Archive for the ‘Martires’ Category

el partido socialista obrero talibán…desenmascarado!

23 de noviembre de 2010

Una carta firmada por un lector de ABC (Madrid, 23 noviembre 2010/pág 16) define claramente la verdadera ideología de los autodenominados “socialistas” que  malgobiernan en España.  La “prueba del algodón”  de su mentalidad despótica e ignorante a la vez queda expresada por la sinuosa política emprendida para destruir un monumento artístico y religioso que merecedría ser incluido en el Patrimonio de la Humanidad. La carta citada dice así:

“La reciente noticia de la petición de algunas asociaciones de la llamada “memoria histórica” de volar la cruz del Valle de los Caídos me ha hecho recordar lo sucedido hace unos años con los Budas del valle de Bamiyan, en Afganistán. (…). Es la segunda obra del Patrimonio Nacional (…) que más visutas recibía al año, y de las que más beneficios producía. (…).”

Por otra parte,  Serafín Fanjul, escribió en LibertadDigital en 24 de marzo de 2010:

Unos meses antes de su derrocamiento a manos de la coalición internacional, los talibanes de Afganistán destruyeron el conjunto artístico y arqueológico conocido como los Budas de Bamiyán ubicado en el valle del mismo nombre. Todos recordamos el horror que nos produjo ver a los islamistas en acción: a cañonazos, con dinamita, hasta el último pedrusco. De hecho, llevaban varios años arrasando el patrimonio preislámico del país, para que no quedase constancia documental alguna de que allá hubiera existido otra religión, otra concepción del mundo y un modo distinto de relacionarse los seres humanos. (…/…).

A la ya larga lista de eliminación de estatuas, placas, denominaciones de edificios, de calles, instituciones y demás, amén de retirada de premios y condecoraciones, supresión en documentos de personalidades que –gusten o no– protagonizaron acontecimientos históricos, ha acompañado un latente designio fijo de acabar con el Valle de los Caídos. En estos últimos días, han desalojado de Yuste a los frailes jerónimos que conservaban la iglesia y la postrer morada de Carlos V. Probablemente se trata de un ensayo en probeta chica de lo que en realidad pretenden: desahuciar, o aburrir, a los benedictinos de la Basílica de Cuelgamuros para terminar convirtiendo el monumento en otra mamarrachada digna de Bibiana, de Dixie la Anglicana o del mismísimo Rodríguez, auténtico animador de todas estas maniobras.

También en un interesante blog llamado FRANCIS…

2001 el gobierno talibán afgano decretó que los budas de Bāmiyān eran ídolos y contrarios al Corán. Fueron derribados pese a sus 1500 años de antigüedad. Una compañía minera china quiere explotar una enorme mina de cobre al sur de Kabul. Para ello tiene que destruir un monasterio budista con piezas bajo estudio de arqueólogos afganos y franceses. Más de 100 estatuas dentro de un gran complejo religioso que incluye siete estupas (monumentos funerarios). La demolición es inminente. Los arqueólogos que las estudian han solicitado al gobierno francés y otros gobiernos internacionales que intervengan para evitarlo en su charla en la Vienna EASAA 2010 Conference (European Association for South Asian Archaeology and Art, 4–9 July 2010). El gobiertno afgano afirma que la decisión deberá ser tomada por el presidente, Hamid Karzai, sin intervención internacional posible. ¿Quién primará el beneficio histórico para la humanidad o el beneficio económico para un gobierno y una gran empresa? Nos lo cuenta Andrew Lawler, “Archaeology: Copper Mine Threatens Ancient Monastery in Afghanistan,” News of the Week, Science 329: 496-497, 30 July 2010.

Los planes indicaban que el monasterio sería dinamitado en abril de este año. La demolición ha sido pospuesta pero no cancelada. El gobierno de los EEUU y sus aliados está presionando al nuevo gobierno afgano para que acepte inversiones extranjeras en Afganistán. (…/…).

Anuncios

CORNELIO ZELEA CODREANU, HEROE Y MARTIR IGNORADO

1 de diciembre de 2008

codreanu

Cuando individuos como el Che Guevara son glorificados, mientras se hace silencio sobre el recuerdo de un carismático líder como Cornelio Codreanu, queda claro qué tipo de poderes políticos, sociales e incluso religiosos dominan en los estados.

Del blog argentino Cabildo, copiamos el siguiente texto:

En la noche del 29 y 30 de noviembre de 1938 asesinaban a Cornelio Zelea Codreanu, Jefe y Capitán de la Legión del Arcángel Miguel, la gloriosa Guardia de Hierro. Su recordación se torna necesaria, ya que uno de los males de estos tiempos es la falta de nobles ideales, y él los encarnó de manera concreta, hasta el martirio, acto supremo de la caridad.

San Agustín nos enseña que a los pueblos se los puede llegar a conocer a partir de lo que éstos aman. Analógicamente podemos inferir que a un hombre también lo conoceremos a partir de lo que ame.

Cornelio Codreanu amó, en primer lugar, a Dios. La fe en el Señor lo sostenía y en el ejercicio de la Esperanza se hizo invulnerable, incluso ante los desalientos más comprensibles: “Cuando más solos y oprimidos estábamos —nos dirá— tanto más se alzaban a Dios nuestros pensamientos. Esto nos daba una fuerza invencible y una luminosa serenidad ante todas las desdichas”.

Y en su Diario que llevaba en la cárcel dejará escrito: “…Después que he sido atacado en mi ser moral, después que he sido tratado con barbarie desde el punto de vista físico, ahora viene sobre mí un tercer ataque: me atacan los microbios, ¡pero Dios ve y recompensará!” Acto de fe y de esperanza es rezar. Cornelio sabe de la importancia de la oración ya que la entiende como una de las armas invencibles que todo caballero cristiano posee. La plegaria —manifestación de valor ante las adversidades que se nos presentan— será, para decirlo con sus palabras, “el elemento decisivo de toda victoria”.
El Capitán amó a su Patria. Y la amó como se debe, con eficacia, pues sabía que después de Dios nadie necesita tanto de uno como la Patria carnal: “Una Rumania nueva sólo puede salir de la lucha, del sacrificio de sus propios hijos… La Legión y la Patria crecen de lo que no hacemos para nosotros; por tanto, de todo aquello que para nosotros es renunciamiento y sacrificio… Nosotros al entrar a la Legión, no pedimos nada para nosotros, pero damos. Damos alma, damos trabajo, damos sufrimiento, damos todo lo que tenemos por el día de la victoria de la nación rumana… El principio legionario nos dice: la cantidad de sacrificio hecho determina la victoria. Nuestra gloria es la gloria del sacrificio que hacemos”.

A modo de ejemplo, y en apretadísima síntesis, nombremos los Campos de Trabajo, el Batallón de Comercio Legionario, los famosos Nidos, las Fraternidades de la Cruz y la Escuadra de la Muerte.

“Ama y haz lo que quieras”, nos dice el Águila de Hipona. Y Cornelio estaba movido por el Amor. Así fue que, en 1927, funda la Legión del Arcángel Miguel, en el principio del Amor. Son sus palabras: “Sólo el amor puede derrotar a la tiranía y a la injusticia, y evitar revoluciones sangrientas y guerras sociales”. ¿Cuál es su idea basal? Codreanu parte del hombre como un valor moral y no como una entidad numérica, aplicándolo a la Legión. El resultado de esto no será, por cierto, un partido político, sino una escuela y una milicia de vida y de sacrificios en donde “si entra un hombre, deberá salir un héroe”. Se comprende entonces que no bastaba hacer profesión de legionario sino que debían evidenciarse aquellos cambios que desarrollaran armónicamente las distintas cualidades del hombre, haciéndole aspirar a metas altas.

De allí que a los legionarios les exigía ser honrados, valientes, serios y repudiar de manera absoluta la deslealtad. A éstos les dirá: “Camina únicamente por la senda del honor… No seas nunca vil. Deja a otros la senda de la infamia. Es preferible caer con honor que vencer con infamia… Enseñad a vuestros hijos a no emplear nunca la vileza, ni contra el amigo ni contra el mayor enemigo, porque obrando así no venceríamos… La villanía permanecería inmutable”.

Este ejemplo de pureza desencadenó una endemoniada persecución contra él y contra la Guardia de Hierro por parte del corrupto e indigno rey Carol II, manejado por los antojos de su amante hebrea Magda Wolf, alias Elena Lupescu. Mientras los enemigos formulaban una instigación pública al asesinato, Cornelio era detenido por supuestas injurias. Le adicionan otros tantos “delitos” y la Corte Marcial lo condena a diez años de trabajos forzados. En la cárcel de Jilava mantiene su lucha: medita los Santos Evangelios y reza para mantener viva la fe en Dios y la esperanza de una Rumania resucitada. Al fin, el Capitán, junto a trece camaradas, con el pretexto de un traslado, es llevado a la foresta de Tancabesti, cerca de Bucarest. Allí los estrangulan y para fingir una fuga, disparan a los cuerpos. ¡Creyeron acabar con él y con la Legión!

“¡Cristo ha resucitado! Así resucitará también la justicia para el pueblo rumano. Mas para obtener esto es necesario que sus hijos recorran el camino que recorrió Jesús; que pongan sobre su cabeza la corona de espinas, que suban el Gólgota de rodillas, con la Cruz a cuestas y se dejen crucificar… Quien renuncia a la tumba, renuncia a la resurrección”.
¡Cuán vigentes, necesarias y reconfortantes palabras para nosotros también, argentinos del siglo XXI! El Capitán Codreanu “prototipo del santo y del héroe” —como bien lo llamó el Padre Alberto Ezcurra— nos da la clave para la victoria. Como la Rumania del Capitán, nuestra patria también se muere y no por falta de programas, sino por falta de hombres, de hombres nuevos. El camino para la reconquista pasa por “la Cruz y el martirio”. Que San Miguel, con su espada, nos marque el camino para la reconquista de la Argentina y que el Señor nos conceda la gracia de no apartarnos de él.

Daniel González Céspedes

 


A %d blogueros les gusta esto: