Posts Tagged ‘Familia’

SOY MUJER

16 de marzo de 2017

https://radiocristiandad.wordpress.com/2017/03/14/ale-amaya-arenga-cristera/

 

ALE AMAYA: ARENGA CRISTERA

MARTES 14 MARZO 2017 ~ GUSTAVO MALDOCENA

 

 

SOY MUJER

SOY CATÓLICA

SOY TRADICIONALISTA…

PERO, ¿SUMISA?

La autora de esta vibrante arenga, Ale Amaya, amablemente nos ha permitido publicarla.

Vaya nuestro agradecimiento, junto con el deseo de que muchas jóvenes y mujeres sean fortalecidas y estimuladas por ella, así como a otras tantas les sirva de materia de reflexión.

8 de marzo: ¡Día Internacional de la Mujer! El día en que la sociedad intenta recordar que fueron las mujeres quienes, con orgullo y voluntariamente, alzaron la voz para anunciar que querían vivir sin ataduras, que rompían el cordón que las sometía a su religión, a su esposo, a la educación de sus padres, a su condición biológica.

El día en que la mujer pretende enaltecerse por haberse atrevido a rechazar la idea de ser alguien que debe obedecer y servir.

El día en que se recuerda que la mujer decidió romper el cordón umbilical con el Cielo, el día en que la mujer moderna grita al mundo: “no serviré”….

¡Sí! Yo he tenido como todas ellas el carácter altanero, el corazón orgulloso, el ánimo áspero y presto a asumir tales ideas; algunas veces por abuso de autoridad masculina, algunas otras por orgullo feminista.

25 de marzo: Día celestial de la mujer, el día en que el Cielo recuerda a Aquella que voluntariamente, por humildad, se sometió a su Dios, a su religión, a su esposo, a la educación de sus padres, a su condición biológica.

Ese día tan grande, en que los Ángeles supieron que tenían por Reina a la Mujer por excelencia; ese día tan grande, en que Todo un Dios la eligió por Madre, siendo Ella quien vino al mundo para restablecer la primitiva misión de la mujer, la de ser portadora de Dios en la humanidad.

Y es que una mujer, cuanto más mujer, ¡más santa es!

El recóndito deseo de la mujer, en la historia de todo corazón femenino, tuvo cumplimiento en el instante en que María dio al Ángel el fiat: “he aquí la esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra”. Aquí es donde está la esencia de la feminidad; en la aceptación, la cooperación y la sumisión.

Haz de volverte más mujer siendo como Ella, cuidando tu pureza, manteniendo tu dignidad en la sumisión, dando a luz nuevas criaturitas que puedan formar parte de su reino, llevando la luz a muchas almas que viven en la oscuridad, renunciando a ti misma con amor y generosidad, tornándote una sola carne para formar un hogar donde Cristo pueda reinar.

Esparciendo con alegría el enorme agradecimiento por haber sido elegida desde toda la eternidad para ser madre espiritual, madre, esposa, hija…

Es por eso que los momentos más dolorosos y confusos para el corazón de una mujer son aquellos en los que no puede dar, y los más diabólicos en los que se rehúsa a dar.

¡Ea, chicas! Levanten la cabeza, y no se pongan la falda de la cintura a los pies, ¡portémosla del corazón a los pies!…

Confundamos a ese ser que pretende destruir a Nuestra Reina, eliminando a través de nosotras la feminidad con esa envoltura a la que llama: “Libertad”.

No tengamos miedo de decir: ¡YO, sumisa! Porque, si Dios coronó tal sumisión con la maternidad, y toda la corte celestial se arrodilla diariamente ante Ella…, ¿quién de ustedes, hombres, digno de llamarse tal, se atreve a mofarse y no arrodillarse con la corte celestial?…

¿Qué hombre de Dios no venera, protege y enaltece tal virtud en su madre, en su hija, en su hermana, en su esposa? ¿Quién de ustedes no se rinde ante aquella que porta dicha hermosura?…

Todos estamos llamados a restaurar el Reino de Nuestro Buen Dios; por lo tanto, necesitamos ser mujeres que quieran cooperar, y necesitamos hombres que nos quieran proteger.

Cada vez que tú, Madre Espiritual, Madre de Familia, Hija, Esposa, tengas la torpe idea de liberarte de alguna atadura…; cada vez que tengas ganas de encajar en ese mundo que te vende la falsa idea de que eres más mujer coqueteando con las modas, las ideas, las costumbres, los placeres…, recuerda que hay alguien contigo, que desde el Cielo está gritando:

En mí, satanás, no vas a triunfar. ¡YO, SÍ ME SOMETO! PORQUE SOY MUJER, PORQUE SOY CATÓLICA, (…). PORQUE SOY GUADALUPANA.

 

https://radiocristiandad.wordpress.com/2017/03/14/ale-amaya-arenga-cristera/

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

https://radiocristiandad.wordpress.com/2017/03/14/guerra-contra-dios/#more-50638

 

GUERRA CONTRA DIOS

MARTES 14 MARZO 2017 ~ LORENAVZQ

 

¿IGUALDAD ENTRE EL HOMBRE Y LA MUJER?

Mirando, día tras día, las noticias y los eventos que se van desarrollando en este disparatado mundo, no puedo dejar de quedar perpleja observando la intervención de la mujer en todo ésto.

Siendo mujer, esposa, madre, no puedo más que sentir dolor y vergüenza por esas mujeres que tanto se denigran, tanto buscan desaparecer como femeninas; se puede observar cuando se manifiestan cuánto odio hay en sus corazones, tan apartadas de Dios sólo buscan declararle una guerra incesante; reconociendo, eso sí, a la Iglesia Católica como verdadera, ya que sus balas de cañón siempre apuntan hacia allí, reclamando un fin a la violencia, cuando en realidad la ira es lo que las motiva, el rechazo hacia la figura de Nuestra Santísima Madre es lo que más se puede advertir en este último lapso.

El día 8 de Marzo he podido observar, atónita, con indignación, impotencia y gran pena, manifestaciones a modo de “huelga” o paro, ejemplos más que aberrantes en donde se ha blasfemado contra Nuestra Santísima Madre; y en todo el mundo, como en España, con parodias de las procesiones religiosas. Tan denigrantes, tan faltas de moralidad, de respeto, de temor de Dios, que realmente me da vergüenza ajena colocar los enlaces de dichas noticias; por lo cual, no pienso colaborar con tremendo pecado…

Lo curioso de todo ésto, lo encontré en el portal Periodista Digital, que fue lo que me motivó a realizar este artículo.

http://www.periodistadigital.com/religion/opinion/2017/03/08/mujeres-catolicas-id-a-la-huelga-religion-iglesia-mujer-aradillas-igualdad.shtml

***

Ustedes como yo, deben haber quedados con los ojos fuera de órbita.

Desencajen, pues, la mandíbula y luego lean lo que la Verdadera Iglesia fundada por Nuestro Señor Jesucristo nos enseña, no éste mamarracho del Concilio Vaticano II, que lo único que ha hecho es llevar a la destrucción total de la fe verdadera.

Una sociedad bien ordenada no puede existir sin la diversidad y jerarquía de las condiciones. La Iglesia no engaña al pueblo con el incentivo de la igualdad absoluta de dones físicos, intelectuales y morales, con el igualitarismo de condiciones sociales y de bienes. La Iglesia no engaña a la mujer con la mentira de la liberación femenina, basada en una igualdad antinatural. Estas igualdades son imposibles.

Por más que digan y hagan, los revolucionarios nunca podrán poner término a las naturales desigualdades.

Sólo la Santa Iglesia establece la verdadera igualdad; sólo el catolicismo iguala a los hombres enseñándoles su origen común, su naturaleza creada y redimida por igual, su destino igualmente eterno de felicidad o de desdicha.

Los revolucionarios se atribuyen resueltamente la invención y la defensa de la igualdad. Es la estrategia de Satanás: reivindicar para sí y los suyos el prestigio de las palabras, mientras trabaja por aniquilar las ideas y conceptos expresadas por ellas.

Los revolucionarios hablan mucho de igualdad, y sólo aspiran a la más absoluta como injusta dominación, en la cual unos pocos ejercerán un tiránico gobierno sobre la gran masa de sometidos por la fuerza y el miedo.

La Iglesia Católica habla poco de igualdad, pero la practica. La realidad expresada por esa palabra nunca faltó en los siglos verdaderamente cristianos, cuando regía el derecho católico y la “filosofía del Evangelio gobernaba las Naciones”. Esa realidad que responde a la palabra igualdad falta realmente en las sociedades que apostatan del catolicismo y adoptan el nuevo derecho.

Si hoy nos hemos ocupado de la igualdad, es para reivindicar lo que Jesucristo nos legó, para devolver a las palabras el verdadero valor y el concepto exacto que encierran, y para aquilatar en las ideas el brillo obscurecido por la nube del error y el polvo de la falsa filosofía.

 

SER MUJER…

¿Qué es la mujer?

Dice Santo Tomás: “Del corazón del hombre tomó Dios la substancia para formar a la mujer. No la tomó de la cabeza, porque no fue hecha para dominar, ni de los pies, porque tampoco debe estar sujeta a la esclavitud ni al desprecio. Fue creada para amar y para ser amada por el hombre”(S.T. I, q.92, a.2 y 3).

¿De dónde entonces tomó Dios a la mujer? Del costado de Adán, de su corazón…, porque al igual que del corazón traspasado de Cristo brotó un torrente de amor hacia los hombres que fueron los Sacramentos, la mujer, saliendo del costado de Adán, nace para amar y ser amada.

Este pensamiento de Santo Tomás nos enseña lo que la fe, la Iglesia ve en cada una de ustedes: “un ser hecho para amar y ser amado”, para colaborar con el hombre en la creación misma de Dios.

El género humano ha llegado a tal grado de decadencia que todo lo embrolla, todo lo confunde, todo lo degrada. El hombre moderno, y al decir hombre me refiero tanto al sexo masculino como al femenino, ya no conoce su grandeza, pisotea sus prerrogativas.

La creación del hombre y de la mujer es la joya de Dios, la obra maestra de las manos divinas, el primer hombre y la primera mujer, cada hombre, cada mujer.

Varón y mujer forman una naturaleza humana: la naturaleza total humana.

¿Hay algo común y algo distinto en el varón y en la mujer?

Dos opiniones extremas —y ambas falsas— resumen todas las ideas que se han formado en este campo tan turbado por las pasiones:

Una es la del común de las gentes, más expresada con los hechos que con las palabras; representa más una actitud de vida que algo reflexivo: el hombre es propiamente un “animal racional”, mientras que la mujer pasa a ser un animalito vistoso, agradable a ratos. Y ésto no sólo lo profesan los hombres, sino lo más asombroso es que, también las mujeres cuando se comportan no como lo que son, sino como animalitos que sólo buscan satisfacer sus pasiones, haciéndose agradables a los hombres…

Otra es la del feminismo, el cual enseña que no hay ninguna diferencia entre el hombre y la mujer.

Ambas posturas son falsas, fruto de intereses o resentimientos, y no de una sincera búsqueda de la verdad.

Esta se encuentra en un justo equilibrio, es decir, que hay entre el hombre y la mujer algo de común y algo de distinto.

Lo común: la mujer, ante todo, es criatura racional como el varón. Es también ante todo, persona humana y no la concupiscencia del hombre. Tiene el mismo origen, ha sido redimida igualmente por Cristo y tiene un mismo fin último que el hombre.

Lo distinto: son las dotes, los modales y aptitudes exclusivas de la mujer (físicas y espirituales), cuyo conjunto constituye la femineidad.

 

La mujer antes de Cristo

¿Qué era antes de la venida de Cristo la mujer?

Menos que una esclava, porque el esclavo podía comprar su libertad…, mientras que la mujer estaba bajo la tutela perpetua de sus parientes masculinos, nada poseía en propiedad, de nada podía disponer por sí sino bajo la autoridad de aquel que era su tutor, no intervenía para nada en el gobierno de la familia, y mucho menos en los negocios industriales y comerciales. No podía siquiera enterarse de las leyes que se trataban en el Senado, y si llevaban una mala conducta, un tribunal formado por sus conocidos podía condenarla hasta con la muerte…

¿Qué hacía entonces para ocupar su tiempo? Lujo, fiestas, placeres, se rodeaban de sus esclavas y esclavos, el peluquero, el perfumista, el confitero, con todo lo que eso significa de vida degradada, concubinatos, divorcios, adulterios…, para caer tiempo después en el otro extremo de obtener una equiparación absoluta con el hombre.

Una madre, cuenta Cicerón, provoca a su yerno para que se divorcie, y después desvergonzadamente se casa con él cuando el matrimonio con su hija se ha roto.

La menor razón era causa suficiente para divorciarse. En una sátira se alude a esto diciendo: “Partid, vuestro aspecto nos disgusta. ¡Os sonáis con tanta frecuencia! Partid inmediatamente. Esperamos una nariz menos húmeda que la vuestra”.

Y Séneca decía que la castidad es una prueba de fealdad. Las mujeres cuentan su edad no por los años sino por el número de sus maridos…

La Mujer después de Cristo

 

Pero viene Cristo, y la mujer se hace católica.

¡Qué diferencia entre la mujer pagana y la mujer cristiana!

La transcripción de un párrafo de Tertuliano, autor cristiano de los primeros siglos nos lo enseña:

“Esta mujer va a visitar a los hermanos en los más pobres reductos; se levanta durante la noche para rezar y asistir a las solemnidades de la Iglesia; se acerca a la sagrada mesa o penetra en las prisiones para besar la cadena de los mártires, para lavar los pies de los santos… En las fiestas, están muy lejos de ellas los himnos profanos y los cantos voluptuosos. A diferencia de las paganas, que llenas de comida y de vino, no pueden digerir y vomitan para comenzar a comer de nuevo, invoca a Jesucristo, y se prepara a la templanza por la salutación divina. Nadie la ve en los espectáculos ni en las fiestas de los gentiles. Permanece en su casa, y no se muestra afuera sino por graves motivos: para visitar a los hermanos enfermos, para asistir a un santo sacrificio, para escuchar la palabra de Dios. Nada de sortijas para las manos que tiene que soportar el peso de las cadenas. Nada de perlas ni esmeraldas para adornar una cabeza amenazada por la espada de la persecución”.

Así era la mujer cristiana en la primera edad del Cristianismo, así se preparaba la mujer católica tanto para la muerte valerosa en el martirio, como para una vida santa.

Así debe ser quien es mujer y católica en el mundo de hoy.

 

Y en su catolicismo, la mujer también es diferente al hombre, ella:

1) Tiene naturalmente más piedad que el hombre:

Es más rezadora, hay normalmente más mujeres rezando en las iglesias que hombres (desde los primeros tiempos: al pie de la Cruz, sólo San Juan y el resto mujeres…, la Verónica).

2) Tiene naturalmente más fe que el hombre.

La mujer cree y necesita creer.

El hombre discute las verdades, para la mujer esas verdades forman un edificio con cada cosa en su lugar…

3) La mujer tiene naturalmente más corazón que el hombre.

En ella domina la sensibilidad y la delicadeza. Su corazón es teatro del dolor, sobre todo cuando es madre…

Todas estas armas dio Dios a la mujer para su misión mientras vive aquí en la tierra:

Tiene fe para convertir.

Tiene esperanza para consolar.

Tiene caridad para salvar almas.

***

Todo ésto es lo que me hace sentir verdaderamente mujer; ésto debe reflejar nuestro corazón (no lo que este mundo invertido y fuera de foco propone, no las mentiras que nos quieren hacer creer), irradiar aquello que es propio de nuestra naturaleza: somos así, como el Señor nos creó, y a Él queremos servir y a María Santísima queremos imitar…

https://radiocristiandad.wordpress.com/2017/03/14/guerra-contra-dios/#more-50638

 

 

La “ideologia de género” no es científica

8 de marzo de 2017

Freud trató de explicar la psique femenina por lo  que llamó “envidia de pene”, la incomodidad con su propio sexo y la ansiedad por imitar de alguna forma al varón. La realidad es más bien la contraria: la inmensa mayoría de las mujeres están contentas de ser como  son y procuran acentuar su feminidad de diversas formas: atuendo, maquillaje, adornos, etc. Esto es normal, aunque puede derivar a extremos grotescos o enfermizos. No deja de ser curioso que conforme avanza la “liberación de la mujer”, los modelos femeninos que se proponen se parezcan más bien a las prostitutas o a las tradicionalmente llamadas marimachos. Cualquier cosa menos la mujer equilibrada y sensata. Solo hay que prestar atención a las modas, las cantantes y otros ejemplos de “éxito”, muy seguidos: la mujer como objeto sexual, paradoja solo aparente con la “liberación”.

  La extraña conclusión de Freud viene, probablemente, de que sus estudios se basaban a un grupo muy determinado y escaso: las mujeres histéricas. La histeria puede definirse como una actitud de rebelión impotente contra la realidad. Casi todo el mundo ha tenido momentos de histeria, pues la realidad es a veces muy dura, pero en la persona histérica se trata de una actitud sostenida, con altibajos entre furia violenta y resignación (que no es lo mismo que aceptación).  El histerismo es una nota bien visible en la ideología de género.

   En el ser humano el dimorfismo sexual está más acentuado probablemente que en cualquier otro mamífero. No simplemente en tamaño o forma corporal, sino también en inclinaciones, conductas y tendencias. Es más, tanto la mujer como el varón tratan de acentuar sus diferencias, que ven como positivas y agradables. La ideología de género niega esta realidad, y en ella puede verse, en su lado feminista, esa absurda envidia del pene, que al no disponer de él intenta negarlo, negar la diferencia. No se trata de igualdad ante la ley, sino de ir más allá, a borrar cualquier diferencia, incluso biológica, a “hacer como si no existiera”. Uno de los rasgos más cómicos del feminismo es su satanización de lo que llaman “sexismo”, cuando si por algo se distingue el feminismo es por su obsesión con las diferencias sexuales. Esta ideología alcanza unos  grados de estupidez e insensatez mayores que las ideologías que la precedieron, en particular el marxismo, del que viene a ser una derivación: sustituyen la lucha de clases por la lucha de sexos, al mismo tiempo que niegan  la existencia de estos, transformándolos mágicamente en “géneros” y declarando equivalente a la normalidad cualquier anomalía o conducta desviada.

    Algo  que atormenta especialmente a los “generistas” es la maternidad, tan desigualadora. La figura de la madre es denostada, abierta o implícitamente,en el feminismo, que quiere hacer del aborto una especie de sacramento, como involuntariamente confiesan en alguno de sus lemas.  Ahora mismo asistimos a campañas contra la maternidad, poniendo como ejemplo a mujeres que la ven como una carga tremenda, y uno solo puede compadecer a sus hijos.  Siempre hubo lo que se la llamado “malas madres” pero ahora se proponen como modelos. Y tratan de reducir la sexualidad a un simple pasar un rato de placer sin relación alguna con la reproducción, lo que igualaría la coprofilia o la zoofilia, por ejemplo, con la sexualidad normal entre hombre y mujer. Pero aunque la sexualidad no se limita a la reproducción, esta es en definitiva su función principal, sin la cual la propia especie humana desaparecería. Por eso puede hablarse aquí de una ideología del suicidio social, como ha habido otras a lo largo de la historia.

   En realidad, el varón y la mujer son distintos y complementarios, y no solo en relación con la reproducción. Pero el histerismo quiere instalar la igualdad sin complementariedad, lo que es puro homosexismo. Con ello la familia es socavada y destruida, y uno de sus efectos es el aumento de la violencia doméstica que llaman “machista” o “de género”, y que se quiere reprimir (histéricamente)  mediante leyes   y publicidad obsesiva.

    En la mitología, la mujer histérica es representada por la amazona, la mujer que mutila su feminidad para tratar de emular al varón y matarlo (hacerle la vida imposible, más corrientemente). Esto se da cada vez más en las relaciones entre sexos, deteriorándolas gravemente.

****************

(FILES) A picture taken 30 October 1984 shows  English writer Doris Lessing at her home in London. British writer Doris Lessing on Thursday won the Nobel Literature Prize for five decades of epic novels that have covered feminism, politics as well her youth in Africa.

Nacida el 22 de octubre de 1919 en Kermanshah, en Persia (actual Irán), Doris Lessing se crió en Rodesia (actual Zimbabue), donde su padre se instaló en una gran granja aislada cuando ella tenía cinco años.
Murió el 17 de noviembre de 2013, Londres,  Reino Unido.

Doris Lessing:

….con un periodista español notablemente cretino:

— Es una de las cosas que recriminé al movimiento feminista. Ellas trataban a las mujeres que decidían tener hijos como si fueran ciudadanas de segunda clase

— Será cuestión de tiempo que las cosas cambien

— Tal vez. Aunque puede que se le haya escapado un detalle: que las mujeres no parecen tener gran prisa por meterse en política, o en la gran empresa. Me pregunto por qué (…) El banco Natwest tenía un proyecto para promocionar a las mujeres dentro del propio banco y descubrió que solo le interesaba a una parte muy pequeña de las empleadas. Les brindaron cursillos especiales y cosas por el estilo, pero, en general, las mujeres no querían competir. En cambio, lo que sí deseaban era casarse y tener familia (…) a excepción de una minoría. Y aquello me resultó sumamente interesante porque, a pesar de tanto movimiento feminista, esto es todavía lo que parece que la mayoría de las mujeres quiere. Y no veo por qué no (…) Me parece que no es justo que reciban críticas por pensar así. (…) Que yo sepa, a Simone de Beauvoir nunca le gustó ser mujer. No le gustaba serlo y siempre se estaba quejando de ello. A mí no me parece nada terrible. Tiene sus ventajas. Y de todas maneras, ¿qué puedes hacer? Lo que me asombra es que noto cierto tono de queja en lo que dice. ¿A quién dirigía sus quejas? ¿A la naturaleza?

http://gaceta.es/pio-moa/envidia-pene-08032017-1059


 

Doris Lessing:

“Las feministas no han entendido nada”

Por Annette Levy-Wyllard

A sus espléndidos 86 años, la célebre autora de El cuaderno dorado y candidata al Premio Nobel se va lanza en ristre contra las mujeres estúpidas y se apiada de los hombres que tienen que aguantarlas.

Entrevista: “Las feministas no han entendido nada”

Annette Levy-Wyllard: Su novela El cuaderno dorado (Premio Médicis en 1976) fue y sigue siendo el libro de culto
de la liberación femenina en el mundo entero. Pero ahora usted decide denunciar a las feministas…

Doris Lessing: Siempre me ha molestado que Elcuaderno dorado se haya convertido en la biblia de la liberación femenina, porque jamás quise hacer un ensayo feminista, sino escribir sobre la vida de las mujeres. La gente piensa todavía que se trataba de un manifiesto político y no es así. Me llegaron montones de cartas de lectoras que hablaban sólo de política y cartas de hombres que me explicaban que el libro había sido liberador para ellos. Acabo de recibir una carta de un brasileño que le dio la novela a su esposa para que entendiera que puede haber vida fuera de la casa y de la crianza de los hijos.

Además,  hay que recordar que en Francia, durante mucho tiempo, ningún editor quiso publicar El cuaderno porque les parecía muy radical.  Hoy puedo decir que las feministas han fracasado. Y es verdad. Hoy en día se puede decir, más o menos,  que existe igualdad entre los sexos en campos como el salario y lo profesional.  Mujeres inteligentes y formidables ocupan empleos clave. En los países occidentales ha habido verdaderos progresos para las mujeres de ciertas
clases sociales… Las jovencitas de hoy no se dan cuenta de que sólo hace dos generaciones que podemos controlar,  como mujeres, nuestra propia vida, que ya no tienen de qué preocuparse cuando quedan embarazadas. Esas muchachas creen que todo esto es normal, y ésa es la verdadera revolución de nuestro tiempo; han tenido mucha suerte. Las mujeres modernas ahora pueden hacer de todo, pero lo único que quieren es encontrar un hombre; sólo hay que ver El diario de Bridget Jones o la serie Sex and the City para darse cuenta…

Sin embargo, sobre todo en el tercer mundo, esa evolución no la puede disfrutar la mayoría de las mujeres. Si digo que las feministas han fracasado,  se debe a que no pudieron capitalizar sus propuestas en los años sesenta y setenta. Lo que en absoluto me sorprende, pues no esperaba demasiados cambios. Era una época muy emocional.  Podrían haber sido más calmadas y haber hecho más esfuerzos para trabajar junto a los hombres. Siempre he pensado que no se puede avanzar haciendo separaciones radicales, y no hay que olvidar que muchas de las grandes feministas fueron hombres…

A.L.W: En 2001, usted protagonizó un escándalo cuando defendió a los hombres al decir: “Las mujeres estúpidas, ignorantes y malas atacan a los hombres más inteligentes y más atentos y nadie dice nada. Desafortunadamente,  los hombres tienen aire de perros abatidos incapaces de contestar.” Y luego llamó a la revolución: “¡Es tiempo de que contraataquen!”

D.L: Me encontraba en la tribuna del festival de Edimburgo, en Escocia, y me preguntaron algo sobre las feministas. Contesté que no me gustaba la manera de tratar a los hombres, que debía de ser terrible ser un varón. De inmediato, el diario The Guardian tomó las declaraciones,  y se levantó una polémica nacional,  con un montón de cartas a favor y en contra mío. Quería decir que cada día estaba más irritada por la locura en contra de los hombres, de manera persistente, sin que nos diéramos cuenta.  Me preguntaba por qué debíamos pelear por la igualdad despreciando sistemáticamente a los hombres. Un día, en una escuela primaria, le escuché a una profesora joven decirles a sus alumnos  (hombres) en clase: “¡Todo es su culpa!” Un pequeño se puso a llorar. Me pareció espantoso aquello. Nunca me gustó el feminismo, ni en los años sesenta y setenta, ni ahora. Siempre detesté ese lado antihombres de esas muchachas de izquierda que odiaban a los tipos, al matrimonio y a los hijos. Eso es una tontería y una pérdida de tiempo.  Han debido hacer las cosas de otra manera. El movimiento de liberación femenina fue, de hecho, un error, con mucha energía mal encaminada. Y desde que se volvió político explotó en pequeñas facciones. Era inevitable, pero las feministas no comprendieron nada.

A.L.W: Usted atacó también al ícono mundial de la liberación femenina: Simone de Beauvoir.

D.L: Era una feminista que odiaba ser una mujer y todos los aspectos de la feminidad. Por ejemplo, tener la regla. Es claro que ella quería ser un hombre. Estúpida. Es como estar furiosa con el clima. Me gusta más Woody Allen cuando dijo: “Me da igual morir pero no quiero estar allí cuando pase.” Nunca me convenció ese modelo de pareja “ideal” Sartre-Beauvoir, enseguida pensé que era falso. Sartre se portó como todos los hombres siempre se han portado. Y Beauvoir como todas las mujeres. Mientras que en sus libros ella trataba de mostrarnos que se trataba de una relación moderna, de amores múltiples, sin celos. Pero mientras que Sartre tenía sus historias de amor por su lado, ella se quedaba casi siempre en casa. En mi recopilación de ensayos Time Bites, que apareció en 2005, recuerdo cómo nosotros, en Londres, esperábamos impacientes la publicación de la novela de Beauvoir “Los mandarines”, porque sabíamos que el libro hablaba de la vida sexual junto a Sartre y de la vida de su grupo de lumbreras de Saint Germain-des-Prés. Francia siempre ha fascinado a los ingleses. Los hombres estaban, naturalmente, seducidos por esa pareja que funcionaba como matrimonio, sin la pesadez legal y las obligaciones, con compañeros libres de tener todas las aventuras sexuales. Las mujeres siempre eran más escépticas. Y, finalmente,  tenían razón. Además, en la novela, el personaje de Anne Simone es presentado como una mujer seca y sola en un matrimonio de amigos, resignada.  Francamente, Beauvoir hubiera hecho mejor marchándose con Nelson Algren, su amante americano.  Al final de su vida, Sartre estaba un poco loco, como Bertrand Russell:  los hombres mayores no tienen defensas contra las mujeres jóvenes. Y las mujeres mayores se dejan influenciar por los jovencitos, como Jean Rhys nos lo contó en “Ancho mar de los Sargazos”, un libro magnífico. Ella se volvió famosa tarde, al final de su vida, y no pudo resistirse al poder de un jovencito.

A.L.W: En su última novela, Las abuelas, se cuentan justamente los amores entre mujeres mayores y jóvenes: dos amigas se acuestan cada una con el hijo de la otra. A sus 86 años, ¿usted sería una de esas viejas indignas?

D.L: Eso no me ha pasado… ¡Lástima!  (explota de risa). Las abuelas no es un título afortunado, porque las dos madres tienen más o menos cuarenta años, no son mujeres viejas. Un jovencito, el compañero de uno de los dos hijos que se acuesta con la amiga de su madre, fue el que me contó la historia. Y lo hizo emocionado: “Me encantaría vivir algo como eso”, me dijo. Quedé fascinada y me pregunté qué podría hacer una escritora con esa historia de amor con la cual, además,  podía identificarme. Las críticas en Francia se fueron por el lado “desagradable”, pero yo no entiendo esa actitud voyerista. No obstante, ese tema no es nuevo en Francia; acuérdese de que Colette ya contó la historia.

ALW:Después de la Segunda Guerra Mundial, usted se fue de su Rodesia natal para instalarse en Inglaterra y abandonó a sus hijos, que fueron criados por su padre. Impactante, ¿no?

D.L: Mi hijo John me dijo un día: “No comprendo muy bien por qué dejaste a papá, pero eso no quiere decir que no te ame.” Me lo dijo sin agresividad,  porque hablamos cuando él ya era un adulto y vivían todos en Sudáfrica,  cuando allí ya no había problemas.  Lo volvería a hacer si fuera el caso. Estoy feliz de haber tenido el coraje de partir.  Yo odiaba Rodesia (Zimbawe);  era un lugar provinciano en donde nadie quería hablar de política. Me hubiera ido antes, si la guerra no hubiese estallado. No había barcos, así que debí esperar, esperar, esperar…  hasta 1949.  Londres era una ciudad genial llena de artistas e intelectuales. Allí encontré a toda esa gente interesante que venía, como yo, de todas las antiguas colonias inglesas, de todo el imperio británico. Después de la Segunda Guerra Mundial, había una especie de locura en nuestro grupo de amigos;  era como vivir el final del Imperio Romano. Yo hice parte porque en esa época creía que íbamos a construir un mundo mejor. No puedo creer cuán estúpida era.

A.L.W: Además, en sus últimos ensayos le declara la guerra a lo “políticamente correcto”.

D.L: ¡Odio lo políticamente correcto!  Es la visión de un mundo dividido en Bien y Mal. Se encuentra por todos lados en la lengua inglesa. En particular cuando usted habla de las razas:  no puede decir ni Blanco ni Negro. Y luego lo vigilan en caso de que se le suelte algo así. El fenómeno es terrible,  sobre todo en las universidades norteamericanas,  porque los norteamericanos llevan siempre todo al extremo.  Es un país histérico y me pregunto por qué. Así descubrí que mi novela La buena terrorista sucedía en los campus norteamericanos, para subrayar todo lo que en ese libro no es políticamente correcto. Por ejemplo, el personaje del músico es un chico negro: es “políticamente incorrecto”. El comunismo está muerto, sin embargo, la herencia de ese lenguaje vacío, que siempre debe inventarse un enemigo, se ha perpetuado entre los intelectuales.

En todo caso, lo políticamente correcto toca a la crítica literaria que sigue infiltrada por esos vestigios de la moda del pensamiento comunista. Cada escritor ha pasado por la experiencia de escuchar preguntas de los periodistas como “¿Piensa usted que los escritores deberían…?” y eso termina con una declaración política con la palabra “compromiso”.  O bien se lee el libro de uno diciendo que se trata evidentemente de “un tema”. Como sucedió con mi libro El quinto hijo, que etiquetaron como un tratado sobre el problema palestino, o la investigación genética o el feminismo,  o el antisemitismo. Finalmente,  un periodista francés vino a mi casa y me dijo, antes de que pudiera decirle cualquier cosa: “¡Es evidente que El quinto hijo es un libro sobre el sida!” Si hubiera querido hablar de los palestinos o del sida, hubiese escrito un ensayo,  no una novela.

A.LW: Usted fue comunista. ¿Lo lamenta hoy en día?

D.L: Yo fui comunista hace medio siglo. Cuando llegué a Inglaterra todo el mundo era comunista, o lo había sido. Estábamos en plena guerra fría, el enfrentamiento era muy duro.  Continuó hasta el final de los años cincuenta, hasta que dejaron de interesar Trotski o Stalin, pues encontrábamos todos sus discursos  aburridos, y comenzamos a burlarnos de la jerga política. Nos divertíamos, teníamos humor. Sobre todo, ya discutíamos sobre la cuestión de los hombres y las mujeres, y eso fue mucho antes de la liberación femenina. No esperamos para hacer nuestra revolución sexual.  Me pregunto por qué todo el mundo piensa que el sexo se lo inventaron en los años sesenta… Gracias a Dios ¡hubo algo de eso en los cincuenta!  Cuando digo esto, siempre me miran con estupefacción o incredulidad.  Como cuando digo que lo único importante en las relaciones entre hombres y mujeres es que sean divertidas.  Por eso ahora escribo una comedia.
©Libération
Airada respuesta de Florence Thomas

A propósito de Doris Lessing sobre el supuesto “fracaso de las feministas” habría que tener claro de qué estamos hablando.  Porque esta modita, que viene de los países desarrollados, de denigrar del feminismo
ya está perdiendo credibilidad, incluso en Europa. Elizabeth Badinter, ya algo senil,  había denigrado del feminismo en Francia en una operación más mediática-editorial que otra cosa. Pero para responder algunas de las denuncias de Lessing, diría que hoy el feminismo es una teoría y una práctica plural,  es decir que no hay un solo feminismo sino varios feminismos, como tampoco hay una sola práctica del feminismo sino una enorme variedad de formas de compromisos desde unos acuerdos mínimos de todas las feministas del mundo. En otras palabras,  es muy distinto haber participado de las primeras luchas feministas en los años 50 a ser feminista hoy. Y es muy distinto hablar desde Europa que desde América Latina y,  específicamente, desde Colombia. En ese sentido hablo de un feminismo situado y de feministas que siguen trabajando en contextos muy distintos las unas de las otras.
Pero, incluso cuando Lessing habla de las mujeres en Europa, exagera, tergiversa y manipula. Creer que la mayoría de las mujeres europeas se comporta igual que las muñequitas de “Sex and the City” es un exabrupto que se cae por su propio peso.  Miles de mujeres del viejo continente se han beneficiado de las luchas feministas y siguen haciéndolo. Sin embargo, esta revolución pacífica está inconclusa. Las legislaciones, las prácticas cotidianas, los derechos sexuales y reproductivos están ahí. ¡Pero la condición femenina aún no es, ni mucho menos, un jardín de rosas!  Los ámbitos político y económico siguen siendo campos de hegemonía masculina.  Subsisten, en especial en los países mediterráneos,  estadísticas espeluznantes de violencia contra las mujeres; y el desempleo sigue siendo mayoritariamente femenino,  entre otros estragos de la discriminación. Su condescendencia con los hombres victimizados daría para un debate más amplio.  En cuanto a las críticas que hace contra Simone de Beauvoir, verdadero ícono de mi generación, son simplemente injustas. Esta humanista, con su libro El segundo sexo, publicado en 1949, fue la primera mujer,  por lo menos del siglo xx, en poner en palabras el malestar de millones de mujeres.  Por supuesto, lo hizo desde donde podía hacerlo en ese momento, es decir, desde un feminismo de la igualdad radical que hoy puede ser discutible pero que en su momento develó los mecanismos que generaban la discriminación de las mujeres del mundo patriarcal. Lo demás es literatura.

 

FUENTE:

http://www.semana.com/on-line/articulo/entrevista-las-feministas-no-hanentendido-nada/77017-3

 

Arthur Schopenhauer: el pesimismo, la felicidad, las mujeres…

16 de junio de 2016

Del pesimismo a la felicidad en Schopenhauer

Arthur Schopenhauer: El arte de tratar a las mujeres




Claves para entender la llamada violencia de género

24 de febrero de 2016

 

 

Claves para entender la llamada violencia de género

22 de febrero de 2016

https://youtu.be/tqveGtb22jU?list=PL2FeVa5ZEf0u3usTSHbOvTPTKRcw9rPB1

https://www.youtube.com/watch?list=PL2FeVa5ZEf0u3usTSHbOvTPTKRcw9rPB1&v=tqveGtb22jU

 

Cómo el “Sistema”… degrada la vida familiar

4 de mayo de 2014



La manipulación psicológica o mental que ejercen los medios de “comunicación” influye tanto sobre hombres como mujeres, hasta el punto en que la mayoria de la gente adopta las pautas de comportamiento y de pensar que conviene al Sistema dominante.

El miércoles, 29 de mayo de 2013, el blog ¡ RADIO TIERRA VIVA ! publicó un estudio titulado
El Fraude del Feminismo: La exposición de la Guerra de la élite sobre la Mujer y cuyo autor es

Richard Cassaro:

Si usted piensa que las mujeres estadounidenses y las mujeres occidentales en general son más libres que nunca, tal vez es mejor que lo medite de nuevo. Este artículo trata de cómo están siendo manipuladas en secreto las mujeres para que tengan un modo de vida ajeno a su verdadera naturaleza interna, y cómo la mayoría de las mujeres sufren a causa de ello. El divorcio, el exceso de trabajo, exceso de estrés, trastornos de la alimentación, la cirugía plástica, la depresión, el suicidio – algo extraño está sucediendo a las mujeres. Parece un gran experimento que se lleva a cabo , dirigido a ver hasta dónde las mujeres pueden  convertirse en algo que es el polo opuesto de su verdadera naturaleza interior.

Algo está muy mal en las mujeres de hoy. Las mujeres estadounidenses y occidentales están afectadas por preocupación, tristeza, depresión, ansiedad, problemas emocionales y de salud física y enfermedades como nunca antes.
Los medios de comunicación no ofrecen muchos datos de esta triste realidad.

 

Un estudio reciente estima que una de cada cuatro mujeres de 45 a 59 años toman antidepresivos . ”

EE.UU. HOY.

………………………………………………

“Estados Unidos se está quedando rápidamente detrás del resto del mundo industrializado en lo que respecta a la esperanza de vida, y se enfrenta a una más rápida disminución de la esperanza de vida de las mujeres. Según un nuevo estudio realizado por el Instituto para la Métrica y Evaluación Sanitaria (IHME) de la Universidad de Washington, la esperanza de vida de la mujer americana no sólo crece muy lentamente … en realidad está disminuyendo “.

-Travis Waldron, Thinkprogress.org.

…………………………………………………..

” Se estima que 8 millones de estadounidenses tienen un trastorno de la alimentación – siete millones de mujeres y un millón de hombres. ”

Press TV.

………………………………………………………

“Dos o tres de cada 100 mujeres estadounidenses sufre de bulimia. ”

– Sur Departamento de Salud Mental de Carolina.

…………………………………………………….
“Una de cada 200 mujeres estadounidenses sufre de anorexia.”

-Sur Departamento de Salud Mental de Carolina.

…………………………………………………………..
“Uno de cada cuatro mujeres de entre 45 y 64 ya sufren algún tipo de trastorno mental-un aumento del 20% en los últimos 15 años.”

-The Telegraph.

……………………………………………………………….

Estas estadísticas son un claro indicio de una epidemia en aumento, al igual que los síntomas que apuntan a una enfermedad subyacente. ¿Qué está pasando aquí?
La respuesta, de acuerdo con los que estudian este tipo de datos, se relaciona con el hecho de que más mujeres están trabajando ahora que nunca antes. Este es un resultado directo del movimiento feminista que se extendió por Estados Unidos en las décadas de 1960 y 1990.

“… El movimiento feminista , o el Movimiento de Liberación de la Mujer, es un período de actividad feminista en los Estados Unidos, que se inició durante la década de 1960 y duró hasta finales de 1990. ”

-The Telegraph.

……………………………………………………………………
“‘Mente’ Mental caridad de la salud dijo que las mujeres de entre 40 y 50 años son cada vez más afectadas por tratar de manejar las responsabilidades de la familia, el hogar y el trabajo … Este grupo de edad probablemente fue criado por su madre y ama de casa y son casi madres duda ahora de trabajo, que se enfrentan a la presión financiera de ser parte de una familia de dos ingresos … ”

-The Telegraph.

……………………………………………………………………..
Los medios de comunicación nos dice que gracias a los correos de los 60 el movimiento feminista las mujeres ahora tienen libertades y oportunidades que los hacen casi iguales a los hombres. Escuchamos esta adulación del feminismo repetida por muchos periodistas, líderes de la industria, y profesores universitarios. A primera vista, la idea parece correcta y plausible. Pero, ¿es realmente cierto? ¿Las mujeres realmente venir tan lejos?
¿Las mujeres realmente están mejor ahora que antes?
Las estadísticas no son compatibles, por lo menos cuando se trata de la salud. Pero hay más en esta historia.

-Wikipedia.

…………………………………………………………………………………
Por supuesto, las mujeres tienen carreras y conseguir la misma educación que los hombres es una gran cosa, sin duda. Pero el problema radica en el hecho de que no sólo son las mujeres de hoy en día trabajan a tiempo completo, pero también están cumpliendo con su papel tradicional en el hogar, las madres, esposas e hijas de padres ancianos. A medida que aumentan las horas de trabajo, junto con las tensiones financieras debido a la reciente crisis económica, muchas mujeres están teniendo un momento difícil para hacer frente:
” las mujeres de mediana edad que tratan de hacer malabares carreras, los niños y familiares de edad avanzada que sufren de depresión y ansiedad más que cualquier otro grupo social, muestran cifras del NHS. ”

Ingeniería Social secreto de la “mujer moderna”:

Antes de seguir adelante, vamos a ser claros. Las mujeres son más fuertes y más fuerte, más inteligente y más intuitivas que los hombres en muchos aspectos. Las mujeres deben ser elogiadas por aguantar el comportamiento infantil de la mayoría de los hombres.

Aquí está todo lo que hay que saber acerca de los hombres y las mujeres:
las mujeres están locas, los hombres son estúpidos. Y la principal razón de que las mujeres están locas, es que los hombres son estúpidos. George Carlin

George Carlin (1937 – 2008) fue uno de los más grandes filósofos y pensadores sociales del siglo XX.
Las mujeres han ayudado a formar la cultura estadounidense, no sólo en las últimas décadas, sino desde que los primeros peregrinos desembarcaron en las costas de América del Norte. Desde el principio, las mujeres han asumido papeles de liderazgo en la política, la ciencia, la educación, la literatura, la medicina, y como ciudadanas informadas.
Pero en las últimas décadas las mujeres estadounidenses y occidentales han sufrido una transformación repentina, se ha producido un cambio, tan evidente y profundo que algunos sociólogos han reconocido y escrito acerca de la gravedad de sus consecuencias.

De alguna manera, en las últimas décadas la sociedad impulsada por los medios de comunicación y las grandes corporaciones que patrocinan ellos-ha tomado el viejo sueño de cuentos de las mujeres, que es la siguiente:
Cinderella cenicienta   1

Y se han convertido ese sueño en ESTO:

Career-Woman-300x300 post-cenicienta  2

A  las mujeres jóvenes se les enseña que su ambición central debe ser un buen profesional.
Sin embargo, el problema es que esto no es la realidad para todos, sino para un puñado pequeño de mujeres. Para todo el idealismo de los medios de comunicación y los anuncios universitarios instando la educación superior, lo cierto es que la vida de las mujeres son en realidad recurriendo a este:

Woman-Stressed1-300x210 dolordecabeza 3

Las estadísticas de salud de las mujeres muestran que las mujeres tienen una vida muy   dificil  y no sólo en el trabajo.

Además, un gran porcentaje de las mujeres estadounidenses trabajan en el comercio minorista. Así que el “sueño” de que las mujeres estadounidenses se están vendiendo … si desea obtener aún más en la realidad … en realidad se parece más a ESTO:

Women-Walmart  4 mercado

Muchas más mujeres que hombres trabajan en el comercio minorista, sin embargo, casi ninguna de ellas lo hacen en los mejores puestos de trabajo.
El resultado es que nos encontramos hoy en día, donde los niños son los más afectados, las víctimas del divorcio sin precedentes, las familias nucleares, ambos padres trabajan (disminuyendo el tiempo de la familia), preocupaciones financieras, el estrés, etc. La “mujer trabajadora” se ha…
logrado a costa del sacrificio de los valores familiares tradicionales.
Peor aún, la llamada “liberación” de la mujer ha cambiado fundamentalmente el comportamiento de las mujeres. Ya no dependen de la “familia” (ya sea de la familia en que nacen o la familia que ayudan a crear) para su bienestar, las mujeres tienen un comportamiento cada vez más agresivo, más promiscuo sexualmente, más endurecido y cansado, menos empático y menos simpático. En esencia, su comportamiento es cada vez más masculino

Mujer contra mujer moderna tradicional:

Vamos a comparar la mujer moderna con la mujer tradicional:

MUJER MODERNA:
No quiere niños “de inmediato” o incluso “nunca”.
Le gusta tener sexo con diferentes hombres. Las bebidas alcoholicas las consume más que nunca.
Toma drogas más que nunca.
Disfruta mostrando su cuerpo en desnudez.
Tiene una conducta más agresiva que nunca, enseñando indirectamente a los niños que la agresión es ok.

MUJER TRADICIONAL:

Busca un buen marido.
Mantiene el deseo de tener hijos.
Cree meta principal en la vida es criar a los hijos, y estár dispuesta a sacrificarse por los niños.
No busca relación sexualcon álguien que no sea su esposo.
Da pruebas de comportamiento adecuado para criar a los hijos.
====

girl-bar1  ESTRPEPER  5

A las niñas y jóvenes se les enseña por televisión que emborracharse, actuando de forma agresiva, y tener relaciones sexuales con múltiples parejas, incluidas otras mujeres, es divertido.

Usted puede estar de acuerdo en que la mujer tradicional es más inteligente, más fuerte.
Lo que hemos descubierto es que la mujer moderna no es sólo evolución natural, como puede parecer, sino que intencionalmente se está creando mediante la ingeniería social.

” La ingeniería social es una disciplina … que se refiere a los esfuerzos para influir en las actitudes populares y comportamientos sociales a gran escala, ya sea por gobiernos o grupos privados. ”

-Wikipedia.

…………………

Es decir, los medios de comunicación y sus patrocinadores corporativos están promocionando la mujer moderna para las mujeres jóvenes de ho Están tratando de crear una mujer moderna  que es el polo opuesto de la mujer tradicional.
¿Cómo y por qué la élite haciendo esto?
Vamos a empezar con el “cómo “. Su MO es simple: Ellos están usando la televisión y los medios de comunicación en general. Basta con mirar a un puñado de programas de TV terriblemente degradados que las grandes corporaciones están vendiendo a las mujeres jóvenes:
Mob Wives
Amas de Casa Real
JERSEY ORILLA
SEXO EN LA CIUDAD
JERRY SPRINGER
STEVE Wilkos
MAURY Povich
Estos programas de televisión tienen una influencia negativa sobre las mujeres y los hombres jóvenes, y tienen un impacto negativo en la sociedad.  Además, la exposición repetida de los anuncios impresos, revistas, programas de televisión y películas que muestran  un modelo de mujer excesivamente delgada, hermosa, joven y sin defectos crea en muchas mujeres la frustración de no poder  alcanzar ese ideal de la belleza.
“En 1985, tres de cada diez (30%) mujeres estadounidenses dijeron que estaban descontentos con su apariencia física en general, cifra que aumentó a casi uno de cada dos (48%) para 1993.”
– Maggie Wykes, Barrie Gunter, If Looks Could Kill
También sabemos   cómo una gran corporación creó la idea de que si una mujer fumaba se hacía más poderosa e independiente; y esto es una idea que aún persiste. El objetivo de la gran empresa era vender más cigarrillos. Utilizaron los medios de comunicación para ayudar a alcanzar este objetivo, simplemente mediante la implantación de “una idea” en la mente de las mujeres.
¿Es posible, entonces, que los medios de comunicación y sus patrocinadores corporativos también han alentado a las mujeres a incorporarse al mercado laboral? Fue el movimiento feminista, en el catalizador que impulsó a las mujeres a entrar en  la fuerza laboral.
Para encontrar la respuesta,  sabemos que el ex candidato presidencial Aaron Russo (1943 – 2007) cuenta cómo Rockefeller confesó a él que el movimiento feminista fue diseñado socialmente para empujar a las mujeres a la fuerza laboral para aumentar los ingresos fiscales y ganancias de las empresas.

 

Esta información es asombrosa. Muchos creen que Russo fue asesinado a causa de las cosas que reveló sobre Nick Rockefeller y los planes secretos de la Rockefeller.
La total influencia económica, política, incluso espiritual-del movimiento de “liberación” de la mujer (feminismo) todavía se siente en cada rincón de la sociedad.
A causa de las mujeres que entran en el lugar de trabajo de forma masiva en los años 1960 – 1990, el precio de las viviendas y los vehículos se disparó. Las grandes corporaciones pueden ahora cobrar más por casas y vehículos, porque las mujeres que trabajan crearon el hogar de doble ingreso.
Podemos ver cómo el paradigma ha cambiado al ver viejos programas de televisión en blanco y negro como Leave it to Beaver que representan una familia de una sola fuente de ingresos. Papá llega a casa del trabajo a las 4 pm para cenar con su familia. Ellos disfrutan de una buena casa, un buen coche y un gran césped verde. Fue así como vivieron los ciudadanos de USA.
Por el contrario, las madres de hoy y los papás llevan a sus hijos a la guardería por la mañana temprano y van enojadosa trabajar con el fin de obtener los dos ingresos que necesitan sólo para mantener la cabeza fuera del agua, y para evitar que los bancos les desposean de de sus viviendas, automóviles, y sus vidas.

Hoy las mujeres son obligadas a trabajar, nos guste o no, las víctimas de la economía creada por el movimiento feminista (que ha perjudicado indirectamente la sociedad americana tradicional y los valores familiares). La gran mayoría de las mujeres están atrapadas en empleos de baja remuneración, sin futuro que contribuyen a la sensación de depresión, tristeza, ira, confusión, y así sucesivamente.
Hoy en día, las familias están teniendo menos hijos que nunca, una clara señal de que las mujeres están en peligro:
” Continuando con una disminución de 12 años, la tasa de nacimientos de los EE.UU. ha caído al nivel más bajo desde que los datos nacionales  están disponibles, según las estadísticas que acaba de publicar el Centro de Control de Enfermedades (CDC). ”

-About.com (2012 Estadísticas)

Además, más mujeres están teniendo hijos fuera del matrimonio -una prueba más de la ingeniería social de la mujer moderna:
” Más de un tercio de todos los nacimientos fueron de madres solteras ”

-About.com (2012 Estadísticas)

Entonces, ¿cómo podemos luchar contra la ingeniería social sobre las mujeres? ¿Cómo podemos ayudar a las mujeres luchar contra la enfermedad que les afecta? Tal vez puede ayudar si nos damos cuenta de que las mujeres nunca fueron realmente oprimidas. Las mujeres siempre se han respetado, querido y valorado, ante todo, en el hogar …
“El hombre puede ser el jefe de la casa, pero la mujer es el cuello. Y el cuello puede hacer girar la cabeza como quiera ”

-Mi gran boda griega.
” Una mujer feliz es una vida feliz. ”

Proverbio.
Las mujeres han sido importantes contribuyentes a las artes y las ciencias, y la civilización en su conjunto, sin embargo, este hecho parece ser minimizado por los medios de comunicación, ya que no se ajusta a la percepción de la realidad, que los medios de propaganda hacen creer a las generaciones más jóvenes.
En lugar de enseñar a las mujeres jóvenes que son iguales a los hombres, y que las sociedades matriarcales existieron en todo el mundo y todavía existen (búsqueda “Diosa Madre” sociedades como un ejemplo), ocultan esta verdad. En cambio, los “mass media” instan a las mujeres a sentirse inferiores a los hombres por los informes sobre “techos de cristal” para las mujeres y similares, incitando a las mujeres a querer participar en la “guerra entre los géneros” y sembrando en sus mentes sentimientos y deseos de querer competir con los hombres.

%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%

Conclusión:
El movimiento feminista de finales del siglo XX fue un fraude. Fue diseñado socialmente por la “Elite 1%” con el objetivo de convertir a las mujeres en fuerza laboral. Con las mujeres que trabajan, las grandes corporaciones han ganado más dinero que nunca.
El Elite 1% logra este objetivo mediante la implantación de la idea en las mentes de las mujeres de que son reprimidas por los hombres y que, a fin de superar los hombres y demostrar su igualdad con los hombres, que necesitan para competir con los hombres en el lugar de trabajo. Pero además, las mujeres que también están cumpliendo con sus roles tradicionales.
Como resultado, las mujeres están sufriendo más que nunca antes, y muchas están teniendo menos hijos (e incluso ninguno). El sueño de cuento de hadas de las mujeres a encontrar al apuesto príncipe y vivir felices para siempre-se ha transformado en la búsqueda de ganar dinero y competir con los hombres en el lugar de trabajo. El resultado es una sociedad en la que una tremenda carga cae sobre los hombros de las mujeres, en la que el Estado está controlando el cuidado de los niños en lugar de las madres, y en la que la salud general de la mujer está fallando como nunca antes.

=========

FUENTE:

 

file:///C:/Users/usuario/Pictures/7%20FEMINISM%20denunciado/%C2%A1%20RADIO%20TIERRA%20VIVA%20!%20%20El%20Fraude%20del%20Feminismo%20%20La%20exposici%C3%B3n%20de%20la%20Guerra%20de%20la%20%C3%A9lite%20sobre%20la%20Mujer.htm

DERROTA MUNDIAL…Gobierno Mundial

7 de diciembre de 2012

En lengua española, es uno de los libros de Historia más raros y difíciles de encontrar: En un blog titulado “La vida y muerte de Angel Tejeda” encontramos una crítica e información sobre el contenido de “Derrota Mundial”, lo cual explicaría por qué en todo el mundo  es casi impopsible hallarlo: Este es el texto:

Derrota Mundial

Aut. Salvador Borrego E.

Ésta, es una de esas entradas que más trabajo me cuesta comenzar a escribir. De alguna manera, no encuentro palabras adecuadas para describir la obra del Señor Borrego pues, independientemente de la forma en que llegó a mis manos, podría describirla como algo diferente y único; sin embargo, tampoco puedo describirla como un conocimiento total y definitivo, o apto para mentes cerradas o contagiadas de prejuicios que nos invaden desde las más mínimas edades.

Lo cierto, es que, como toda (o casi toda) la información que a diario recibimos de noticieros, periódicos, internet, etc., nada es imparcial en este mundo de conocimiento variable e interminable. Los libros de historia y documentales que acostumbramos ver, infunden un odio desproporcionado hacia el pueblo alemán de la década de los 30 y 40′s: Los nazis mataron a millones de judíos, torturaban prisioneros, rompieron los tratados mundiales de la Primer Gran Guerra y demás barbaridades. Muy probablemente esa sea una parte de la verdad, pero a medias.

Ninguno de esos materiales menciona las acciones que los soviéticos tenían contra los heridos, incluso los de su propia nacionalidad (A los alemanes les daban el tiro de gracia, a sus propios heridos los abandoban a sus suerte y despojaban de sus botas y abrigos). No mencionan que ellos también invadieron Polonia pero que ni ingleses ni americanos objetaron ante este hecho mientras que a Alemania se le declaraba la guerra por el mismo motivo.

¿Alguien sabe cómo llegaron 15,000 cadáveres de oficiales polacos (asesinados a sangre fría) a una fosa común en un bosque en las fronteras con Rusia? ¿Sabían que los primeros en actuar en contra de las convenciones de guerra y bombardear poblaciones civiles no militares,  fueron los ingleses de acuerdo con norteamericanos? ¿Sabían que al ser conquistada Francia por Alemania, no se exigió territorio alguno y se honró a los combatientes del país derrotado?

Adolf Hitler, contando con los gases más mortíferos (el Gas Sarín por mencionar uno) creados por el hombre dio la orden de no usarlos en contra de soldados aliados; el presidente norteamericano Roosevelt ordenó que todo oficial alemán capturado fuese eliminado. Los nazis, para finales de 1944, habían completado el desarrollo de la bomba atómica; por orden de Hitler no se utilizó; Estados Unidos, tras robar el secreto alemán, la lanzó en contra de dos poblaciones japonesas indefensas aún cuando esa nación ya había pedido la capitulación.

La totalidad del ejército inglés fue acorralado en el puerto de Dunkerke, los alemanes perdonaron sus vidas y los dejaron zarpar sin soltar un sólo tiro con la esperanza de firmar la paz en los inicios de la guerra; a cambio recibieron burlas y bravuconadas del ministro Churchill.

¿Han escuchado que, para ascender al poder, Lenin y Stalin realizaron purgas contra la población asiática que llevó a la muerte de cientos de miles de su propia gente?

Así es, este es un libro que nos muestra todo aquello de lo que, los que ganaron la guerra, prefieren hacerse de la vista gorda. Y sí, omite lo malo que hicieron los alemanes; pero si ya se han omitido los hechos que acabo de mencionar líneas antes, no hay argumento que nos permita juzgar esa “parcialidad”.

Ya casi conluyendo, éste es un libro para aquellos que ya tienen un conocimiento moderado sobre el conflicto entre Eje y Aliados; lo juzgo así, pues una mente que por primea vez se interesa en este universo, podría concebir ideas equivocadas sobre nazismo, antisemitismo, marxismo o bolchevismo.

Finalmente, hay una afirmación muy cierta: “El ejército de la Alemania Nazi, es el ejército jamás vencido por ningún otro”. Para ser consumido, se requirió una superioridad numérica de 25 a 1 y una alianza de más de 15 países en su contra. Y eso es algo que nadie, a favor o en contra, puede negar.

NEXT PRESIDENT?: ROMNEY mejor que Obama !

25 de octubre de 2012

10 BLOGS 10 ! … para leer y MIRAR

23 de septiembre de 2012

“La escuela de Frankfurt/Main”, el veneno ideológico de hoy

12 de julio de 2012

En el blog EL PENSAMIENTO DISIDENTE leemos un interesante texto que explica una de las causas

de la subversión y descomposición de los valores éticos y morales en Occidente.  Ese mismo texto es reproducido por TRADICIONDIGITAL.   Observamos en este texto que siendo una valiente denuncia y una aguda observación de la realidad, es también un ejemplo de objetividad y de rigor informativo. Incluso en su afán de moderación se omite el origen racial ó religioso de algunos de los más conspicuos representantes de dicha “Escuela de Frankfurt”.

Este es el texto al que nos referimos:

“La civilización occidental está actualmente atravesando una crisis esencialmente diferente a cualquier otra experimentada en el pasado. Otras sociedades cambiaron sus instituciones sociales o creencias religiosas influenciados por alguna fuerza externa o el lento desarrollo del crecimiento interno de la misma. No obstante, ninguna, ni la nuestra, jamás se enfrentó con la posibilidad de una alteración fundamental de sus creencias e instituciones en las que se basa todo el tejido de la vida social… Se está desarraigando a la civilización desde sus cimientos en lo natural y en la tradición y se la está reconstruyendo sobre una nueva organización artificial y mecánica como una fábrica moderna.”
Christopher Dawson. Enquiries into Religion and Culture, p. 259.

(…/…)

La revista ACW ( Association of Catholic Women’s) examinó el trabajo corrosivo de la Escuela de Frankfurt – un grupo de académicos que desarrollaron perspectivas altamente provocativas y originales en la sociedad y en la cultura contemporánea, recurriendo a Hegel, Marx, Nietzsche, Freud y Weber. No es que su idea de una “revolución cultural” fuera particularmente nueva. El Conde Joseph de Maistre (1753-1821), quien fuera masón durante quince años, escribió: “Hasta ahora, las naciones morían con las conquistas, es decir por las invasiones, pero aquí surge el gran tema: una nación puede morir en su propia tierra, sin llegar a reinstalarse en otro lugar y sin invasión, permitiendo que las moscas de la descomposición corrompan, desde la misma médula, aquellos principios originales y constitutivos que hacen a la esencia de lo que ella es”.

¿Qué fue la Escuela de Frankfurt? Bueno, en los días posteriores a la Revolución Bolchevique en Rusia, se creía que la revolución de los trabajadores se extendería a Europa y, finalmente, a U.S.A.. Pero no fue así. Para fines de 1922 la Internacional Comunista (Komintern) comenzó a considerar las razones. Por iniciativa de Lenin se organizó una reunión en el Instituto Marx.Engels de Moscú.La finalidad de la reunión era clarificar el concepto de una “revolución cultural marxista”, y ponerlo prontamente en marcha. Entre los presentes se encontraba Georg Lukacs (aristócrata húngaro, hijo de un banquero, que se hizo comunista durante la Primera Guerra Mundial; buen teórico marxista, desarrolló la idea de “Revolución y el Eros” – instinto sexual usado como instrumento de destrucción) y Willi Munzenberg (cuya solución propuesta fue “organizar a los intelectuales y usarlos para pudrir la civilización occidental. Sólo entonces, luego de corromper todos los valores y hacer imposibles la vida, podemos imponer la dictadura del proletariado”).

Ralph Toledano (1916-2007) – autor conservador y cofundador del National Review- comentó la mencionada reunión en los siguientes términos: “Fue quizás más perjudicial para la civilización occidental que la misma Revolución Bolchevique”.

Lenin murió en 1924, sin embargo, para ese entonces, Stalin comenzó a ver a Munzenberg, Lukacs y a gente de similar pensamiento como “revisionistas”. En junio de 1940, Münzenberg escapó al sur de Francia donde, bajo las órdenes de Stalin, un escuadrón de la muerte del NKVD lo capturó y lo colgó de un árbol.

Durante el verano de 1924, luego de que el V Congreso de la Internacional Comunista lo atacara por sus escritos, Lukacs se mudó a Alemania, donde encabezó la primera reunión de un grupo de sociólogos con orientación comunista, reunión que daría a luz la fundación de la Escuela de Framkfurt.

Esta “Escuela” (diseñada para poner en práctica su programa revolucionario) comenzó en la Universidad de Frankfurt, en el Institut für Sozialforschung. Para comenzar, Escuela e Instituto eran indistinguibles. En 1923 Felix Weil (1898-1975) funda el Instituto y lo establece oficialmente. Weil nació en Argentina y a los 8 años lo enviaron al colegio a Alemania. Asistió a las Universidades de Tübingen y Frankfurt, donde obtuvo un doctorado en ciencias políticas. Durante sus estudios en estas universidades comenzó a interesarse cada vez más en el socialismo y el marxismo. Conforme al historiador e intelectual Martin Jay, el tema de su tesis fue “los problemas prácticos de la implementación del socialismo”.

Carl Grnberg, director del Instituto desde 1923 hasta 1929, fue un marxista confeso, a pesar de que el Instituto no tenía ninguna afiliación política oficial. No obstante en 1930, lo reemplazó Max Horkheimer que pensaba que las teorías de Marx debían ser la base de las investigaciones del Instituto. Cuando Hitler asume el poder, el Instituto se cerró y sus miembros escaparon a U.S.A. , por varias rutas y migraron a las universidades estadounidenses más importantes – Columbia, Princeton, Brandeis y California, en Berkeley.

La Escuela incluía entre sus miembros al gurú de la Nueva Izquierda de los años 60: Herbert Marcuse (a quien el Papa Pablo VI denunciaría por su teoría de la liberación que “dio lugar al libertinaje disfrazado como libertad”); a Max Horkheimer, Theodor Adorno, al popular escrito Erich Fromm, Leo Lowenthal, y Jurgen Habermas – quizás el representante más influyente de la Escuela.

Fundamentos, objetivos y prácticas de la “revolución cultural

Básicamente, la Escuela de Frankfurt creía que mientras el individuo tuviera la convicción – o incluso la esperanza de la Fe – de que el don divino de su razón podría resolver los problemas que enfrenta la sociedad, entonces, esa sociedad nunca alcanzaría el estado de desesperanza ni de alienación, los cuales son imprescindibles para iniciar la revolución socialista. Su objetivo, por lo tanto, consistía en demoler lo más pronto posible el legado cristiano. para ello, necesitaban ejecutar la crítica destructiva más negativa posible de cada una de las esferas de la vida, la que sería diseñada para desestabilizar a la sociedad y tirar abajo lo que ellos llaman el orden “opresor”. Sus políticas, según esperaban, se difundirían como un virus – “continuando con el trabajo de los marxistas occidentales por otros medios”, como lo señalara uno de los miembros.

A los efectos de promover el avance de su “tranquila” revolución cultural – sin darnos, no obstante, idea alguna de sus planes para el futuro – la Escuela de Frankfurt recomendó (entre otras cosas):

1- La invención de delitos raciales.


2- El cambio contínuo para crear confusión.


3- La educación sexual y la incitación a la homosexualidad a los niños.


4- La destrucción de la autoridad de los colegios y profesores.


5- Grandes migraciones para destruir la identidad.


6- La promoción del consumo excesivo de bebidas alcohólicas.


7- El vaciamiento de las iglesias.


8- Un sistema legal desacreditado, con prejuicios contra las víctimas del delito.


9- Dependencia del Estado o de los beneficios del Estado.


10- Control y estupidización de los medios de comunicación.


11- Fomentar la desintegración de la familia.

Una de las ideas principales de la Escuela de Frankfurt consistía en explotar las ideas del “pansexualismo” de Sigmund Freud – búsqueda de placer, explotación de las diferencias entre sexos, quiebra de las relaciones tradicionales entre varón y mujer. Para promover sus objetivos, se proponían:

Atacar la autoridad del padre, negar los roles específicos paternos y maternos, y arrebatar a las familias sus derechos como principales educadores de sus hijos.


Eliminar las diferencias en la educación de los niños y de las niñas.

Suprimir todas las formas de dominación masculina.


Declarar que las mujeres son “la clase oprimida” mientras que los hombres “la opresora”.


Munzenberg resumió la operación a largo plazo de la Escuela de Frankfurt de la siguiente manera: ” Corromperemos occidente de manera tal que apestará”.

La Escuela sostenía que había dos tipos de revoluciones: la política y la cultural. La revolución cultural demuele desde adentro. ” Las formas modernas de sujeción son marcadas con suavidad”. Lo consideraban un proyecto a largo plazo y jamás perdían de vista el tema de la familia, la educación, los medios, el sexo y la cultura popular.

===

Nota de YRANIA:


A %d blogueros les gusta esto: