias e instituciones en las que se basa todo el tejido de la vida social… Se está desarraigando a la civilización desde sus cimientos en lo natural y en la tradición y se la está reconstruyendo sobre una nueva organización artificial y mecánica como una fábrica moderna.”
Christopher Dawson. Enquiries into Religion and Culture, p. 259.

(…/…)

La revista ACW ( Association of Catholic Women’s) examinó el trabajo corrosivo de la Escuela de Frankfurt – un grupo de académicos que desarrollaron perspectivas altamente provocativas y originales en la sociedad y en la cultura contemporánea, recurriendo a Hegel, Marx, Nietzsche, Freud y Weber. No es que su idea de una “revolución cultural” fuera particularmente nueva. El Conde Joseph de Maistre (1753-1821), quien fuera masón durante quince años, escribió: “Hasta ahora, las naciones morían con las conquistas, es decir por las invasiones, pero aquí surge el gran tema: una nación puede morir en su propia tierra, sin llegar a reinstalarse en otro lugar y sin invasión, permitiendo que las moscas de la descomposición corrompan, desde la misma médula, aquellos principios originales y constitutivos que hacen a la esencia de lo que ella es”.

¿Qué fue la Escuela de Frankfurt? Bueno, en los días posteriores a la Revolución Bolchevique en Rusia, se creía que la revolución de los trabajadores se extendería a Europa y, finalmente, a U.S.A.. Pero no fue así. Para fines de 1922 la Internacional Comunista (Komintern) comenzó a considerar las razones. Por iniciativa de Lenin se organizó una reunión en el Instituto Marx.Engels de Moscú.La finalidad de la reunión era clarificar el concepto de una “revolución cultural marxista”, y ponerlo prontamente en marcha. Entre los presentes se encontraba Georg Lukacs (aristócrata húngaro, hijo de un banquero, que se hizo comunista durante la Primera Guerra Mundial; buen teórico marxista, desarrolló la idea de “Revolución y el Eros” – instinto sexual usado como instrumento de destrucción) y Willi Munzenberg (cuya solución propuesta fue “organizar a los intelectuales y usarlos para pudrir la civilización occidental. Sólo entonces, luego de corromper todos los valores y hacer imposibles la vida, podemos imponer la dictadura del proletariado”).

Ralph Toledano (1916-2007) – autor conservador y cofundador del National Review- comentó la mencionada reunión en los siguientes términos: “Fue quizás más perjudicial para la civilización occidental que la misma Revolución Bolchevique”.

Lenin murió en 1924, sin embargo, para ese entonces, Stalin comenzó a ver a Munzenberg, Lukacs y a gente de similar pensamiento como “revisionistas”. En junio de 1940, Münzenberg escapó al sur de Francia donde, bajo las órdenes de Stalin, un escuadrón de la muerte del NKVD lo capturó y lo colgó de un árbol.

Durante el verano de 1924, luego de que el V Congreso de la Internacional Comunista lo atacara por sus escritos, Lukacs se mudó a Alemania, donde encabezó la primera reunión de un grupo de sociólogos con orientación comunista, reunión que daría a luz la fundación de la Escuela de Framkfurt.

Esta “Escuela” (diseñada para poner en práctica su programa revolucionario) comenzó en la Universidad de Frankfurt, en el Institut für Sozialforschung. Para comenzar, Escuela e Instituto eran indistinguibles. En 1923 Felix Weil (1898-1975) funda el Instituto y lo establece oficialmente. Weil nació en Argentina y a los 8 años lo enviaron al colegio a Alemania. Asistió a las Universidades de Tübingen y Frankfurt, donde obtuvo un doctorado en ciencias políticas. Durante sus estudios en estas universidades comenzó a interesarse cada vez más en el socialismo y el marxismo. Conforme al historiador e intelectual Martin Jay, el tema de su tesis fue “los problemas prácticos de la implementación del socialismo”.

Carl Grnberg, director del Instituto desde 1923 hasta 1929, fue un marxista confeso, a pesar de que el Instituto no tenía ninguna afiliación política oficial. No obstante en 1930, lo reemplazó Max Horkheimer que pensaba que las teorías de Marx debían ser la base de las investigaciones del Instituto. Cuando Hitler asume el poder, el Instituto se cerró y sus miembros escaparon a U.S.A. , por varias rutas y migraron a las universidades estadounidenses más importantes – Columbia, Princeton, Brandeis y California, en Berkeley.

La Escuela incluía entre sus miembros al gurú de la Nueva Izquierda de los años 60: Herbert Marcuse (a quien el Papa Pablo VI denunciaría por su teoría de la liberación que “dio lugar al libertinaje disfrazado como libertad”); a Max Horkheimer, Theodor Adorno, al popular escrito Erich Fromm, Leo Lowenthal, y Jurgen Habermas – quizás el representante más influyente de la Escuela.

Fundamentos, objetivos y prácticas de la “revolución cultural

Básicamente, la Escuela de Frankfurt creía que mientras el individuo tuviera la convicción – o incluso la esperanza de la Fe – de que el don divino de su razón podría resolver los problemas que enfrenta la sociedad, entonces, esa sociedad nunca alcanzaría el estado de desesperanza ni de alienación, los cuales son imprescindibles para iniciar la revolución socialista. Su objetivo, por lo tanto, consistía en demoler lo más pronto posible el legado cristiano. para ello, necesitaban ejecutar la crítica destructiva más negativa posible de cada una de las esferas de la vida, la que sería diseñada para desestabilizar a la sociedad y tirar abajo lo que ellos llaman el orden “opresor”. Sus políticas, según esperaban, se difundirían como un virus – “continuando con el trabajo de los marxistas occidentales por otros medios”, como lo señalara uno de los miembros.

A los efectos de promover el avance de su “tranquila” revolución cultural – sin darnos, no obstante, idea alguna de sus planes para el futuro – la Escuela de Frankfurt recomendó (entre otras cosas):

1- La invención de delitos raciales.


2- El cambio contínuo para crear confusión.


3- La educación sexual y la incitación a la homosexualidad a los niños.


4- La destrucción de la autoridad de los colegios y profesores.


5- Grandes migraciones para destruir la identidad.


6- La promoción del consumo excesivo de bebidas alcohólicas.


7- El vaciamiento de las iglesias.


8- Un sistema legal desacreditado, con prejuicios contra las víctimas del delito.


9- Dependencia del Estado o de los beneficios del Estado.


10- Control y estupidización de los medios de comunicación.


11- Fomentar la desintegración de la familia.

Una de las ideas principales de la Escuela de Frankfurt consistía en explotar las ideas del “pansexualismo” de Sigmund Freud – búsqueda de placer, explotación de las diferencias entre sexos, quiebra de las relaciones tradicionales entre varón y mujer. Para promover sus objetivos, se proponían:

Atacar la autoridad del padre, negar los roles específicos paternos y maternos, y arrebatar a las familias sus derechos como principales educadores de sus hijos.


Eliminar las diferencias en la educación de los niños y de las niñas.

Suprimir todas las formas de dominación masculina.


Declarar que las mujeres son “la clase oprimida” mientras que los hombres “la opresora”.


Munzenberg resumió la operación a largo plazo de la Escuela de Frankfurt de la siguiente manera: ” Corromperemos occidente de manera tal que apestará”.

La Escuela sostenía que había dos tipos de revoluciones: la política y la cultural. La revolución cultural demuele desde adentro. ” Las formas modernas de sujeción son marcadas con suavidad”. Lo consideraban un proyecto a largo plazo y jamás perdían de vista el tema de la familia, la educación, los medios, el sexo y la cultura popular.

===

Nota de YRANIA:

Corromper a “OCCIDENTE”, misión cumplida…

14 de marzo de 2011

Desde siempre las minorías pensantes promueven y condicionan las ideas y comportamientos de la población.  La cuestión radica en si esas minorías son aristocráticas, es decir, representan valores constructivos y positivos ó, por el contrario, persiguen debilitar, corromper y desarmar a la sociedad sobre la que influyen. Hace siglos, sobre todo desde la llamada “revolución francesa”, el mundo occidental está siendo intoxicado con ideas disolventes que, con apariencia de ser generosas, “humanistas”, liberales y progresivas, en realidad rompen los fundamentos morales, políticos e incluso raciales de las naciones.

Un ejemplo de esta labor de intoxicación ideológica son los llamados “thing-tanks”, o equipos de pensamiento que imponen sus ideas sobre la política, la familia, la sexualidad,  la religión, la filosofía, la historia, etc, etc. a través de los medios de “comunicación”.

En este sentido hemos leído en el excelente  blog la yijad en eurabia lo siguiente:

 El verdadero origen de ese combate está en este conglomerado de intelectuales y pensadores marxistas, que luego de ser expulsados de Europa se instalaron en los Estados Unidos bajo el gobierno de Roosevelt y ocuparon destacados puestos en sus principales universidades, como Columbia, Princeton, California y Harvard. Participaron en la denominada desnazificación de Alemania luego de la segunda guerra y se encuentran entre sus más afamados miembros Herbert Marcuse, Sigmund Freud, Erich Fromm,Jürgen Habermas y Theodor W. Adorno. Desde las universidades norteamericanas irradiaron el denominado combate cultural, son creadores y promotores de la “contra-cultura” del rock, el sexo y las drogas en los años 60. Pero su tiro era de vuelo más alto: la corrupción de la civilización y la cultura cristiana. (…/…)

“Es decir, el marxismo cultural de la Escuela de Frankfurt, judía hasta la médula, ha conseguido que corromper Occidente hasta lograr que realmente apeste.”

Sobre la táctica que han seguido:

– Grandes migraciones para destruir la identidad cultural de los pueblos.

– Un sistema legal desacreditado con prejuicios contra las víctimas del delito y no contra los victimarios.

– Fomentar la desintegración de la familia.

En ese último punto se han concentrado con particular saña. Conscientes que en esa célula básica de la sociedad es desde donde se concentra e irradia el orden natural de la vida, buscan su disolución desde el “pansexualismo” freudiano:

– Declarar que las mujeres son la clase oprimida, mientras que los hombres son la clase opresora, fundamento esencial del moderno “feminismo”.

Proclaman en sus tesis que una interrupción de la autoridad paterna en la familia, podría tender a aumentar la disposición de la generación venidera a aceptar el cambio social.

===

Nota de YRANIA:  También en el blog PENSAMIENTO DISIDENTE se informa sobre este mismo tema:

¿Qué fue la Escuela de Frankfurt?

Bueno, en los días posteriores a la Revolución Bolchevique en Rusia, se creía que la revolución de los trabajadores se extendería a Europa y, finalmente, a U.S.A.. Pero no fue así. Para fines de 1922 la Internacional Comunista (Komintern) comenzó a considerar las razones. Por iniciativa de Lenin se organizó una reunión en el Instituto Marx.Engels de Moscú.

La finalidad de la reunión era clarificar el concepto de una “revolución cultural marxista”, y ponerlo prontamente en marcha. Entre los presentes se encontraba Georg Lukacs (aristócrata húngaro, hijo de un banquero, que se hizo comunista durante la Primera Guerra Mundial; buen teórico marxista, desarrolló la idea de “Revolución y el Eros” – instinto sexual usado como instrumento de destrucción) y Willi Munzenberg (cuya solución propuesta fue “organizar a los intelectuales y usarlos para pudrir la civilización occidental. Sólo entonces, luego de corromper todos los valores y hacer imposibles la vida, podemos imponer la dictadura del proletariado”).

Ralph Toledano (1916-2007) – autor conservador y cofundador del National Review- comentó la mencionada reunión en los siguientes términos: “Fue quizás más perjudicial para la civilización occidental que la misma Revolución Bolchevique”.

Lenin murió en 1924, sin embargo, para ese entonces, Stalin comenzó a ver a Munzenberg, Lukacs y a gente de similar pensamiento como “revisionistas”. En junio de 1940, Münzenberg escapó al sur de Francia donde, bajo las órdenes de Stalin, un escuadrón de la muerte del NKVD lo capturó y lo colgó de un árbol.

Durante el verano de 1924, luego de que el V Congreso de la Internacional Comunista lo atacara por sus escritos, Lukacs se mudó a Alemania, donde encabezó la primera reunión de un grupo de sociólogos con orientación comunista, reunión que daría a luz la fundación de la Escuela de Framkfurt.

Esta “Escuela” (diseñada para poner en práctica su programa revolucionario) comenzó en la Universidad de Frankfurt, en el Institut für Sozialforschung. Para comenzar, Escuela e Instituto eran indistinguibles. En 1923 Felix Weil (1898-1975) funda el Instituto y lo establece oficialmente. Weil nació en Argentina y a los 8 años lo enviaron al colegio a Alemania. Asistió a las Universidades de Tübingen y Frankfurt, donde obtuvo un doctorado en ciencias políticas. Durante sus estudios en estas universidades comenzó a interesarse cada vez más en el socialismo y el marxismo. Conforme al historiador e intelectual Martin Jay, el tema de su tesis fue “los problemas prácticos de la implementación del socialismo”.

Carl Grnberg, director del Instituto desde 1923 hasta 1929, fue un marxista confeso, a pesar de que el Instituto no tenía ninguna afiliación política oficial. No obstante en 1930, lo reemplazó Max Horkheimer que pensaba que las teorías de Marx debían ser la base de las investigaciones del Instituto. Cuando Hitler asume el poder, el Instituto se cerró y sus miembros escaparon a U.S.A. , por varias rutas y migraron a las universidades estadounidenses más importantes – Columbia, Princeton, Brandeis y California, en Berkeley.

La Escuela incluía entre sus miembros al gurú de la Nueva Izquierda de los años 60: Herbert Marcuse (a quien el Papa Pablo VI denunciaría por su teoría de la liberación que “dio lugar al libertinaje disfrazado como libertad”); a Max Horkheimer, Theodor Adorno, al popular escrito Erich Fromm, Leo Lowenthal, y Jurgen Habermas – quizás el representante más influyente de la Escuela.

Fundamentos, objetivos y prácticas de la “revolución cultural”

Básicamente, la Escuela de Frankfurt creía que mientras el individuo tuviera la convicción – o incluso la esperanza de la Fe – de que el don divino de su razón podría resolver los problemas que enfrenta la sociedad, entonces, esa sociedad nunca alcanzaría el estado de desesperanza ni de alienación, los cuales son imprescindibles para iniciar la revolución socialista. Su objetivo, por lo tanto, consistía en demoler lo más pronto posible el legado cristiano. para ello, necesitaban ejecutar la crítica destructiva más negativa posible de cada una de las esferas de la vida, la que sería diseñada para desestabilizar a la sociedad y tirar abajo lo que ellos llaman el orden “opresor”. Sus políticas, según esperaban, se difundirían como un virus – “continuando con el trabajo de los marxistas occidentales por otros medios”, como lo señalara uno de los miembros.
A los efectos de promover el avance de su “tranquila” revolución cultural – sin darnos, no obstante, idea alguna de sus planes para el futuro – la Escuela de Frankfurt recomendó (entre otras cosas):

1- La invención de delitos raciales.

2- El cambio contínuo para crear confusión.


3- La educación sexual y la incitación a la homosexualidad a los niños.


4- La destrucción de la autoridad de los colegios y profesores.


5- Grandes migraciones para destruir la identidad.


6- La promoción del consumo excesivo de bebidas alcohólicas.


7- El vaciamiento de las iglesias.


8- Un sistema legal desacreditado, con prejuicios contra las víctimas del delito.


9- Dependencia del Estado o de los beneficios del Estado.


10- Control y estupidización de los medios de comunicación.


11- Fomentar la desintegración de la familia.

Una de las ideas principales de la Escuela de Frankfurt consistía en explotar las ideas del “pansexualismo” de Sigmund Freud – búsqueda de placer, explotación de las diferencias entre sexos, quiebra de las relaciones tradicionales entre varón y mujer. Para promover sus objetivos, se proponían:

Atacar la autoridad del padre, negar los roles específicos paternos y maternos, y arrebatar a las familias sus derechos como principales educadores de sus hijos.

Eliminar las diferencias en la educación de los niños y de las niñas.


Suprimir todas las formas de dominación masculina.


Declarar que las mujeres son “la clase oprimida” mientras que los hombres “la opresora”.


Munzenberg resumió la operación a largo plazo de la Escuela de Frankfurt de la siguiente manera: ” Corromperemos occidente de manera tal que apestará”.

 

La Escuela sostenía que había dos tipos de revoluciones: la política y la cultural. La revolución cultural demuele desde adentro. ” Las formas modernas de sujeción son marcadas con suavidad”. Lo consideraban un proyecto a largo plazo y jamás perdían de vista el tema de la familia, la educación, los medios, el sexo y la cultura popular.

NOTA sobre esta fotografía: Casi nunca, por no decir jamás, se publican fotos de fetos abortados. Publicarlas sería una denuncia de un crímen legalizado. Se trata pues de ocultar el exterminio de niños, que se comete, sobre todo en Europa, y en general en Occidente. Asimismo se oculta la cifra de nacimientos de niños que se producen en los países donde mayor es la política antinatalista impulsada por los organismos mundialistas. La mayoría de la gente, debido a la desinformación, no es consciente de que la población de “raza blanca” es sólo el 5% de la Humanidad.

holzwege, el camino del bosque

4 de enero de 2011

“El camino del bosque” ( http://holzwege.cl)  es la traducción del título  de un interesante blog chileno, cuyo contenido sólo puede ser comprendido por mentes sin prejuicios y abiertas. Las personas que creen de buena fe toda la propaganda y las mentiras de la mayoría de los medios de incomunicación quedarán muy sorprendidas y asombradas. En fin, como la “fruta prohibida” y, en este caso bastante desconocida, se hace deseable, creo que es oportuno dar un vistazo a este blog, con cuyas ideas se puede o no estar de acuerdo pero que merecen ser conocidas y evaluadas.

Nota de YRANIA: Como muestrario de la calidad de este blog reproducimos un artículo sobre el pueblo Godo (Gott= Dios; de ahí “gótico” por ejemplo “arte gótico”). Su autor firma Erik y originakmente fue publicado en el blog novus ordus gothorum:

Godos, un pueblo nórdico

Posiblemente uno de los héroes godos o gautas mas conocidos, sea Beowulf. Aunque muchos lectores se sorprendan, Beowulf, el héroe del poema anglosajón, pertenecía a la raza de los godos. Si bien es cierto que pertenecía a la raíz goda que no emigro hacia el occidente Europeo. Y es que como bien apunta el escritor clásico Jordanes; el pueblo de los godos procedía de la tierra de Scanzia, la cual no es otra que la actual escandinavia. Y mas concretamente de la isla de Gotiscanza, en el actual sur de Suecia. Conocida en sueco antiguo como Gotland, y en tiempos ancestrales como Gautlandia, tierra de los godos.
La gautlandia originaria, eran un conjunto de islas situadas en la zona del mar báltico, y posiblemente en el territorio sueco escandinavo. Desde donde los viejos y ancestrales tatarabuelos de los visigodos, emigraron un buen día en busca de nuevas tierras.
Una vez mas el escritor clásico Jordanes, nos lo describe asi en su historia de los godos:

(..) En cuanto soltaron sus naves (Barcos) y tocaron tierra, dieron su nombre al paraje a que acababan de abordar, llamándose todavía hoy, seun se dice, Gotiscanzia. Inmediatamente marcharon de allí contra los ulmerugos, establecidos entonces en las orillas del océano, los atacaron después de haberse apoderado de su campamento y los arrojaron de las tierras que ocupaban. Poco después subyugaron a los vándalos, vecinos de este pueblo, y los añadieron a sus conquistas, y como el numero de godos había aumentado considerablemente durante su permanencia en aquel país, Filimer, hijo de Gandario y quinto de sus reyes desde Berig, tomo, al principio de su reinado, la resolución de salir, partiendo a la cabeza de un ejercito de godos ..(..)

Como resultado de todo esto, nos nace la duda razonable de: ¿Eran los godos realmente germánicos?. Nuestra postura al respecto es complicada, y apostaríamos por la afirmación mas que evidente, pero con un matiz. Realmente los godos, pertenecían al gran grupo de los germanos, eso es mas que evidente. Pero a su vez habría que tratarlos mas realmente como nórdicos. Puesto que al contrario que otras poblaciones germánicas, las cuales evolucionaron en el continente o el este de Europa. Los godos evolucionaron en escandinavia, y formarían el grupo de los llamados pueblos nórdicos. Asi pues, en la edad media escandinava, muy lejos ya de los tiempos en el que los baltingos y amalingos se lanzaran en la aventura de la conquista de Europa. Sus hermanos del mismo dios Guton (Odin godo), se lanzaron a la conquista de las tierras de Rusia y el báltico en diferentes oleadas vikingas suecas.
Es notable hoy en día, que los suecos vean la monarquía de los reyes godos de España, como parte romántica de su “historia”, semejante a como los castellanos vemos a las tierras donde el imperio de España floreció durante el renacimiento.
Resulta curioso pensar por unos momentos, que los vikingos varegos y las dinastias medievales hispanicas, eran primos lejanos, y compartian parentesco lejano.

Erik “Godo” – Pan Gothia

 

Hugo Wast, agraviado por la judeoprogresía?

28 de mayo de 2010

 

GUSTAVO MARTINEZ ZUVIRÍA (HUGO WAST)

Si el mundo os aborrece, sabed que me aborreció a mí primero que a vosotros. Si fueseis del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero porque no sois del mundo, sino que yo os escogí del mundo, por esto el mundo os aborrece. Acordaos de la palabra que yo os dije: No es el siervo mayor que su señor. Si me persiguieron a mí, también a vosotros os perseguirán

Jn 15,18 -19, 20

 

Decía el Padre Castellani:“El medio de digerir la injusticia es un secreto del cristianismo. Es la actitud heroica, y aparentemente imposible a las fuerzas humanas de devolver bien por mal, de bendecir a los que nos maldicen”. Por esto les damos las gracias a nuestros enemigos, que nos muestran a las claras que no desean tener nada en común con Cristo y con quienes son de Cristo y no del mundo. Su actitud muestra el poder de la Verdad, siempre vigente, siempre victoriosa, que no puede ser tapada aunque se quiten nombres de lugares públicos, se prohíban libros o se mate con las armas o la indiferencia y el silencio. Esa verdad que está siempre ahí para recordarles que no puede vivirse en paz sin ella, y que está siempre dispuesta –gracias a su permanente recuerdo- a recibir a todo aquel que arrepentido quiera conocerla.

También nos recuerdan nuestros enemigos nuestros deberes y nuestra identidad de cristianos, y lo hacen mucho mejor que los traidores y apóstatas que permanecen dentro de la Iglesia, que ahora como siempre serán “perros mudos” que buscan “el diálogo y el consenso sin crispaciones”. Es aquello que muy bien dijo y por lo que peleó y sufrió ese mártir que fue Kierkegaard:

“No se debe traficar, no se debe alterar el cristianismo. No se debe exasperarlo con persistir en un puesto equivocado, sino vigilar sólo que siga siendo lo que era: escándalo para los judíos, locura para los griegos. Y no una tontería cualquiera de la que ni los judíos ni los griegos se escandalicen, sino del que se sonríen y se irritan por el hecho de que se lo defiende”

Y ese escandalizar consiste, no en hacer mal a nadie, sino en predicar -como enseñó San Pablo- a Jesucristo crucificado, por lo cual aquellos mismos que no lo aceptan se sienten “discriminados” y, entonces, “discriminan”. Mejor entonces que la distinción o discriminación siga existiendo: la luz y las tinieblas no se mezclan.

Castellani, que llamó a Martínez Zuviría “maestro y amigo”, afirmó: “En este libro sobre los judíos (El Kahal y Oro) Hugo Wast es generoso con los judíos (…) A los años que tiene, no va a ir don Hugo Wast a gastar su madurez intelectual y humana en un vulgar panfleto antisemita”. Desde luego, no podemos pretender que personajes como Horacio González u otros de su calaña tengan la capacidad o generosidad de reconocer cosas semejantes. Comparten, según parece, y en grado superlativo, la “penuria filosófica invencible” de Ezequiel Martínez Estrada (en palabras de Castellani), pues “su filosofía consiste en su resentimiento”.

fuente: http://videotecareduco.blogspot.com/2010/05/nota.html

Nota de YRANIA:  

No sólo en la España actual, también en Argentina, como ocurriera en la Europa de la postguerra, se está revisando la historia y tratando de abatir testimonios, o hechos que no son del agrado de el hoy imperante dogmatismo “progresista”, el cual, además presume de “tolerante”… Esta vez se trata de borrar de la memoria el legado de un escritor prolífico y hoy casi desconocido debido al boicot editorial que padecen sus obras, cuya característica más notoria es su abierta denuncia de ciertas actividades de signo judaico…

Independientemente de si se comparten o no las ideas de este escritor, merece conocerse que es víctima de los nuevos amos de la “cultura” y, en consecuencia debemos preguntarnos por qué tienen tanto poder los adversarios de Hugo Wast.

Por estas consideraciones, copiamos el siguiente post del blog La puerta angosta:

“Como broche final a un histórico reclamo, la Hemeroteca de la Biblioteca Nacional dejó ayer de llamarse Gustavo Martínez Zuviría para nombrarse Ezequiel Martínez Estrada. (…).

¿Quién tiene el poder hoy? ¿Quién es el verdadero “discriminado”? Así como el dios Nerón y la Roma pagana perseguía a los primeros cristianos por no dar culto al emperador y las divinidades de la religiosidad oficial romana, acusándolos entre otras cosas de “incendiarios” (entonces era crimen de “lesa majestad”, lex majestatis) hoy la diosa Democracia (¿judaica?) persigue a los cristianos que no profesan sus dogmas acusándolos de “antisemitas” (cuyo crimen es de “lesa humanidad”). Pero es precisamente el hecho de que tras aquellas largas y terribles persecuciones triunfara y floreciera la cristiandad lo que confirma la ineficacia de estas nuevas persecuciones, y más aun, su condición para un nuevo triunfo de Cristo sobre el mundo que se halla en poder del Maligno. Por eso este aparente triunfo del odio es un consuelo de tontos y, además, una distinción honorífica para el gran Hugo Wast.

hypatia y cirilo de alejandría

16 de febrero de 2010

El tema Hypatía sigue dando que hablar… porque sirve a los enemigos de la Iglesia para minar los cimientos de la civilización cristiana…   En agosto pasado, el diario “La Nacion”, de Buenos Aires, publicó un artículo de un tal Aguinis,  al que  el profesor Antonio Caponetto da una respuesta contundente.

De “radiocristiandad”  copiamos parte de dicha respuesta:

LOS CRISTIANOS E HYPATIA

La verdad, como siempre, es distinta y opuesta a la versión de estos incendiarios de Roma.

Se empieza por no contar con datos precisos sobre la biografía de Hypatia, a pesar —o por lo mismo— de que una vasta bibliografía ha dado cuenta de ella y de sus sucesos. Y tales son las brumas y las imprecisiones al respecto, que el historiador judío Heinrich Graetz, en el volumen segundo de su History of the Jews, aún cargándole el crimen a Cirilo, no tiene a la víctima por mujer sino por hombre.

Hypatia —mujer al fin— no fue menoscabada en vida por los cristianos, ni desecharon ellos su ciencia con orgullo a causa de su condición femenina. La misma María Dzielska, de la Universidad de Jagellónica, en su Hipatia de Alejandría —de la que hay versión castellana, por lo que puede constatarse su ausencia de toda apologética católica— narra que la filósofa contaba con cristianos entre sus alumnos, como el Obispo Sinesio de Cirene (cuyo intercambio epistolar conocemos gracias a la obra ingente de Agustín Fitzgerald, The Letters of Synesius of Cyrene, Londres, 1925), o el “digno y santo” sacerdote Teotecno, y los prestigiosos Olimpio, Herculiano e Isión.

José María Martínez Blázquez, por su parte, en su Sinesio de Cirene, intelectual –que ha tenido la gentileza de volcar digitalmente- menciona las buenas relaciones de Hypatia con el curial Amonio y el Patriarca Teófilo, así como los nombres de cristianos fervientes que, contemporáneos con los sucesos, no dudaron en defender su personalidad. Tal, por ejemplo, Timoteo, en su Historia Eclesiástica. También fue un cristiano, Sócrates Escolástico, quien en su Historia Eclesiástica (VII, 15), escrita con posterioridad a la muerte de la alejandrina, la encomió como “modelo de virtud”.

Entonces, la versión aguiniana de fanáticos católicos machistas opuestos a Hypatia por su género y por su paganismo, es puro cuento, trufa insidiosa y bola insensata echada a rodar con lamentable incultura.
LA MUERTE DE HYPATIA

Si no le es imputable a los cristianos el maltrato a esta mujer singular, tampoco lo es su muerte, ni mucho menos a San Cirilo de Alejandría.

El origen de tan amañada y dañina versión, según lo explica eruditamente Bryan J.Whittield en The Beauty of Reasoning: A Reexamination of Hypatia of Alexandra, hay que buscarlo en el desencajado Damascio, último escolarca de la Academia de Atenas, quien exiliado en Persia tras su cierre por orden de Justiniano, y dispuesto a azuzar las maledicencias contra Cirilo, a quien tuvo por rival —en un tiempo de rivalidades religiosas fortísimas y extremas— le atribuyó el homicidio sin más fundamento que sus propias conjeturas. Sin más fundamento que sus propias conjeturas, repetimos. Porque esto y no otra cosa es lo que, desde entonces y hasta hoy, siguen haciendo cuantos rivalizan endemoniadamente contra la Fe Verdadera. Han pasado siglos desde el lamentable episodio y nadie ha podido aportar otro cargo contra el gran santo de Alejandría que no fuera la sospecha, el rumor, la hipótesis trasnochada o la presunción prejuiciosa.

No hay mentira mayor que la sostenida por Aguinis, y según la cual “los historiadores coinciden en responsabilizar a Cirilo de Alejandría por el asesinato de Hypatia”.

Coinciden los enemigos frenéticos de la Iglesia Católica, no los historiadores o los genuinos estudiosos del caso, a algunos de los cuales llevamos citados en estas prietas líneas. No coinciden —y discrepan con la leyenda negra oficial impuesta finalmente por el Iluminismo— el arriano Filostorgio, el sirio Juan de Éfeso, los jansenistas Le Nain de Tillemont y Claude Pierre Goujet o el erudito Christopher Haas en su Alexandria in Late Antiquity: Topography and Social Conflict, publicado en 2006. No coincide tampoco Thomas Lewis, quien redactara ya en 1721 la célebre impugnación de la mentira a la que tituló sugestivamente “La Historia de Hypatia, la imprudentísima maestra de Alejandría: asesinada y despedazada por el populacho, en defensa de San Cirilo y el clero alejandrino. De las calumnias del señor Toland”.

No coincide el mencionado Miguel Ángel García Olmo, quien advierte en la maniobra acusadora un “afán de mancillar la ejecutoría de un pastor teólogo de vida esforzada y ejemplar como fue Cirilo de Alejandría, venerado en Oriente y en Occidente”; y ni siquiera se atreve a coincidir Gonzalo Fernández, quien en su obra La muerte de Hypatia, del año 1985, a pesar de la ninguna simpatía que manifiesta hacia el santo, llamando tiránico a su ministerio, concluye en que “ninguna de las fuentes sobre el linchamiento de Hipatia alude a la presencia de parabolani entre sus asesinos”. Los parabolani eran los miembros de una hermandad de monjes alistados voluntariamente para el servicio, principalmente entre los enfermos, y que en su momento respondieron incondicionalmente a San Cirilo, recibiendo la acusación de consumar el linchamiento de Hypatia. Recuérdese que también Aguinis, en el suelto que le objetamos, menciona a “un grupo de monjes”, como causa instrumental del delito.

No coinciden los hechos. Porque el mismo Cirilo, que lamentó y reprobó el crimen de Hypatia, amonestó enérgicamente en su Homilía Pascual del 419, a la plebe alejandrina dada a participar en turbamultas feroces y sanguinarias como la que puso desdichado fin a la vida de la filósofa. Si no se le cree al santo, las novelas de Lawrence Durrel —concretamente las de su Cuarteto de Alejandría— resultan una buena fuente para conocer el carácter sangriento y cruel de esas tropelías feroces del populacho alejandrino. Sin olvidarnos de que fueron esas mismas hordas las que dieron muerte a dos obispos cristianos, Jorge y Proterio, en el 361 y 457 respectivamente.

Aguinis, claro, además de la versión falseada de la muerte de Hypatia, sólo quiere recordar la expulsión de los judíos ordenada por San Cirilo, sin aclarar primero qué participacion tenían los hebreos en aquellos episodios luctuosos. Episodios que podían llegar a terribles excesos, como lo reconoce el ya citado Graetz, comentando los modos que solían tomar entonces los festejos del Purim. Porque como dice Maurice Pinay —en el capítulo VIII del segundo volumen de su Complot contra la Iglesia— los judíos “califican siempre esas medidas defensivas de los Estados Cristianos, de persecuciones provocadas por el fanatismo y el antisemitismo del clero católico”, pero son incapaces de ver las enormes vigas en los propios ojos. Tiene sobradas razones el exhaustivo Alban Butler, cuando en su voluminoso santoral, en la fecha correspondiente a la festividad del santo, el 9 de febrero, explica que Cirilo tomó legítimamente la decisión de expulsar a los judíos, tras comprobar “la actitud sediciosa y los varios actos de violencia cometidos por ellos”.

No coinciden, al fin, los juicios de la Santa Madre Iglesia, quien mucho tiempo después de agitadas las pasiones terrenas, disipadas las dudas, superadas las conjeturas malintencionadas, estudiadas las causas, investigadas las acciones, consideradas las objeciones y sopesadas las acciones, elevó dignamente a los altares a Cirilo de Alejandría, y lo proclamó Doctor de la Iglesia en 1882, bajo el Pontificado de León XIII. Años más tarde, en 1944, el Papa Pío XII, en su Orientalis Ecclesiæ, lo llamó “lumbrera de la sabiduría cristiana y héroe valiente del apostolado”. Y hace muy poco, en la Audiencia General del miércoles 3 de octubre de 2007, Benedicto XVI se abocó por entero a su encomio, recordando su defensa de la ortodoxia contra la herejía nestoriana. Para el Santo Padre, San Cirilo de Alejandría es el “custodio de la exactitud, que quiere decir custodio de la verdadera fe”; el varón justo que comprendió y predicó que “la fe del pueblo de Dios es expresión de la tradición, es garantía de la sana doctrina”.

Va de suyo que el lector honrado sabrá a quién creer al respecto. Si a la Iglesia, que para canonizar a alguien se toma siglos de estudios, pidiendo milagros y virtudes heroicas al candidato, o a un ropavejero de las letras, alucinado de odio a la Cruz, que súbitamente y sin más trámites que su audacia, declara asesino a un santo, y misógino a quien veneró a la más excelsa de las mujeres: María Santísima.
LA POBREZA DEL ESCÁNDALO

Bien está que exista el escándalo de la pobreza, porque la sangre del pobre —decía León Bloy— es el dinero mal habido de todos los rapaces. Pero a condición de que no se caiga en la pobreza del escándalo; esto es, en el raquitismo de un escándalo flaco y magro, sólo susceptible ante cuestiones terrenas, salariales o sociológicas.

Tomar en vano el nombre de Dios, profanar lo sacro, agraviar a los santos y mostrarse impiadoso y blasfemo, debería movilizar los ánimos y los actos reactivos de los católicos, antes y con mayor intensidad que las injusticias sociales. El Reino de Dios y su justicia sigue siendo lo primero. La añadidura se le ordena como lo subalterno a lo principal.

No pretendemos que lo entiendan nuestros obispos.
CONSEJOS PARA UN FEMINISTA MÓRBIDO

En cuanto a Aguinis, si anda buscando machismo en las religiones, le sugerimos una repasadita al Libro del Zohar o al Schulchan Arukh. O algo más próximo: el conocimiento descarnado y patético de las mujeres ultrajadas y prostituidas por la Zwi Migdal.

Y si su feminismo mórbido lo impulsa –como en la nota que le objetamos- a extasiarse en la descripción del linchamiento de Hypatia, para cargar las tintas y disponer las sensibilidades contra su odiado catolicismo, no le vendría mal retratar del mismo modo los horrendos crímenes rituales de Agnes Hruza y Marta Kaspar, cristianas ambas y víctimas probadas de la demencia judaica. La una desangrada salvajemente en el bosque de Brezin, el 1º de abril de 1899; la otra descuartizada en Paderborn, el 18 de marzo de 1932. Los detalles de este tipo de endemoniados acontecimientos se los dará la obra de Albert Monniot, Le crime rituel chez les juifs. Si la juzgara nazi —porque ya se sabe que, en la guerra semántica, da lo mismo que su autor la escribiera antes de la aparición de Hitler en la historia— podrá acudir a Las pascuas sangrientas del insigne judío Ariel Toaf. Y si recusara esta obra aduciendo la supuesta retractación que su autor hiciera de la misma, deberá entonces acudir a la obra de otro israelita honestísimo, El poder de la judería, de Israel Adán Shamir.

No dirá Aguinis que lo dejamos sin alternativas.
POR EL HONOR DE SAN CIRILO DE ALEJANDRÍA

No; categóricamente no. La coincidencia de la historia no está en retratar un Cirilo obtuso, asesino y odiador de mujeres. Eso queda para los recolectores de desperdicios usurpando el papel de escritores; para los escribas de ascosidades elevados al podio de intelectuales; para los ignorantes de invencible memez adornados con los oropeles baratos de la decadencia posmoderna. Eso queda para los hijos del Padre de la Mentira y los sepulcros blanqueados.

En lo que coincide la vera historia sobre el santo y corajudo defensor de María como Madre de Dios, podrá contemplarlo y admirarlo el cristiano fiel y el hombre de voluntad recta adentrándose en sus escritos, que son muchos y ricos y bien sazonados en precisión, certidumbre y hondura. Quasten, Moliné, Altaner, Luis de Cádiz, Bardenhewer y la monumental obra de Migne, son sólo las principales patrologías que podrá consultar con provecho quien desee aproximarse al gran apologista.

A la derecha del Padre donde ahora se encuentra, y bajo el regazo celeste de María Theotokos, de quien fue su caballero en lisa enamorada y sapiente, no lo rozan las diatribas indoctas de un hábil especialista en cantar las gestas de la marranería.

San Cirilo de Alejandría: ora pro nobis.

Antonio Caponnetto

el Che Guevara era judío

23 de noviembre de 2009

No es ni un elogio ni tampoco un vituperio… Está claro que ese conocido rostro/icono hecho famoso en el mundo entero para mentalizar a los jóvenes inconformistas fue diseñado con rasgos que pretenden expresar una personalidad soñadora o de “iluminado”, aunque probablemente un estudioso de la fisiognomía descubriría en sus ojos la mirada  típica de un fanático.

Ahora nos enteramos  que Ernesto  “Che” Guevara, –que llegó a estampar su firma en los billetes de la valuta cubana, ya que fue algo así como ministro de Economía– , y que ha sido convertido en “martir” laico de la progesía, fue de ascendencia judía. Resumimos lo que  hemos leído en la voz y la opinión:

Probablemente, todo comenzó a finales de 1964.
(…) entonces la madre de Ernesto, detectando su muerte cercana (…) divulgó a su hijo la historia oculta de su vida.
Celia (la madre de Ernesto) nació en Buenos Aires en  1908 en el seno de una familia (…) de emigrantes judíos de Rusia.
(…). Hasta la edad de dieciocho años Celia Sheinerman creció en el ghetto cerrado y congestionado del emigrante, obteniendo la educación judía tradicional.

Cuando alcanzo la edad de 18 años se alejó de su casa, su familia y la religión, cambiando su nombre judío y un año más tarde se caso con Ernesto Guevara Linch, natural de la Argentina.
Un año más tarde ella dio a luz a Ernesto.

El 19 de febrero 1965, Ernesto Guevara llega a Egipto. En la República Árabe Unida, que incluía por entonces a Egipto y Siria, el Che permanecerá por una semana hasta el 24 de febrero. Y el  día 1 de marzo él reaparece en el valle del Nilo, restante en Egipto por casi dos semanas.
¿Pero dónde el ministro cubano ha pasado los días entre  el 24 de febrero  y el 1 de marzo?
La respuesta a esta pregunta se supo durante este año 2007, cuando algunos documentos de la CIA fueron desclasificados.
El 25 de febrero 1965, de Guevara sale de Egipto para Chipre, y de allí llega a Israel, pisando por primera vez la tierra de sus antepasados.
Guevara llega en Israel de incógnito, en la tentativa casi vana de encontrar a la familia de su tío; y el milagro sucede: ¡él descubre que  tiene un primo de su misma edad! Sin embargo, el primo tampoco mantuvo el apellido familiar.
Ernesto Che Guevara consigue ver en Tel Aviv a este primo, el comandante de la división de la sección del entrenamiento de combate del personal general, Ariel Sharon.

Nota de Yrania: La ideología “internacionalista” del “Che” puede avalar la teoría de su origen judaico; sin embargo, cabe la posibilidad de que se trate de hacer pública esa supuesta ascendencia a fin de prestigiar al judaísmo en los ambientes de “izquierda”. También cabe la posibilidad de que se trate de desacreditar al “Che” entre las personas que tienen poca o ninguna simpatía hacia todo lo que representa el judaísmo.  En cualquier caso, la historia dirá que  Ernesto Guevara fue tan sólo un aventurero fracasado y un icono de la propaganda pseudo-revolucionaria.

obama…¿el profeta de los “progresistas”?

6 de junio de 2009

Por su interesante análisis del discurso pronunciado ante sus “hermanos” de El Cairo por un mesías del progresismo pacato, merece conocerse el artículo que publica el diario El Mundo (Madrid, 6 de junio de 2009, pág. 24), firmado por Arcadi Espada:

Está nublado y acabo de leer  íntegro el discurso de Obama en la Universidad de El Cairo. El dolor ojoplático es el más desmoralizante. Ajustemos rápido las cuentas banales. Políticamente no significa nada. Hace mucho que los presidentes americanos han dicho que debe instaurarse un estado palestino y que Israel tiene derecho a existir. En cuanto a la necesidad de harmonia mundi, qué le va a contar Obama a un español en el quinto año del presidente Zapatero. El discurso de Obama justifica no sólo al presidente sino a la líder local Leire Pajín, que hizo la otra tarde un premonitorio mítin sobre las dos palancas que iban a mover el mundo. El mítin ha sido objeto de burlas e ironías; pero el discurso de El Cairo confirma que fueron inadecuadas. Es el momento de decir que Obama es tan políticamente melifluo como su homólogo español. Y que su entendimiento tiene fundamentos más sólidos que el común aprecio por Borges. El discurso no puede presumir tampoco de precisión intelectual. No parece, siquiera, que haya pasado por la pluma google de Jon Favreau. De sus alusiones ibéricas se deduce que Obama cree que Andalucía y Córdoba no son sinécdoques; y que la Inquisición (1478) fue contemporánea del esplendor califal (912-1031). La imprecisión se hace abiertamente manipuladora en su cita del tratado de Trípoli. Es cierto que allí el presidente Adams aclaró que nada tenían los americanos contra los musulmanes. ¡Pero por esta razón que su cita amputa y hurta!: «Como el gobierno de los Estados Unidos no está, en ningún sentido, fundado en la religión cristiana…»
Dejemos ya todo eso. Lo auténticamente sensacional es que en El Cairo haya hablado un líder religioso. Desde la religión, para la religión y por la religión. Siete veces cita a Dios. Cuatro aparece el lexema sagr. Cuatro más utiliza citas del Libro: dos del Corán, una del Talmud, otra de la Biblia. El tagmap de su discurso está empapado de palabras ininteligibles sin la religión. Pero mucho peor son las palabras articuladas. Esculpe:
«Cuando era joven trabajé en comunidades de Chicago donde muchos de sus miembros hallaron la dignidad y la paz en su fe musulmana.» Dignidad.
«Todos compartimos aspiraciones: vivir en paz y seguridad; adquirir una educación y trabajar con dignidad; amar a nuestras familias, nuestras comunidades y a nuestro Dios. Compartimos todo esto. Esta es la esperanza de toda la humanidad.» Todos.
«He conocido el Islam en tres continentes antes de venir a la región donde fue revelado.» Revelado.
«El pueblo palestino -musulmanes y cristianos- ha sufrido en su búsqueda de una patria.» Pueblo=Religión.

«En cualquier país, todas las personas deberían sentirse libres de elegir y practicar su fe en consonancia con su mente, su corazón y su alma.» Aquí todas las palabras principales están infectadas.

«La riqueza de la diversidad religiosa debe ser respaldada.» Riqueza.

«En efecto, la fe debería unirnos». En efecto.

«Un mundo en el que los Gobiernos sirvan a sus ciudadanos y se respeten los derechos de todos los hijos de Dios.» De Dios.

«Todos los pueblos pueden vivir juntos en paz. Sabemos que esa es la visión de Dios.» Esa es.

«Muchas gracias y que la paz de Dios sea con vosotros.» Sea.

Todas esas frases tienen la ventaja moral de presentarse desnudamente: un líder religioso que habla a sus fieles y que sólo a sus fieles se debe. Pero el discurso se hace más perverso cuando el líder da oblicuas instrucciones que a todos conciernen. Sobre el velo musulmán, por ejemplo: «Es importante para los países occidentales evitar que se impida a los ciudadanos musulmanes practicar su religión en la forma en la que ellos la sienten, por ejemplo, imponiendo qué ropa debería llevar una mujer musulmana.» Palabras que avalan el velo, sin rehuir sus formatos más degradantes, estilo burka. Antes o después de hablar visitaba una mezquita con Hillary Clinton. La secretaria llevaba un pañuelo en la cabeza. Yo, como tú, no tengo nada que objetar a la idea de que en un determinado espacio las personas vistan como lo quieren los propietarios del espacio, sea una mezquita o el Club Ecuestre. Occidente no prescribe que una mujer vaya con la cara destapada en su casa, en la mezquita y en otros posibles reductos de su intimidad. La prohibición afecta sólo al espacio público, que es el ágora (¡la sagrada mezquita, por si alguien no entiende el griego!) de Occidente. Han interpretado que el discurso pretende acercar el Islam a Occidente. Bien. Pero eso jamás podrá hacerse desde el desvarío moral y estadístico de suponer que Occidente sólo es una religión distinta. El Islam es un concepto religioso y Occidente no.

Habrás visto en el triste parráfo del velo la aparición del enemigo relativista. No es el peor en su género. El peor es este y su contexto: la invasión de Irak, la «promoción» bushiana de la democracia y la ilegitimidad de que una nación imponga a otra su forma de gobierno: «Cada nación da vida a este principio [la voluntad del pueblo] a su propia manera, basándose en las tradiciones de su propio pueblo.» La frase es una descripción precisa de las monarquías del Golfo o del régimen iraní, lugares donde la voluntad del pueblo es interpretada desde la teocracia. No se esperaba que Obama pasara de la descripción a la legitimación.

Quedémonos en el relativismo. Esta desproporcionada presencia de la superstición en el discurso del presidente de América va a ser disculpada por nuestros socialdemócratas de guardia en los habituales términos: «América es un país muy religioso» «Allí la religión juega otro papel». Etcétera. Ya es hora de acabar con este mayúsculo… relativismo. ¿Desde cuándo América debe ser juzgada con varas de medir singulares? ¿Por qué debería ser diferente de Gambia y sus ablaciones? ¿Qué es esta broma de que el presidente de América, que por cierto, y según remarca Politico, dijo en El Cairo que venía de varias generaciones de musulmanes pero ocultó que. De disolver el espejismo. De romper el hechizo. De declarar que no es bueno. De escribir una larga carta.

 

 

 

Los espero. Cualquier ateo, incluso cualquier ateo de izquierdas, debe siempre celebrar la oportunidad de una nueva apostasía.
 
 

 

  

 

 

 

 http://www.arcadiespada.es/
Nota de Yrania: No es casual que “progresistas” como ZP y el que fuera ministro de Cultura del gobierno del PSOE, Jorge Semprum consideren a Obama su profeta redentor. Concretamente, el antiguo dirigente del PCE, hoy, en el diario El Pais, rinde homenaje a los soldados “afroamericanos” que “liberaron” Europa en 1945
 
 
 

 

 

 

la Navidad, vista por una mujer judía

19 de diciembre de 2008

Bueno, los ‘magos’ aparecen varias veces en los Textos.
En Génesis 41:8, 41:24; Exodo 8:19, 9:11, Daniel 1:20, 2:3, 2:10, 2:27, 4:7, 4:9, 5:7, 5:11, etc.
Beltsasar- el príncipe de los magos- es mencionado en Daniel 4:9.
Para el Cristianismo, no obstante, tienen otro significado:

‘Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos’ – Mateo 2:1

La Biblia hace mención de ‘unos magos, pero en ningún momento menciona a reyes.
Y en ningún lugar dice que fueron tres.
El número tres sale -obviamente- de los regalos: oro, incienso y mirra.

Esos ‘magos’ tampoco estuvieron en el ‘nacimiento’ como se acostumbra a representar en los pesebres.
‘Y al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, lo adoraron…’ – Mateo 2:11
Dice ‘casa’ y no ‘establo’…
Ya habían transcurrido por lo menos dos años después de su nacimiento del niño, porque…
‘Herodes entonces -cuando se vio burlado por los magos- se enojó mucho y mandó matar a todos los niños menores de dos años que había en Belén y en todos sus alrededores, conforme al tiempo que había inquirido de los magos’. – Mateo 2:17

Los ‘magos’eran sacerdotes de Zoroastro, que adoraban a Ormuz.
Bueno, el zoroastrismo -la más antigua religión de credo revelada- fue la que generó el Judaísmo, el Cristianismo y el Islam.

El pesebre es un recipiente o cajón que guarda el forraje para los animales.
Los pesebres se mencionan en la literatura antigua no bíblica, y se han encontrado algunos de piedra en las ruinas de antiguos establos del tiempo de Salomón o de Acab, en Meguido.

Para los cristianos, un pesebre en el establo de Belén, en el que José y María se alojaron, y fue la primera cama para el niño Jesús.
En hebreo se emplean los vocablos ‘êbûs y ‘urwâh, que pueden significar tanto el pesebre propiamente dicho como todo el establo o incluso la caballeriza.

Pero hay referencias previas:

¿Querrá el unicornio servirte a ti, y quedar a tu pesebre? Job 39:9

El buey conoce a su dueño, y el asno el pesebre de su señor: Israel no conoce, mi pueblo no tiene
entendimiento. Isaías 1:3

Gracias a Isaías mi pueblo está presente en todos los pesebres cristianos…

Bueno, dicen los sabios que todo se dijo para oponerse a la profecía de Jeremías 31:15:

Así ha dicho Jehová: Voz fué oída en Ramá, llanto y lloro amargo: Rachêl que lamenta por sus hijos, no quiso ser consolada, porque perecieron.

Curiosamente, el término pesebre se utiliza vulgarmente para designar a la vulva, eventualmente a la vagina, y también a los prostíbulos.

No se si hay un simbolismo ahí, o es solamente una expresión ordinaria.

No te olvides de pasar por BlogBis.

 —

Nota de YRANIA: Hemos copiado este texto de coscorrones porque es un  ejemplo de comprensión e incluso cariño respetuoso hacia la Navidad, con un talante que brilla por su ausencia en el sectarismo “laicista”, “jacobino” y suicida que se está extendiendo en Europa y especialmente en España… para “no ofender” a los musulmanes… quizás en aras de la irracional “Alianza de Civilizaciones”. (algo metafísicamente imposible de realizar…).

 

 

UNOS JUDIOS QUEMAN LIBROS DEL EVANGELIO

2 de junio de 2008

Realmente, desde siempre es una costumbre universal la quema de los

librosque se consideran dañinos o inconvenientes. Es famosa la quema

dela biblioteca de Alejandría por los musulmanes e incluso hasta a

Don Quijotele quemaron los libros de caballeria. En la euforia del

triunfo electoral algunoslibros de autores judíos o de ideas que se

consideraron decadentes odesmoralizadoras fueron quemados en el

Berlin de 1933. Y aunque sólo se suelehablar de este hecho, lo cierto

es que hoy, y desde 1945, miles de libros si no se queman es porque

sencillamente no se editan e incluso se prohibe su difusión.

Sin embargo, la práctica incendiaria prosigue y ha sido noticia en

Israel: algunos judíos ultraortodoxos han hecho una requisa de

ejemplares del Nuevo Testamento cristiano y los han quemado.

Lo cual es perfectamente coherente con su ideología, pues están en

contra del proselitismo cristiano en Israel. Por supuesto, en los países

de mayoría musulmana el difundir ejemplares de la biblia ni se plantea,

pues hay graves castigos para quienes posean libros cristianos.

———

Sobre este tema informa el blog www.radiocristiandad.wordpress.com

 2 de Junio de 2008

 

 


A %d blogueros les gusta esto: